Actualidad RSS

«He luchado siempre por estar aquí»

22 julio, 2014

Andrea Morros, en su renovado taller de moda en la villa de Gracia de Barcelona

Andrea Morros celebra veinte años en el sector de la moda, y lo hace a medio camino entre la artesanía del barrio de Gracia y el lujo del paseo de Gracia de Barcelona.

Conviven dos esencias en Andrea Morros, la de la diseñadora y la de la modista. Y ambas unidas por el indispensable rol de empresaria que debe ejercer al frente de su firma de moda. Un rol que, en los últimos años, le ha exigido imaginación, adaptación y capacidad de cambio para continuar haciendo lo que más le gusta que es diseñar.

«El 2013 fue el peor año desde que abrimos hace dos décadas», explica la creadora Andrea Morros, en su renovado taller de moda en la villa de Gracia de Barcelona, donde lucen los vestidos de fiesta y de novia que diseña. Después de casi siete años de crisis económica, no fue hasta el año pasado que la firma sufrió con fuerza la sacudida económica que ha agitado casi todos los sectores de actividad.

Este descenso empujó la diseñadora a dar un paso adelante rediseñando su punto de venta y taller, abriéndolo aún más al público, lanzando una nueva web y, sobre todo, siguiendo haciendo valer el trato personal y el diseño hecho a medida que la distinguen. «Ahora, tenemos más luz, hemos pintado el espacio de blanco y hemos ampliado la zona de pruebas. Pero la principal intervención ha sido derribar la pared que separaba el escaparate del taller. ¡Este pequeño detalle ha hecho cambiar el negocio! Las nuevas clientas nos explican que pasaban a menudo por delante y no se atrevían a entrar porque no veían el interior desde la calle».

Andrea Morros se siente orgullosa de estar en el barrio de Gracia de Barcelona. Aquí ha ubicado su espacio creativo y de venta desde que decidió encauzar la marca cuando volvió de trabajar en Francia: «He luchado siempre por estar aquí. En la frontera entre la artesanía propia de la villa de Gracia y el lujo del Paseo. La renovación de nuestro espacio coincidió, además, con la reforma de la riera de Sant Miquel, donde estamos ubicados y esto se une a que, por primera vez, los turistas comienzan a cruzar la Diagonal y a subir hacia el barrio, fruto de las reformas que se han hecho en él. Antes esta arteria estaba degradada y muerta, y ha habido un cambio radical en cuanto a las visitas de turistas a la zona».

Costura exclusiva accesible

Romanticismo en las texturas, feminidad y sensualidad en las formas e inspiración en los grandes modistas del siglo XX son rasgos distintivos de las colecciones que cada temporada diseña Andrea Morros. En buena parte, su trabajo contiene muchos elementos de la experiencia vivida durante ocho años en Francia, donde trabajó junto a Michael Klein, también para la firma Chloé, donde se hizo cargo de las colecciones de punto bajo las órdenes de Karl Lagerfeld y con el diseñador Guy Laroche para su colección de vestidos de fiesta. La aventura en el país vecino comenzó después de terminar su formación en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda y de una estancia de cuatro meses en el estudio de la creadora Dorothée Bis. Es indiscutible que los diseños que presenta Andrea Morros se inspiran en buena parte en los trabajos y la experiencia adquirida en los inicios de su carrera profesional.

«Ofrecemos prêt-à-couture: es la costura adaptada a cada clienta que hace accesible la alta costura», explica Morros refiriéndose al sistema de trabajo que distingue su oferta. El público puede encontrar, en el espacio de Andrea Morros, una colección amplia de vestidos de fiesta y de novia que se pueden adaptar y modificar en función de sus gustos y con el asesoramiento de la diseñadora. «Personalizamos el prêt-à-porter, hasta convertirlo en trajes únicos. Incorporamos mangas, si son necesarias, trabajamos los escotes o las espaldas, teñimos a mano los vestidos con los colores que cada clienta elige. Trabajo con el mismo tintorero desde hace veinte años», señala Morros subrayando la importancia que tienen los detalles y los procesos artesanales en sus vestidos. Aparte de la colección prêt-à-porter, una de las ofertas tradicionales de la firma es el traje a medida, tanto para novia como de fiesta, que comprende precios a partir de los mil euros y hasta los tres mil.

Entre las novedades incorporadas en el último año, también se incluye la ampliación de esta horquilla de precios y, por tanto, las clientas pueden encontrar también vestidos y complementos de colecciones que alcanzan desde los ciento cincuenta hasta los mil doscientos euros. Una novedad que ha sido posible también porque la firma vuelve a ofrecer, como ya hacía en sus inicios, diseños multimarca además de las propias creaciones. «Se trata, sobre todo, de firmas francesas o de diseñadores que no tienen distribuidores aquí», remarca Morros.

Ofrecer soluciones

Todos estos cambios se adaptan a «una clienta que también ha evolucionado», explica la diseñadora catalana: «En el caso de las novias, por ejemplo, ya no encontramos chicas de veinte, sino mujeres que se pagan sus trajes y que, además, piensan en un diseño que sea una prolongación de su estilo de vida». Los cambios de los que habla Morros también incluyen una nueva gestión del tiempo, que influye directamente en los procesos de producción de talleres pequeños como el de Andrea Morros: «La gente viene con menos tiempo, tenemos novias que solo disponen de dos semanas antes de casarse, o clientas que viven fuera y se casan aquí. Hay que atenderlas comprendiendo sus circunstancias. Es esencial encajar tu oferta con los nuevos plazos de compra y, sobre todo, solucionar las demandas. Mi trabajo es en un cincuenta por ciento encontrar soluciones a los problemas de la gente. Está claro que, si tienes relaciones y vínculos con las personas, tienes que responder cuando te necesitan».

Cuando habla de los vínculos, Andrea Morros sabe lo que se dice, porque una buena parte de la clientela que tiene confía en ella desde hace muchos años. Quizás este hecho es el resultado de haber sabido hacer de la moda un elemento atemporal, al mismo tiempo que mantiene la sintonía con las tendencias: «Hay personas que se ponen un traje mío diseñado hace veinte años porque es un traje vigente y no está supeditado a un tiempo concreto. Creo que esta es la clave para tener éxito. Pero conseguirlo es muy difícil porque la sociedad de consumo en la que estamos inmersos va cada vez más rápido. Quizás una de las cosas que nos deja esta crisis es moderar esta forma de consumo. Antes, había novias que se compraban hasta tres zapatos para el día de su boda. ¡Era una locura!».

El próximo febrero, Andrea Morros celebrará su vigésimo aniversario con un desfile abierto al público que se celebrará en la misma riera de Sant Miquel. Será una forma de agradecer al barrio que la acoge las posibilidades que le da para acercar la moda a una gran variedad de público amante del buen diseño, y también de poner de relieve, de nuevo, el peso de una marca que, desde sus inicios, ha viajado en solitario haciéndose camino en un sector altamente competitivo. «Dentro de mi estrategia de negocio no contemplo participar en pasarelas colectivas. Me gusta organizar yo misma los desfiles y controlar bien la puesta en escena. Hacer un desfile es un lujo y sé bien el esfuerzo que representa», concluye la diseñadora pensando ya en el próximo desfile que organizará para celebrar las dos décadas que lleva en el mundo de la moda.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]