Actualidad RSS

«Imaginamos una tienda Brownie en las principales capitales de Europa»

16 octubre, 2015

Mercedes Ortega, fundadora de Brownie, juntamente con Joan Morera / Brownie

La firma de moda Brownie prepara su internacionalización en Portugal de la mano del nuevo consejero delegado, Albert Puyol.

—–

Recientemente incorporado a la marca, el pasado mes de septiembre, Albert Puyol es el nuevo consejero delegado de Brownie. Le han encargado el proceso de expansión internacional y también la ejecución y la definición del crecimiento de la compañía en los próximos años, para lograr tener una tienda en «las principales capitales de Europa». La responsable de comunicación de Brownie, Irene Framis, y miembro de la firma desde su fundación, explica que, hasta ahora, «habían pensado en abrir en ciudades como París o Londres», pero la entrada de Puyol les ha ayudado a configurar un plan de expansión mucho «más estructurado y orgánico».

Portugal será la sede de la primera tienda Brownie en otro país. Allí, tanto en Oporto como en Lisboa, se han trasladado para buscar local e identificar el mejor eje comercial para ubicar el nuevo establecimiento durante el período que queda para terminar el 2015.

«A todos nos gustaría poder abrir en Nueva York o Londres, pero detrás de estas aperturas hay grandes decisiones. Lo que queremos es empezar por una apertura cercana. Un lugar donde compartimos el clima y también la forma de vida, y Portugal tiene este perfil», asegura Framis.

Brownie es un proyecto empresarial familiar que nació en 2006, de la mano de Mercedes Ortega y Juan Morera con una primera tienda en la calle Santaló de Barcelona. Los dos con una fuerte experiencia en los sectores del diseño y el textil, respectivamente, no pensaban inicialmente que la firma viviría un proceso de crecimiento como el actual. Más concretamente, y gracias a las aperturas de nuevos establecimientos, en 2013 facturaron 4 600 000 euros, en 2014, 6 000 000 y, este año, prevén cerrar con un crecimiento de 11 000 000 de euros.

«No nos planteábamos crecer como lo estamos haciendo y tenemos previsto hacer. Pero es cierto que la incorporación de Albert Puyol nos da la confianza de que lo podemos hacer, poco a poco y bien», asegura Framis. Ella que también forma parte de la familia fundadora de Brownie, nos explica que la casualidad ha querido que Puyol, Morera y Ortega empiecen ahora a trabajar juntos: «Son amigos hace años, y en la reunión que mantuvimos este verano, nos preguntó cómo queríamos crecer. Ortega y Morera pensaron que su experiencia era imprescindible para hacerlo. Sabe qué procedimientos se deben seguir para que una empresa crezca. ¡La marca ya no es pequeña y queremos que sea más grande!», remarca la responsable de comunicación.

Framis se refiere a la larga experiencia de este directivo en el sector de la moda. Ex presidente de Loewe durante el periodo 2004-2009, Puyol ha liderado y ha participado en los procesos de expansión internacional de grandes firmas del sector de la moda. Lo hizo dentro del grupo Tèxtil Lònia, propietario de la licencia de fabricación y distribución de las firmas Carolina Herrera y Purificación García. Entre las firmas que figuran dentro de su trayectoria profesional, además, están las marcas Women’secret o la empresa de lencería Vives Vidal donde era responsable del mercado de Portugal, Francia e Italia, entre otros.

Aparte del crecimiento exterior y de la apertura de establecimientos, en «Andalucía, concretamente en Sevilla y Málaga y también en el norte de España –Oviedo es una posibilidad sobre la mesa–», la firma piensa en ampliar producto. «Queremos ofrecer una colección 100 % Brownie en nuestras tiendas. Hasta ahora, nos habíamos centrado en los jerséis y las camisetas. Los zapatos y los pantalones eran de otras marcas. Pero el año pasado, hicimos una primera prueba con una colección de pantalones y ahora ya los estamos produciendo nosotros», explica Framis.

Para los responsables de Brownie, el objetivo es que todas las mujeres, en diferentes franjas de edad, puedan encontrar una prenda en su colección. «Hijas, madres o abuelas deben poder comprar alguno de los productos del look de Brownie. Evidentemente, nuestro público objetivo más importante han sido las adolescentes, ellas han sido el motor para poner de moda la marca. Pero no diseñamos solo para ellas. Pensamos en las madres y, por qué no, ¡en las abuelas! No nos centramos en un único segmento, sino en todo el abanico al que podemos llegar», concreta la responsable de comunicación de Brownie.

Para entender las dimensiones del crecimiento de Brownie, Framis recuerda que hace seis años, cuando se incorporó a la empresa, tenían tres tiendas en Barcelona y eran cinco personas en las oficinas: «¡Las pruebas de la colección las hacíamos en casa! Ahora somos 20 personas en las oficinas y cinco en el departamento de comunicación, además del personal de tienda». Y lo más importante, tienen 13 establecimientos propios situados en las principales ciudades del Estado. Con la incorporación de Puyol, estas cifras seguro que incrementarán. Pero lo que no cambiará, recuerda Framis, será la apuesta por el Made in Spain: «Producimos el 70 % de la colección aquí. Principalmente, trabajamos con una fábrica de Igualada para hacer los jerséis, y con otros proveedores de proximidad. Si no encontramos aquí las máquinas o el tejido para hacer las prendas, lo buscamos, por ejemplo, en Italia. Allí hacemos los pantalones. Pero Mercedes Ortega tiene muy claro que todo lo que podamos hacer aquí, cerca, se debe conseguir hacer».

Tanto Ortega como Morera llevan toda una vida dedicada al sector de la moda y conocen muy bien las bondades de producir en proximidad. La primera ha tenido varias tiendas propias y una marca con su nombre. Comenzó vendiendo ropa que compraba en Londres o en Ibiza, en la conocida tienda El Camello de Barcelona. Casualmente, allí coincidió con algunos de los que hoy son directivos de grandes firmas de moda, como Isak Andic y, allí también, aprendió algunos de los secretos importantes para tener éxito en este sector. El segundo, Morera, atesora la experiencia adquirida en el sector del textil industrial, a través de su familia. El conocimiento de los dos ha hecho posible que nazca Brownie y que haya crecido durante los años más duros de la crisis económica. Enfrente de sí, tienen ahora un proceso de expansión que reconocen que no les llevará a «ser un segundo Inditex», pero con el que quieren conseguir, dicen, «presencia en todas las capitales europeas».

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]