Actualidad RSS

Acercar el arte a las personas

4 julio, 2019

ICRA Art, una tienda de material de bellas artes y un taller de ilustración y restauración / ICRA Art

ICRA Art es una iniciativa impulsada por dos jóvenes osonensas que busca acercar el arte a las personas mediante una tienda de material de bellas artes y un taller de ilustración y restauración

 

ICRA Art es mucho más que una tienda con un amplio surtido de material de bellas artes. En este local, situado en la rambla de Sant Domènec, 22, de Vic, dos jóvenes de Roda de Ter, Aina y Agnès Amblàs Casals, ofrecen servicios de restauración e ilustración haciendo realidad uno de sus sueños: acercar el arte a las personas.

La pasión de Aina y Agnès por la fauna, los fósiles y el dibujo las había llevado a soñar en tener un estudio de ilustración. Antes, pero, eran conscientes que debían formarse. Las dos se licenciaron en Historia, y después cada una se especializó en aquello que más le atraía: Aina en conservación y restauración de bienes culturales, y en concreto en Arqueología, mientras que Agnès hizo un master en Paleontología y se especializó en técnicas de ilustración, lo que le ha permitido acabar haciendo arte digital.

 

De la universidad a tener un negocio propio

Mientras estudiaban colaboraron con diferentes museos e instituciones ilustrando libros, haciendo reconstrucciones de fauna, trabajando en películas de animación, etc., pero al acabar los estudios decidieron tirar adelante su propio negocio y crearon ICRA Art, una tienda que a la vez es taller y estudio donde pintan, dibujan, restauran, hacen cursos, ofrecen conferencias, exposiciones…

“Hemos dibujado toda la vida, pero a partir de los 18 años nos aficionamos a la ilustración científica, haciendo retratos de fauna, y siempre habíamos tenido la ilusión de crear una empresa”. Para hacerla realidad, se apuntaron a Autoocupació, agencia de emprendeduría, innovación y conocimiento de Osona, donde las orientaron y ayudaron a crear su negocio. “Hicimos el plan de empresa y, aunque la viabilidad era justita, decidimos tirar adelante nuestro proyecto”, explica Aina.

Encontrar el local fue el siguiente paso. “No fue fácil, porque buscábamos un espacio que nos permitiera tener la tienda, una sala para exposiciones y el taller. Además, aquí, en Vic, los precios de los alquileres están por las nubes…”, comenta Agnès. Aun así, con ayuda de la familia consiguieron impulsar su proyecto “aunque los inicios fueron complicados, pero esto ya lo sabíamos”, remarcan las dos. Una de las acciones que las ayudó mucho fue participar en un programa de mentoring de Autoocupació. “Nos asignaron un mentor, Manuel, con quien nos reuníamos un par de veces a la semana, fuera presencialmente o por Skype, y nos ayudó a solucionar los puntos débiles de la empresa como, por ejemplo, la contabilidad, y nos guio para tirar adelante el negocio. Al final decidimos externalizar la contabilidad a una gestoría, ya que nosotras ya tocábamos demasiadas teclas, ¡pero suerte que tuvimos del mentor!”, subraya Agnès.

 

La tienda, la puerta de acceso

En un inicio la tienda fue la tarjeta de presentación de ICRA Art. Los clientes entraban atraídos por la amplia variedad de productos que vendían, y poco a poco también fueron descubriendo los servicios que ofrecían las dos jóvenes de Roda de Ter.

Después de esta etapa inicial, durante la cual se dieron a conocer a través de todo tipo de medios -con publicidad convencional, anunciándose en revistas, a través de las redes sociales…-, actualmente ICRA Art cuenta con una clientela fiel integrada por artistas, estudiantes de Eartvic, la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Vic situada en la misma rambla de Sant Domènec, personas aficionadas al arte… “Por lo que respecta a la tienda, nos diferenciamos de la competencia porque tenemos una gran variedad de productos, más de 10.000 referencias, y siempre introducimos novedades. Por ejemplo, si aparecen nuevos rotuladores de pintura en el mercado, nosotros los tenemos, o unos pinceles de silicona especiales… ¡Cada mes tenemos productos nuevos!”, apunta Aina.

 

El taller, el alma del negocio

A parte de la tienda, ICRA Art destaca por ofrecer los servicios de restauración e ilustración, además de organizar cursos de formación, exposiciones y todo tipo de actividades vinculadas con el mundo del arte. Aina se encarga de la parte de restauración y Agnès de la de la ilustración, y es en estas dos especialidades donde cada vez tienen más clientela y son más reconocidas. “Tanto los responsables de los museos y de diferentes instituciones, así como los particulares, ya nos conocen, valoran nuestro trabajo y vienen a buscarnos cuando necesitan, por ejemplo, plasmar un animal en un cuadro o un libro, o bien mostrar uno extinguido. También piden nuestros servicios para restaurar alguna pieza como un santo, un libro antiguo, un fósil… Además, si se tercia, también hacemos trabajo de campo; recientemente hemos restaurado el yacimiento del Mirador de Cretaci en Coll de Nargó, en el Alt Urgell, y ahora ya está listo para visitarlo”, explica Aina, quién se ha encargado de dirigir la restauración, mientras añade que últimamente han contactado con ellas los responsables de museos de Sant Feliu de Guíxols y Calella, “lo que significa que se nos valora fuera de nuestra comarca, y esto nos llena de esperanza e ilusión”.

Por ejemplo, las dos explican con entusiasmo el encargo que les hicieron del Parque de las Ciencias de Granada. “Nos pidieron que hiciéramos la escultura de un ornitorrinco nadando. Fue complejo encontrar referencias, ¡pero conseguimos la escultura hiperrealista que nos pedían! Y es que somos muy perfeccionistas, valoramos los detalles, tanto en las ilustraciones, las esculturas y las restauraciones, e intentamos que todo quede perfecto”.

 

La creación online

Por lo que respecta a la ilustración digital, esta no tiene fronteras, “ya que todo lo hago online y los clientes y la competencia no son locales o nacionales, sino que son de todo el mundo”, comenta Agnès. Actualmente ICRA Art tiene su propia página web donde se explica quién son, cómo trabajan y se muestran algunas de sus obras. Además, pero, han creado un blog en el cual Aina y Agnès son muy activas, “porque es una de las maneras de tener más presencia en las redes”, y también disponen de otras páginas web especializadas donde venden sus creaciones online y ofrecen sus servicios.

“Utilizamos las redes sociales más convencionales, como Instagram y Facebook, y publicamos un poco de todo: las exposiciones que hacemos en la tienda, si hacemos ofertas, los procesos de alguna restauración que estamos haciendo, o de ilustraciones… También tenemos un canal de YouTube que abrimos hace poco y donde colgamos todo el proceso de ilustraciones, de restauraciones…”, explican las dos jóvenes artistas, añadiendo: “Las redes sociales nos han permitido darnos a conocer y que los clientes nos tengan presentes”.

 

Implicación con asociaciones y entidades

ICRA Art forma parte de Vic Comerç –asociación de comerciantes muy activa de la capital de Osona que ofrece formación, ventajas para los asociados y sus clientes, etc.–, y recientemente ha colaborado en la campaña Vic Edició Limitada. “El gerente de Vic Comerç nos vino a ver para explicarnos que quería hacer una campaña para potenciar el comercio, pero quería que fuera diferente y que llamara la atención por aspectos como la calidad, la exclusividad, la originalidad, la creatividad… Le presentamos la propuesta que el producto que se vende en cada establecimiento fuera presentado como una obra de arte. La idea gustó e hicimos las ilustraciones digitales que se colgaron en el escaparate de cada tienda convirtiendo durante una semana unas setenta tiendas de Vic en museos.

Así mismo, ICRA Art ha participado en el Diagnóstico de Innovación Comercial de la Cámara de Comercio de Barcelona. “El primer año de funcionamiento del negocio ya hicimos un diagnóstico con Autoocupació, y creímos que sería interesante hacer un segundo con la Cámara para conocer el punto de vista de una persona experta y externa”, comenta Agnès. Entre las propuestas de mejora que les sugirió la técnica de la Cámara de Comercio destaca hacer más dinámico el escaparate para que atraiga la atención del peatón, “y, por ejemplo, nos aconsejó poner una pantalla de televisor para mostrar el proceso creativo de las piezas que restauramos o de las ilustraciones, cosa que hemos hecho porque nos pareció una buena idea”. También les recomendó posicionar mejor la web, mantenerla activa, publicar muchas noticias en el blog… pequeñas mejoras que Aina y Agnès han incorporado y que las ayudan a darse a conocer y encontrar nuevos clientes.

 

Proyectos de futuro

Cuando les preguntamos a Aina y a Agnès cuáles son sus proyectos de futuro, las dos lo tienen claro: trabajar a escala mundial; “para nuestro trabajo no hay fronteras”, remarcan a la vez. Por este motivo están preparando su web para salir fuera, al extranjero, y ofrecer sus servicios tanto de ilustración como de intervención en yacimientos, tareas museísticas, etc., en todo el mundo. Y es que, como ellas mismas destacan, “nuestro trabajo es nuestra pasión y ponemos todo el esfuerzo e ilusión en cada una de nuestras creaciones y asesoramientos”.

 

 

Este contenido se ha elaborado en el marco del Programa de Comercio Minorista 2019, cofinanciado por la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, comercio y Turismo y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]