Actualidad RSS

Aldomartins firma los jacquards más internacionales

5 febrero, 2015

Núria Bisbal, diseñadora de Aldomartins / Aldomartins

La marca igualadina Aldomartins exporta el 80% de la producción. Sus diseños se pueden encontrar en treinta y dos países del mundo, en un total de mil quinientas tiendas multimarca.

——

El primer trimestre del año siempre es el más atareado para el equipo de Aldomartins. Primero, visitan París, después, desfilan en la 080 Barcelona Fashion y, finalmente, cruzan el Atlántico para enseñar sus propuestas en la Fashion Coterie de Nueva York.

En medio de este apretado calendario y justo cuando acaba de regresar de Francia, Núria Bisbal, la diseñadora de la firma, nos atiende. Hablamos de sus proyectos de futuro y repasamos la trayectoria de la empresa familiar. Todo ello, en la antesala de la celebración de la pasarela barcelonesa donde Aldomartins presenta la colección otoño-invierno 2016. Un trabajo inspirado en los deportes alpinos de época y los cuentos populares de invierno.

En el exterior pronto

«Hace años, cuando empezamos a exportar, rápidamente nos identificaron como una marca de punto muy colorida con jacquards originales. Proponemos colecciones muy extensas, variadas, y con gran calidad y diseño», resume Bisbal para hacernos entender el gran atractivo que despierta Aldomartins fuera de casa.

Además de la propuesta de calidad y diseños llenos de colores, hay que añadir la experiencia de la compañía, gracias a abordar los mercados exteriores hace ya veinte años. Martí Bisbal, fundador y actual director de Aldomartins, decidió hacer el lanzamiento internacional en 1998. El escenario fue, como en el caso de otras empresas catalanas del momento, el país vecino, Francia. Bisbal expuso los diseños de Aldomartins en la feria Prêt-à-Porter de la capital.

Aquel primer paso internacional, lo hacía motivado por la convicción de que había que ampliar las fronteras del consumo para seguir creciendo y, también, después de una considerable inversión en infraestructura de producción, para levantar la actual fábrica de Aldomartins. La instalación, construida en 1995, tiene 4.000 m2, está situada en Igualada y cuenta con sesenta trabajadores.

Aldomartins es un magnífico ejemplo, junto con otras marcas de la zona, de innovación constante en maquinaria textil que les ha garantizado su presencia, después de la larga crisis del sector textil catalán. «Hemos procurado ser fieles a nuestro producto. Lo fabricamos todo aquí. Y hemos sido fieles también al espíritu creativo de la marca. Esto nos ha dado como resultado un producto único», asegura Bisbal, satisfecha de la atracción que despiertan las combinaciones de lana, mohair, cachemir o seda que aplican cada temporada a sus propuestas urbanas y actuales.

Familia y equipo

Bisbal forma parte, junto con sus dos hermanos, de la segunda generación en incorporarse a la empresa. Los hijos de Martí Bisbal ven en su padre un creativo a la búsqueda constante de nuevos retos: «Es muy intuitivo en los negocios, tiene olfato para el diseño y para la venta del producto. De hecho, él diseñaba también y, como buen emprendedor, siempre ha estado implicado en todo el proceso productivo».

La experiencia del actual director de Aldomartins le ha servido, con palabras de su hija, «para evitar escorarse, y utilizar todo lo que sabe para buscar nuevas apuestas». Esta actitud hace posible que hoy la firma de la familia Bisbal, fundada en 1975, siga plenamente activa.

Cada temporada, saca al mercado una colección de doscientas prendas todas de punto. «Donde dedicamos más esfuerzos es en crear cada temporada buenas colecciones que sorprendan a los clientes. Innovamos constantemente e intentamos que sean comerciales. Al fin y al cabo, vender es lo más importante para poder seguir adelante», resume Núria Bisbal.

Ella lleva vinculada a la firma desde 1997. Dirige el departamento de diseño y se sorprende cuando le recordamos que, en breve, hará veinte años que cada temporada crea nuevas propuestas para Aldomartins: «¡Veinte ya! Me gusta mi trabajo. Tengo la suerte de que no es nada monótono y cada elección es un reto diferente. Pero al mismo tiempo, evito pensar que ya está todo hecho, si no perdería la ilusión».

Una carrera lenta

Las propuestas que lidera Núria Bisbal miran siempre de reojo las tendencias. No las rehúyen pero tampoco se reflejan fielmente en ellas. Como nos explica, «siempre habrá otras marcas que pueden llegar más rápido al consumidor». Y añade: «Estas firmas diseñan y fabrican casi al mismo tiempo que puedes encontrar sus productos en las tiendas».

Aldomartins, por su parte, diseña un año y medio antes de distribuir las prendas en las tiendas multimarca. Fabrica siempre bajo pedido y tiene un stock mínimo en el almacén para proveer a los clientes que ya han comprado: «Tenemos que tener cuidado porque las tendencias son muy volátiles. Al mismo tiempo, sin embargo, debes tener olfato para detectarlas, porque es importante anticiparte a los gustos y deseos de los clientes. En definitiva, procuramos tener un sello propio en cuanto a innovación y creación y no ser dependientes de tendencias efímeras».

El sector de la moda «podría asimilarse a una carrera», con palabras de la diseñadora, que reconoce que, a veces, «no sabes en qué temporada estás trabajando». Coincide con sus colegas de profesión que la moda va cada vez más rápido: «Las ferias se celebran antes, las tiendas piden que les sirvas antes y todavía no ha empezado el frío, que ya están los escaparates de verano. Luego, cuando llega el tiempo que toca, comienzan las rebajas. Es un mundo un poco frenético que, a veces, ni yo misma entiendo. Parece que vivamos fuera de temporada».

Ahora bien, la sensación de trabajar simultáneamente en diferentes «frentes», no es un obstáculo para la creadora: «A menudo estás trabajando a la vez en tres campañas: una la que estás fabricando, la otra la que ya has terminado y estás vendiendo y promocionando en ferias y salas de exposiciones, además de la que ya estás empezando a diseñar. Es un caos, ¡pero apasiona!».

Gracias al ejemplo y la experiencia de Martí Bisbal, la segunda generación de Aldomartins es muy consciente de los sacrificios que lleva asociados iniciar un negocio. Saben que la prioridad es mantenerse firmes en el mercado. «Hasta ahora no ha sido fácil», subrayan y recuerdan que, siguiendo fieles a su ADN, la internacionalización del producto sigue siendo el proyecto más importante. Y Japón el mercado donde les gustaría incrementar su presencia a corto plazo.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]