Actualidad RSS

Arte y moda unidos por Eva Armisén

8 mayo, 2014

Eva Armisén

La obra de la pintora y artista Eva Armisén llega al mundo de la moda, la cosmética y los complementos. Su imaginario creativo atrae a un público muy diverso repartido por todo el mundo.

«Talento exportable» era el titular de un reportaje dedicado a Eva Armisén en un diario nacional hace unos meses. Exportable sí, pero sobre todo internacional. El trabajo de Armisén, nacida en Zaragoza y residente en Cataluña desde que estudió Bellas Artes en Barcelona, no tiene fronteras y, de hecho hoy, está más presente en los mercados de Asia y los EE. UU. que en el estatal. La primavera pasada firmaba su primera colección de prendas de moda para la firma O’2con. Una serie limitada de vestidos, camisetas y zapatos que se han vendido en los EE. UU., en Corea y China principalmente.

Corea y Armisén

Hace unos meses y coincidiendo con la Navidad, una gran instalación, con figuras y pinturas de la artista, presidió la entrada y el hall de la Doosan Tower de Seúl. Es uno de los malls más importantes de Corea con cientos de tiendas de moda. Y mientras su imaginario daba la bienvenida a los clientes de este centro comercial, las ventanas del Soul Art Space de Pusan, la segunda metrópolis más grande de este mismo país, se convertían en cuadros inmensos pintados por Armisén. Dos regalos únicos teniendo en cuenta que los coreanos son uno de los públicos que más quieren y valoran el trabajo de Armisén y donde más éxito está cosechando la artista, ya sea en forma de ropa, cuadros o, como recientemente ha hecho, aplicado a productos de belleza.

Corea del Sur es uno de los países referentes en moda para el continente asiático y una excelente puerta de entrada para expandirse a otros mercados de la zona. Con unos 49 millones de ciudadanos y una superficie equivalente a la quinta parte de la del Estado, ocupa el número 10 en el ranking mundial de mercados de cosmética. La actividad del sector está valorada en 7.200 millones de euros, según datos del ICEX, y ha experimentado un crecimiento del 68% desde 2008. El resultado más tangible es una población, sobre todo la femenina, que destina una buena parte de su gasto corriente al consumo de productos de moda y belleza.

En concreto para este último sector, la pintora ha firmado la adaptación de su obra a una colección de productos de cosmética para la firma The Skin food. Es la primera vez que esta compañía de belleza coreana trabaja con una artista y lo ha querido hacer con Armisén. «Hacer estos trabajos me conecta con un tipo de público que tal vez no podría comprar mis cuadros y me gusta poderme acercar también con estos productos. Ahora bien, las adaptaciones siempre las hago en ediciones limitadas porque no quiero ver mi imagen en todas partes», asegura Armisén.

Más que cuadros

Estos proyectos que van más allá de la pintura, la cerámica o la escultura y que se acercan más al mundo de la moda «han ido surgiendo sin planificarlo» —según reconoce Armisén— y son cada vez más frecuentes. Sobre la mesa hay ahora la posible propuesta de hacer una colección de bolsos de mano con una firma italiana, o un diseño de prendas para el hogar con una casa española-portuguesa: «A mí me gusta trabajar con las empresas cuando puedo conocer la gente que forma parte de ellas y puedo entender el mensaje que quieren hacer llegar al público. Imaginar otras historias y comunicarlas a través de estos trabajos más diversos es lo que me gusta».

«Sí, es cierto, ahora mismo trabajo mucho en Asia y en los EE. UU. y más fuera que aquí. Pero aquí tengo muchas cosas, la próxima semana inauguro una exposición en Valencia y la siguiente en Lisboa», explica Armisén, repasando un calendario frenético y sin tregua a lo largo de todo el año. Los Angeles es otra de las ciudades en la que las creaciones de Armisén reciben un gran reconocimiento del público. Allí se desplaza varias veces al año desde hace más de una década, para exponer en la galería Andrew Shire.

¿Qué es lo que hace que el lenguaje artístico de Armisén pueda establecer un diálogo con culturas y países tan diferentes? —le preguntamos y ella responde:

—¿Me preguntas cómo defino mi obra? Esto siempre es algo que me cuesta mucho explicar. Diría, sin embargo, que mi obra es muy narrativa y habla de las cosas fundamentales de la vida, de lo que te pueda hacer sentir bien. Y las personas se emocionan con ella.

La felicidad, la ilusión, los sueños, las risas, la soledad entendida como un momento de reencuentro y paz, son parte de la narración que Armisén traslada a sus cuadros y a las colaboraciones que hace con firmas de moda, de belleza, de decoración o del sector publicitario.

«Una de las primeras colaboraciones que hice fue con Coca-Cola. Vieron mi trabajo en una galería y me pidieron un proyecto juntos. Inicialmente, me costó entender que me movía dentro de unos márgenes que establecía la compañía, pero después, una vez me adapté a esta nueva forma de trabajar, ya está. Conseguimos un proyecto genial que a mí me aportó mucho. De hecho, de todos estos proyectos saco ideas para pintar, ideas que son muy interesantes», relata Armisén.

A continuación repasa la larga lista de colaboraciones que ha hecho durante estos más de 20 años dedicados al arte y se detiene para dar los detalles de uno de ellos. Uno muy especial: la tienda online «Los Armisén», que gestiona conjuntamente con su hermana. Aquí se puede encontrar todo el universo creativo de la artista aplicado a una gran variedad de productos: broches, ropa, abanicos, alfombras o piezas de joyería. Todos ellos llenan el escaparate virtual que Eva Armisén ha dedicado a su «familia mágica» y que une realidad y ficción para construir una narración dedicada a «las pequeñas cosas que nos hacen felices».

«La familia, como eje que estructura la obra, me sirve de excusa para muchas cosas. Ellos cuentan las historias juntos y, además, cada uno tiene su historia individual. No todo responde a la realidad de mi alrededor, construyo sus caracteres y algunas cosas pueden ser reales y otras no», explica Armisén para rehuir las comparaciones que se puedan hacer entre la obra artística y su realidad personal.

Damos por finalizada la conversación. Antes nos confiesa que tiene tantas ideas que le falta tiempo: «Me inspiro no deteniéndome, creo que la cuestión es no parar. ¡Esto hace que siempre tenga ideas y nuevas ideas! Hay personas que se ponen delante de un papel y que en algún momento pueden faltarles las ideas, a mí me pasa todo lo contrario. Tengo tantas que nunca se acaban».

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]