Actualidad RSS

Cataluña, fábrica de tejidos inteligentes

19 abril, 2018

Wearables, herramientas que permiten transmitir, recoger y analizar datos, y que se están aplicando especialmente en el ámbito de la salud y el deporte. / Eurecat, Centro Tecnológico de Cataluña

Empresas y centros tecnológicos de Cataluña abren mercados y crean nuevos productos que incorporan tecnología al textil

—–

Una camiseta que mide las constantes de un deportista; unos pantalones que reducen la celulitis; ropa interior antiolor; un body con sensores que prevé lesiones lumbares, o un bañador que cambia de color en contacto con el agua.

Estas son algunas de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías en el sector de los tejidos inteligentes, un sector que está previsto que este año llegué a los 135 millones de ventas (en 2013 registró 9,7 millones), según datos de Eurecat, Centro Tecnológico de Cataluña.

Actualmente, tanto los tejidos funcionales como la aplicación de nuevas tecnologías sobre el textil crecen a buen ritmo. Por un lado, se observa el cambio que experimentan los tejidos, los cuales pasan a ser inteligentes gracias a la utilización de nuevos materiales y nuevas técnicas de tejer e impresión que permiten que sean más ligeros, sostenibles, resistentes, etc. Por el otro, la combinación de textil y electrónica hace que una pieza de vestir se convierta en un gadget; es cuando hablamos de wearables, herramientas que permiten transmitir, recoger y analizar datos, y que se están aplicando especialmente en el ámbito de la salud y el deporte.

 

Centros implicados

Ante este nuevo escenario, la industria textil catalana no ha perdido el hilo y se está reconvirtiendo gracias, en parte, a desarrollar sus propias tecnologías en colaboración con Eurecat, Centro Tecnológico de Cataluña; Fitex, Fundació per a la Innovació Textil y el Centre de Recerca i Transferència de Tecnologia Tèxtil-Escola de Teixits de Canet de Mar (CRTTT). Los tres centros aportan innovación y facilitan la transferencia de conocimiento porque las empresas, especialmente las pymes, puedan obtener prototipos de nuevos productos y plantearse la fabricación comercial.

Otras de las herramientas con las que cuentan las empresas del sector es Reimagine Textile, una red de colaboración impulsada por Eurecat con la colaboración del Tecnocampus y Asegemaque, que conecta los principales agentes alrededor del textil para reimaginar las aplicaciones para el siglo XXI. A la vez, éste tiene un programa de alto rendimiento de acompañamiento para emprendedores con una idea de negocio en el sector textil-moda y que quieran incorporar innovación.

También es necesario señalar, que Mataró, Terrassa e Igualada son ciudades cofundadoras de la Asociación de Colectividades Textiles Europeas (ACTE), entidad que cuenta con más de 70 miembros de Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Polonia, Suecia, Rumanía y España.

 

De la tradición a la innovación

Desde el Centre de Recerca i Transferència de Tecnologia Tèxtil de Canet de Mar –gestionado por Eurecat en colaboración con la Diputació de Barcelona– destacan el esfuerzo que se está haciendo. “Que exista tradición en Cataluña es muy importante, ya que el textil que se ha quedado aquí es el que aporta valor añadido al producto, y los tejidos inteligentes son parte de este textil”, destaca Òscar Figuerola, responsable de documentación y difusión del CRTTT. Miquel Rey, director general de Negocio de Eurecat, se muestra de acuerdo con esta observación y añade: “Hace veinte años eran inteligentes los tejidos que servían para ir a esquiar y no pesaban 20 quilos. O los que eran transpirables y, a la vez, no dejaban penetrar el agua de la lluvia. En aquellos momentos eran innovaciones y actualmente son productos estándar. Las camisetas con sensores que miden el ritmo cardíaco, la temperatura o la presión sanguínea son las innovaciones actuales que pronto serán estándar y que ayudan a las personas a vivir mejor y a las empresas que las desarrollan a ser más competitivas”. Tanto Rey como Figuerola destacan que es en los ámbitos de la salud y el deporte en los que más se está investigando, y donde hay más necesidades y demanda, «porque permite incrementar la calidad de vida y prevenir riesgos o enfermedades», subraya el director general de Negocio de Eurecat. El representante del CRTTT pone diferentes ejemplos como los sofás y asientos de automóviles calefactables o nuevas aplicaciones en los tejidos de uso médico.

Por su parte, Lídia Morcillo, responsable de Innovación de Fitex, Fundació per a la Innovació Tèxtil, destaca que la tecnología ofrece oportunidades en toda la cadena de valor. “Actualmente, gracias a la tecnología –explica la experta en el marco de la jornada Innovación en la moda y el textil: digitalizando tendencias, que tuvo lugar durante el 080 Barcelona Fashion– podemos simular patrones y futuros tejidos sobre superficies sin necesidad de llegar al proceso de estampación y confección. Esta gran ventaja tiene que permitirnos ser capaces de cambiar mentalidades para que las empresas sepan que ahora ya no es necesario llegar a tocar el tejido final para saber si un diseño funcionará o no, ya que podemos ver esta simulación en pantalla o hasta proyectada sobre los materiales consiguiendo un excelente nivel de detalle».

Aún así, Miquel Rey considera “que para que este sector avance es necesaria una gran transformación en la que participen agentes de múltiples disciplinas y niveles, donde la innovación tiene que formar parte tanto del proceso de producción como del proceso de diseño o de los modelos de negocio”.

 

Iniciativas con tecnología propia

Body para prevenir lesiones lumbares

Wearlumb es un body elástico que integra diferentes tipos de sensores para prevenir riesgos de fatiga lumbar, una patología que produce incapacidad laboral a 142.000 personas en España cada año. La camiseta inteligente monitoriza la postura del trabajador y proporciona información sobre la evolución de éste y alerta de la probabilidad de recaídas. En su desarrollo ha participado la empresa SGS Tecnos, especializada en la prestación de servicios de seguridad y salud laboral, y Worldline, dedicada al desarrollo e implementación de soluciones en movilidad. A la vez, la Unidad de Tejidos Funcionales de Eurecat ha aportado su conocimiento en electrónica impresa sobre base textil y, en particular, en la línea de sensores impresos.

 

Maillot ciclista con calefacción

El maillot calefactable de Comfortec Sport –firma especializada en equipo deportivo de nueva generación- es ligero, flexible y cómodo y permite que los ciclistas soporten mejor las temperaturas de hasta 10 grados bajo cero. Esto es posible gracias a que incorpora una tecnología única al tejido mediante un sistema de calor activo. El maillot funciona con una batería que proporciona autonomía para varias horas, y el ciclista puede controlar y graduar la temperatura de la pieza gracias a un control que lleva en la zona del pecho.

 

Bañador que cambia de color

El equipo de natación sincronizada de Ucrania quedó cuarto en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, pero captó la atención mediática de todo el mundo con sus bañadores. Fueron un encargo de la catalana Anna Tarrés, entrenadora del equipo ucraniano y antigua responsable del combinado español. La idea dio lugar a unas piezas textiles que, gracias a la pintura hidrofóbica, mutaban de color al entrar en contacto con el agua. El proyecto implicó el trabajo de varias empresas, entre ellas Bunchsports (sublimación) y Tuc Tuc (patronaje).

 

Esterilla de yoga

SmartMat es el nombre de una esterilla para practicar yoga equipada con sensores conectados a una aplicación de teléfono móvil. Éstos proporcionan información de las posturas, y monitorizan la presión y el equilibrio del cuerpo. La esterilla ha sido desarrollada por la firma Sensing Tex que, entre otros productos, también ha creado una camiseta que monitoriza la posición de la columna vertebral y los ritmos cardíaco y respiratorio de la persona que la lleva puesta.

 

Telas impresas digitalmente

La firma japonesa Epson ha apostado por la impresión digital textil en colaboración con destacados diseñadores como Ion Fiz o Richard Quinn. Según datos de la compañía, España es el segundo país europeo en este tipo de producción y estima que prácticamente el 50% de la producción española es digital. La impresión digital textil permite realizar tirajes cortos, flexibles, ágiles y conseguir una mayor personalización de los diseños. Al mismo tiempo permite imprimir sobre todo tipo de superficies, reducir stocks y poder atender las demandas que realiza un mercado en cambio constante.

Es necesario señalar que los equipos de impresión textil mediante tinta permiten un 80% de ahorro energético, consumen un 60% menos de agua y, por lo tanto, reducen de forma notable la generación de residuos.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]