Actualidad RSS

“Cocunat quiere llegar lo más lejos posible”

26 abril, 2017

Sara Werner, socia fundadora de Cocunat / Cocunat

La empresa de venta online de cosmética, Cocunat, prevé entrar en el mercado asiático este año y llegar al cliente de la tienda física con un formato aún sin concretar.

—–

“Una cosmética sin parabenos, derivados del petróleo y sin sulfatos”, con estas palabras se presenta Cocunat ante el cliente. Desde 2013, la firma selecciona marcas de “cosmética 100% natural” para venderlas en su tienda electrónica y elabora también, una línea propia de productos. Detrás de Cocunat hay sus socios fundadores, Sara Werner e Ignasi Faus. Los dos comparten a partes iguales el 60% de la empresa. El cuarenta por ciento restante, lo controlan varios inversores, nombres habituales en las start-ups con un alto componente tecnológico y firmas de comercio electrónico. Se trata de Luís Martín Cabiedes, de Elena Gómez del Pozuelo, presidenta de Adigital y cofundadora de Womenalia, de la empresa Entrepeneur Hunter y del fondo PDG Invest.

La semilla del actual Cocunat la puso Werner. Conocía de primera mano la necesidad de encontrar productos cosméticos sin ingredientes sintéticos y solo procedentes de materias primeras naturales, debido a una enfermedad de la piel de su mare. Convirtió aquella situación familiar en una marca cada vez más reconocida entre el gran público y que este año, ha emitido los primeros anuncios por televisión. Werner explica que el objetivo de la firma es “hacer llegar la cosmética de Cocunat al mayor número de hogares posibles”. Precisamente por esto, “el modelo de venta por Internet es el más adecuado ahora mismo”, concreta. Pero tampoco descarta la presencia en tiendas físicas. Una idea que en 2014, consideró seriamente y que de nuevo, tienen sobre la mesa: “Nuestra apuesta no es solo online, pero es cierto que en Internet es donde somos buenos ya que yo venia del sector online y mi socio también. Tenemos pendiente la entrada al mundo offline. Tenemos que ver como evoluciona el 2017, pero es posible que nos veáis en algún espacio físico. Queremos hacer algo diferente, como somos nosotros. Por esto, buscamos una forma creativa y fresca de estar en el mercado [físico]”.

Complementos

Werner y Faus se conocieron cuando la primera trabajaba en la revista online para mujeres, Nosotras.com y el segundo, en la empresa Akamon que desarrolla juegos sociales en Internet. Los dos tenían una gran experiencia en los dos elementos clave de la base del negocio de Cocunat: la cosmética y las plataformas online. Además de su paso por Akamon, Faus había trabajado durante cerca de 10 años, en Microsoft, en los EEUU, como responsable del programa de experiencia de usuario. Werner aportaba su formación previa en cosmética química y su experiencia como directora de marketing y comunicación, durante un año, en Alqvimia, otra de las empresas de referencia en el sector de la cosmética y de los productos de belleza naturales.

“Con Ignasi nos conocimos cuando él era parte de Akamon y yo de Nosotras.com. Estábamos en la misma oficina y nos ayudábamos. Cuando le pedía ayuda por alguna cuestión relacionada con la experiencia de usuario y la innovación de la web, ¡me daba cuenta que era un fuera de serie! Vi que era mi otra mitad para crear un proyecto como el que quería hacer. Él aporta el análisis y la innovación tecnológica y cuando le expliqué el concepto de crear un empresa de cosméticos sin tóxicos, de apostar por un mundo orgánico y saludable, los dos lo vimos claro y lo hicimos”, recuerda Werner sobre los inicios de Cocunat.

A creciendo a toda velocidad

En Cocunat se viven días de 48 horas. El ritmo natural de una start-up donde todo pasa muy rápido y las decisiones se deben tomar con muy poco margen de tiempo, marca el día a día de los dos socios de la firma y también, de las 13 personas que forman parte. “No hemos crecido mucho a nivel de plantilla –Cocunat empezó con 8 trabajadores. Apostamos por el I+D en todos los procesos de la empresa. Toda la tecnología es nuestra y lo que hacemos es optimizar los procesos. Cuando vemos que alguno de ellos se encalla, lo analizamos, buscamos soluciones para mejorarlo. Una simple actividad como es hacer una caja para transportar nuestros productos, intentamos reducirla a un paso en lugar de dos. Esto nos permite crecer mucho por lo que respecta a la facturación, mientras que no hace falta que incorporemos nuevo personal. No somos una start-up de 30 personas, pero sí de perfiles de alto nivel. Esto aumenta el alcance de nuestras acciones”, explica con detalle Werner quien se muestra feliz asegurando que la empresa “crece y lo hace muy rápido”.

Cocunat quiere llegar lo más lejos posible”, asegura su socia fundadora. Des del principio, no se han puesto límites y asegura que “quieren hacer algo muy potente”. En esta dirección, se sitúa su decisión de entrar en diferentes mercados asiáticos este mismo año. Países como Hong Kong, Taiwán, Singapur y Japón están dentro del plan de internacionalización de la firma para los próximos meses. Las cláusulas de confidencialidad de la empresa no le permiten dar datos de facturación, pero diferentes fuentes que han consultado los datos públicos disponibles, apuntan que la firma facturó en 2015 –tres años después de su creación-, un millón de euros y esta misma cifra ha ido en aumento en los siguientes ejercicios económicos. Actualmente, Cocunat vende 1200 referencias a las cuales se suman las variantes de color y medida de cada una de ellas. Tiene ya siete productos propios y se plantea hacer hasta veinticinco.

La selección de las mejores firmas de cosmética natural, y “libres de tóxicos” tal y como puntualiza Werner, es una de sus actividades más importantes. Pero cada vez más, la línea propia de Cocunat coge protagonismo dentro de la actividad de la empresa. Esta es la cuestión que le ocupa más tiempo y esfuerzos al equipo. Werner subraya que el objetivo es “encontrar los mejores ingredientes y los más adecuados para los clientes para elaborar sus productos”. En este sentido, recuerda que Cocunat solo formula con “ingredientes libres de tóxicos y que son orgánicos y el máximo de respetuosos con el medio ambiente”. Para llegar a estos objetivos, la firma tiene un equipo propio de expertos en química y formulación estética, encabezado por la experta Marta Estevanell, que había trabajado también antes, para Alqvimia. “Podemos garantizar la calidad de nuestros productos porque formulamos en casa, tenemos la propiedad intelectual de los productos que creamos”, matiza.

En esta línea y más allá de hacer crecer el negocio, Cocunat se dirige por un lado, a aquellos clientes que ya están concienciados con la importancia de comprar productos naturales y respetuosos con el medio ambiente. Del otro, se dirige al público en general y al propio sector porque su misión es, como dice Werner, “cambiar los patrones de consumo de la cosmética y dirigirlos a un consumo más sostenible y orgánico”.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]