Actualidad RSS

Consolidarse primero y crecer después, la fórmula de ese O ese

9 marzo, 2015

Tienda ese O ese en la Rambla Catalunya de Barcelona / ese O ese

Crecer en medio de la crisis económica actual ha estado al alcance de muy pocas empresas. Ese O ese lo ha conseguido. Solo en 2013, aumentaron la facturación un 14 %.

—–

Aprendieron a capear las crisis antes de esta última sacudida, la de 2008 que aún perdura. Era la Barcelona de los años noventa, justo después de las olimpiadas. Ese O ese, una pequeña marca de moda, había nacido en la ciudad hacía pocos años, en 1988. Su incipiente proceso de crecimiento se topaba de frente con un mercado atónito ante las cifras de paro desorbitadas en el Estado –un 24 % de la población–, el volumen de deuda pública cercano al 68 % del PIB y tres devaluaciones de la peseta en solo nueve meses. «Estuvimos a punto de desaparecer, éramos muy pequeños y de golpe se paró el mundo. Pensábamos que no seguiríamos adelante», recuerda la directora creativa y fundadora de ese O ese, Eva García. La realidad es que la firma continuó su proyecto empresarial. De aquel capítulo aprendieron muchas lecciones.

García ríe cuando nos referimos a ese O ese como una empresa veterana, que ya cuenta con dos décadas largas de vida. «Es cierto, no lo habíamos pensado, ¡pero ya somos veteranos, sí!», repite alegre. Sus palabras siempre van precedidas de cierta prudencia y también de unos minutos de reflexión. ¿Qué aprendisteis de la primera crisis, la de los años noventa?, le preguntamos. De nuevo, unos instantes de reflexión: «Aprendimos a superar esta que hemos tenido ahora. Lo digo sin arrogancia. Entonces, fue cuando dimos cuenta de que hay que atar corta una empresa, controlar toda la estructura y los procesos, y solo dar pasos cuando tienes consolidados los anteriores». Pero no se detiene ahí: «Las expansiones me dan miedo. La prioridad es mantenerse y consolidarse. En el sector de la moda, hoy estás de moda y mañana ya no lo estás porque se han olvidado de ti. Hay que innovar constantemente, investigar en procesos y productos y no dejar de pensar».

Balance mientras crece

En marzo, ese O ese abrirá una nueva tienda en Bilbao y, después, trasladarán el establecimiento que tienen en el centro comercial de Salt hasta el centro de Girona. «Antes, no podíamos estar ahí, ¡ahora sí!», remarca. El año que viene tocará Palma, Zaragoza y Sevilla. Todavía no hace un año –el mayo de 2014– abrieron la tienda insignia de ese O ese en la Rambla de Cataluña, en el corazón comercial y turístico de la ciudad de Barcelona. Un local de 150 m2 que años atrás había sido la sede de un taller de costura. Estas raíces todavía se pueden ver en el mobiliario y la decoración del nuevo establecimiento de la firma. También en 2014, en octubre, inauguraron otro punto de venta propio, en este caso en Sant Cugat del Vallès. «Podríamos tener más tiendas, de hecho los miembros más jóvenes del equipo siempre me animan a hacerlo. Pero hay que tener cordura. ¿Quizá tenemos demasiada?», se pregunta la fundadora de ese O ese.

Eva García confiesa sentirse muy contenta del buen funcionamiento de la firma: «¡Si todo terminara aquí, pensaría que ha ido muy bien y no pediría más!». Sin embargo, las inercias propias del mercado de la moda y también las previsiones de crecimiento que se han marcado, exigen a ese O ese incrementar la estructura empresarial, tanto en puntos de venta propios como en clientes multimarca, en nuevos mercados internacionales y también, por supuesto, con respecto al equipo propio. «Este año hemos incorporado una persona para potenciar la tienda en línea. Es una prioridad para estos próximos meses», pone como ejemplo García.

Las personas y el producto

Eseoese facturó por valor de doce millones de euros en el 2014 y este año, sus previsiones sitúan la facturación del 2015, por encima de los trece millones. Así mismo, tiene previsto llegar al millón de euros en ventas en los mercados internacionales durante este ejercicio –hoy venden por valor de setecientos cincuenta mil euros.

Ahora bien, cuando le preguntamos a su fundadora por el principal proyecto de la firma, ella apunta a los fundamentos de cualquier proyecto empresarial que quiere seguir siendo exitoso entre sus clientes: «Tener cuidado de nuestro equipo de profesionales y mejorar el producto».

García se disculpa por proyectar un discurso muy clásico hablando de producto y de personas, «cuando en realidad a todo el mundo le gusta hablar de expansión», remarca. Pero lo cierto es que ella tiene la firme convicción de que solo invirtiendo en innovación, en nuevos tejidos, hilos, procesos de costura y diseño serán capaces de mantener el atractivo entre la competencia. «Hay mucha competencia y también hay algunas empresas que copian nuestros diseños. La única forma de competir en este contexto es innovar y no dejar de ser creativos manteniendo nuestro ADN», subraya. Y añade: «Si entramos en una batalla de precios no tenemos nada que hacer. Siempre habrá gente que puede producir manteniendo los precios más bajos que nosotros. Debemos destacar investigando en tejidos y probando cosas nuevas».

Hoy es martes y cada martes, en ese O ese, tienen reunión de patronaje. Ha terminado hace pocas horas y ha asistido, como es habitual, una responsable de las doce tiendas propias que tiene la marca. «¿Qué dicen las clientas de esta blusa?», le pregunta Eva García. «Que es muy cómoda, pero en cuanto a los pantalones dicen que no se acaban de ajustar bien», responde la responsable de tienda que asiste, hoy, a la reunión de ese O ese. «A ver, agáchate. Como si cogieras el niño», indica García a la modelo que protagoniza el fitting de esta mañana.

Esta es una posible escena de todos los martes en las oficinas de ese O ese. «Para nosotros es el momento más importante. Hacemos todo tipo de preguntas a las responsables de tienda y muchas pruebas con nuestra ropa. Estamos siempre pendientes de lo que pasa en los establecimientos, de las sensaciones que genera el producto. Esto es más importante que las tendencias. Y cuando lo hacemos, pensamos en una mujer normal, que coge el metro, va al parque con los hijos y trabaja. Una mujer muy normal», remarca Eva García, después de relatar la reunión de patronaje de esta mañana.

Distribución del proceso

El diseño y los procesos de innovación de ese O ese están totalmente centralizados en Cataluña. La producción de las prendas de la firma se reparte Portugal, el cuarenta por ciento, el Estado el treinta por ciento, y el resto en Marruecos, Turquía y otros países asiáticos.

Aquí, ese O ese mantiene una estrecha relación con productores de hilo y de tejidos de Igualada: «Constantemente hacemos pruebas con nuevas combinaciones de materiales para hacer hilos y tejidos diferentes. Esta es nuestra esencia. Además, en Igualada producimos todo el tricot. Hay profesionales y artesanos excepcionales».

La directora creativa de ese O ese, que comenzó en el sector de la moda cuando era muy joven, junto con el otro fundador de la marca, Willy López, ha aprendido todo lo que sabe siguiendo de cerca cada uno de los pasos del proceso de producción. En este sentido, recuerda que para ser un buen profesional, hay detalles importantes que no están en los dibujos ni en las aulas. «Los tintes, los colores, los acabados que necesita cada prenda y, en definitiva, en la parte más industrial de la moda está la clave para hacer un buen producto», reflexiona.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]