Actualidad RSS

Cubiñá: la sabia combinación de diseño, calidad y servicio al cliente

29 junio, 2018

Tienda Cubiñá en el edificio modernista Casa Thomas de la calle Mallorca de Barcelona / Cubiñá

La empresa familiar barcelonesa fabrica y comercializa muebles, iluminación y objetos de diseño de calidad para particulares y profesionales

 

El impresionante edificio modernista Casa Thomas –situado en la calle Mallorca, 291, de Barcelona, proyectado por el maestro Lluís Domènech i Montaner el año 1895 y que albergó un taller de litografía– acoge la empresa familiar Cubiñá, una compañía centenaria consagrada al diseño, el interiorismo, la fabricación y la distribución de muebles. Anteriormente, pero, la familia Cubiñá contaba con diferentes tiendas, entre ellas la emblemática La Favorita –un edificio de diez plantas en la calle Urgell con Sepúlveda– donde era posible adquirir todo tipo de muebles y objetos de decoración de diferentes estilos y para todo tipo de públicos.

“En 2006 decidimos hacer un cambio y posicionarnos de una manera diferente”, explica Edgar Cubiñá, propietario y director general de la empresa. “Adquirimos la Casa Thomas, cambiamos el nombre del establecimiento, poniéndole el apellido familiar con el que todo el mundo del sector ya nos conocía, y optamos por ofrecer un mobiliario más contemporáneo, de diseño, con una fuerte presencia de firmas internacionales”, añade el bisnieto del fundador quién ha hecho realidad el dicho “roda el món i torna al Born”. Economista y con una amplia carrera directiva en diversas empresas del sector turístico y la restauración, cuando hace un par de años su padre -Jordi Cubiñá- le comunicó que tenía intención de pasar a un segundo plano, Edgar decidió dar un paso adelante: adquirió el 80% de las acciones de sus tres tíos y tomó el control de la empresa familiar. Actualmente comparte dolores de cabeza y satisfacciones con su padre, quién tiene el 20% restante de la compañía.

El negocio ha conseguido trampear la crisis y actualmente avanza a buen ritmo gracias a la sabia combinación de la venta al detalle en su showroom y las instalaciones (contract), a una clientela que abraza particulares y profesionales –interioristas, arquitectos, aparejadores, etc.- que operan como prescriptores.

 

Más de 1.500 m2 dedicados al diseño

En la tienda, un espacio amplio y diáfano de más de 1.500 metros cuadrados repartidos en dos plantas, encontramos representadas una treintena de marcas nacionales e internacionales –”pero trabajamos y distribuimos más de sesenta firmas”, remarca Cubiñá– que permiten al visitante adentrarse en las últimas tendencias en mobiliario y decoración. “Queremos ofrecer al cliente una experiencia de compra sorprendente, que empieza con el edificio y continua por los diferentes ambientes creados. Intentamos que todo esté muy bien presentado y cuidamos los detalles para que la clientela pase un rato agradable”, explica el propietario de Cubiñá, firma que echa de menos el espacio que ha dejado Vinçon y que “salvando las distancias, intentamos honorar un concepto tan único e irrepetible, ya que aquí se respira diseño y creatividad, y ofrecemos una experiencia de compra relajada, tranquila, sin caminos, para poder descubrir la tienda al ritmo que el cliente desee”. Es necesario destacar que, para conseguirlo, Cubiñá ha contado con la colaboración del interiorista Blai Puig, una de las figuras más reconocidas en el sector del diseño de interiores en Barcelona.

 

Showroom para profesionales

Además, en esta nueva etapa Cubiñá sigue apostando por el contract. “Colaboramos con arquitectos, interioristas, diseñadores, aparejadores, constructores, etc., y les ofrecemos todo tipo mobiliario y soluciones a medida para restaurantes, cafeterías, hospitales, áreas de servicio, aeropuertos…”, explica. Entre los últimos proyectos en los cuales han colaborado encontramos el restaurante L’Olivé, el restaurante Bravo del hotel W o el Gran Hotel Havana, los tres en Barcelona. Además, de la mano de Areas –”que hace casi 30 años que es cliente nuestro”–, ha participado en grandes proyectos internacionales, como una gran área de servicio en Florida y varios locales en París o en el aeropuerto de Miami.

 

La impresión de la clientela

Cuando le preguntamos a Edgar Cubiñá qué considera que valoran sus clientes particulares, este apunta tres aspectos: la experiencia y la tradición, “hace más de cien años que nos dedicamos a este sector y hemos sido siempre una empresa muy estable, lo que genera seguridad al cliente”; las marcas que distribuyen, “como hace mucho tiempo que estamos en el sector, vamos a ferias, todo el mundo nos conoce, y para algunas firmas estar presentes en Cubiñá es un plus”, y el edificio, “ya que ofrecemos una experiencia de compra gratificante”.

En el caso del contract, el propietario y director general de la empresa, considera que “es más duro, porque se trabaja mucho más a precio”. Aún así, la firma es competitiva porque participa en una fábrica en Torelló que le permite hacer muebles especiales, a medida, personalizados, con los acabados que el cliente pide. “Tener fábrica propia ayuda mucho, podemos hacer muestras, cambiar lo que sea necesario, adaptarnos, y cumplir con los plazos, y esto para un hotelero o un restaurador es muy importante”. Según Cubiñá, actualmente entregar el material en los plazos establecidos “tiene un valor brutal”, porque los proveedores no siempre cumplen. “En nuestro caso, si nos falla un proveedor, buscamos como solucionarlo para que el cliente pueda hacer la apertura cuando está prevista y, si hace falta, le dejamos un producto similar o se lo fabricamos. Intentamos ofrecer soluciones y transmitir tranquilidad a nuestros clientes”, remarca el bisnieto del fundador.

 

Cambio de nombre

Cambiar el nombre de un negocio no siempre es fácil, y tampoco es garantía de éxito. A pesar de ello, la familia Cubiñá lo tuvo claro. “Con el cambio de sede iniciamos una nueva etapa, y necesitábamos explicar que nos dirigíamos a un segmento diferente del de La Favorita. Además, el apellido Cubiñá ya era muy conocido en el sector, estaba bien posicionado, y nos pareció que el cambio sería positivo”, explica Edgar, quien añade que no han hecho una comunicación específica explicando este cambio de nombre. “Lo hicimos en 2006, en 2007 empezó la crisis y desde entonces nuestro objetivo ha sido intentar llevar adelante y promocionar mucho el contract, ya que los hoteles y los restaurants continuaban haciendo pedidos y era lo que nos permitía avanzar en el día a día”.

Actualmente el 55% de las ventas son en el segmento contract y el 45% restante las realizan particulares en la tienda. “En 2017 la tienda creció mucho, un 28% más que el año anterior, aunque el último trimestre de 2017 fue difícil, y el contract un 12%”, apunta Cubiñá, quién ve difícil vender muebles de calidad online. “Tenemos la página web y un catálogo digital que se actualiza de manera constante, pero no vendemos por internet, puesto que nuestro cliente quiere ver, probar, tocar los productos, hablar y comentar la compra con el vendedor, y contar con un buen servicio posventa que le pueda solucionar de manera inmediata y sin obstáculos cualquier incidencia”. A pesar de ello, la firma está trabajando en un e-commerce con una marca diferente de productos más económicos, “un concepto diferente del de la tienda que sí es viable vender online y que dirigimos a otro tipo de clientela”.

Para avanzar en todo lo que son las nuevas tecnologías, Cubiñá ha solicitado a través de la Cámara de Comercio de Barcelona un fondo europeo que, “con una inversión máxima de 7.000 euros nos subvenciona el 40% siempre que sea en temas tecnológicos, que pueden incluir desde el sistema informático de gestión hasta pantallas digitales dentro de la tienda para que la experiencia de compra sea más interactiva, o bien un televisor en el escaparate o una inversión anual en SEM, por ejemplo. ¡Está muy bien!”, concluye Edgar Cubiñá.

 

 

 

Este contenido se ha elaborado en el marco del Plan de Comercio Minorista 2018, cofinanciado por la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea.

Servicios de Barcelona és moda

eCommerce

Abre tu negocio en la red   Tu tienda online las 24 horas del día. Permite que tus clientes accedan fácilmente a tus productos con un catálogo online actualizado

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]