Actualidad RSS

De la tienda al museo: Salvatore Ferragamo, Gucci y Loewe

26 mayo, 2014

Galería Loewe Barcelona / Loewe

Aprovechando una vista a Florencia, donde están ubicados los museos Salvatore Ferragamo y Gucci, Barcelona es moda se propone analizar a través de estos dos casos y el de la Galeria Loewe de Barcelona, como estas tres marcas de lujo, reconocidas a nivel internacional, recrean su historia y tradición a través de las salas de sus museos.

La historia, la innovación y la calidad como experiencia de marca

En el Museo Salvatore Ferragamo, como en el Museo Gucci, desde la primera sala, nos adentramos en la historia de sus fundadores, donde se nos explica los orígenes de la marca y las innovaciones que aportaron por lo que respecta a la calidad, los materiales como a la técnica. Muchas de las creaciones convertidas en iconos con el paso de los años, han pasado a la historia de la moda y se han convertido en símbolos reconocidos a nivel internacional. En la Galería Loewe de Barcelona, el planteamiento expositivo es similar, con un recorrido por la historia y la tradición de la marca, pero con el acento en el trabajo artesanal que hay detrás de las piezas icónicas como el bolso Amazona. El dominio de la técnica, la calidad y la historia son elementos indispensables de estas marcas de lujo para hacernos soñar y desear los productos de lujo.

El Museo Salvatore Ferragamo, ubicado en el subterráneo  de la sede de la marca desde 1938, en el Palazzo Spini Feroni, nos presenta a su fundador como un creador innovador que ha pasado a la historia de la moda por su interés en investigar de la forma perfecta del calzado y la creación de su propio método. Entre las innovaciones que aportó, también destaca el uso de materiales inesperados como la rafia, el corcho, el hilo de nylon o los papeles para envolver caramelos, durante los períodos de escasez de materiales alrededor de la Segunda  Guerra Mundial. De estos procesos innovadores surgieron zapatos icónicos como las sandalias invisibles de hilo de nylon o las sandalias kimo con media tobillera intercambiable. Por lo que respecta al color, más allá del negro, el marrón y el blanco, Salvatore Ferragamo utilizó colores atrevidos y brillantes para crear zapatos elegantes y con personalidad propia. Le exposición temporal, que podía visitarse hasta el 18 de Mayo, The Amazing shoemaker, nos transportó al mundo mágico de los cuentos de hadas, donde el zapato no es un objeto, sino todo un símbolo.

El Museo Gucci, también empieza con la historia de su fundador, Guccio Gucci, quien trabajó como ascensorista en el Hotel Savoy de Londres, donde quedó fascinado por la elegancia de la clase alta de los años veinte. Esta experiencia le inspiró para crear los productos de marroquinería y accesorios que más tarde confeccionaría en el taller que abriría en Italia. En el recorrido por las tres plantas del museo, Gucci nos presenta los elementos que han hecho de la marca lo que es actualmente: los bolsos de viaje, el símbolo GG, los  vestidos de noche que lucen las celebrities en los actos más importantes del mundo del cine el teatro y la música, así como las piezas icónicas de la firma, Entre ellas, el bolso de mano Bamboo, el motivo floral, Flora, que se reinventa cada temporada o el mocasín con horsebit. El bolso Bamboo, creado en 1947, se convirtió en todo un éxito de la firma por su innovación y creatividad, ya que para su confección se utilizó piel de cerdo y bambú, como respuesta  a la escasez de materiales durante la guerra.    

Por lo que respecta a la Galeria Loewe, la experiencia que ofrece es un poco diferente. Durante su recorrido, aunque también se encuentran piezas históricas de la casa y la recreación de uno de los escaparates más significativos de la firma, la experiencia está más centrada en la experimentación de marca. A través de instalaciones multimedia y elementos vinculados a la experiencia sensorial, el visitante percibe el valor añadido de la marca. El árbol de texturas, colores y acabados de la primera planta permite apreciar a través del tacto la calidad de las pieles que utiliza Loewe. Por otro lado, el holograma de la entrada, nos explica en pocos minutos el trabajo artesanal que hay detrás del proceso creativo de un bolso Amazona. Una de las piezas icónicas de la firma, creada en 1975, y que desde entonces se ha reinterpretado  en diferentes colores y materiales, tal y como muestra la instalación interactiva, que el visitante se encuentra a continuación.    

La vinculación con el arte

La vinculación con el arte es uno de los elementos que siempre ha estado presente en las  marcas de lujo, ya sea a lo largo de la historia con colaboraciones con artistas o, como nos ocupa ahora, en la dedicación de espacios en sus museos. El arte, es un elemento clave de  inspiración para las marcas que tienen en su ADN la creatividad, el diseño y la vanguardia. En los casos que nos ocupan, estos ejemplos históricos se ven en la colaboración de Salvatore Ferregamo con el pintor futurista Lucio Venna para la creación de bocetos publicitarios, o el de la firma Gucci, que creó el tema Flora en colaboración con el ilustrador Vittorio Accornero. Actualmente también se ve esta vinculación en el caso del Museo Gucci con el espacio dedicado al arte contemporáneo o a la Galería Loewe, con las exposiciones temporales que se organizan periódicamente. En esta galería, la presencia artística también está presente en el espacio expositivo. Por ejemplo, en la zona dedicada a los pañuelos de seda, donde se encuentra la instalación del artista Daniel Wurtzel, ‘Flamenco Dance’, sorprendente por su belleza, cuando dos telas de organza bailan a ritmo de flamenco.

Siempre es un buen momento para vender

La moda, a pesar de ser una industria creativa, tiene por objetivo vender y los museos y galerías son una oportunidad más. Ya sea por su ubicación, como el Museo Salvatore Ferragamo, al lado de la tienda, o con invitaciones a visitar las tiendas, como en el caso del Museo Gucci o la Galería Loewe. En este sentido, el Museo Gucci es el que ofrece la experiencia de marca más completa, ya que el mismo museo dispone de una pequeña tienda donde se venden los iconos de la marca, una librería especializada en moda y diseño y una cafetería-restaurante. La Galería Loewe, en cambio, nos invita a descubrir la tienda de paseo de Gracia, muy cercana a la galería, a pesar de que allí mismo también se venden accesorios y complementos, de forma casi imperceptible. ¿Será una forma más sofisticada de venta cruzada?

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]