Actualidad RSS

El escaparate y las máquinas en la 080 Barcelona Fashion

26 agosto, 2014

Desfile Txell Miras / 080 Barcelona Spring-Summer 2015

El potencial de la moda catalana solo se explica cuando confluyen en un mismo espacio la industria y el diseño. Así lo entienden los organizadores de la 080 Barcelona Fashion.

Un escenario impresionante y genuino escogido para seducir al público experto local y, sobre todo, al internacional: el Hospital de Sant Pau. El recinto de Barcelona ha hecho de trasfondo de una moda, la catalana, que desea proyección en el mundo. Y de una industria, la catalana, que añora los tiempos en los que las fábricas textiles eran centrales en la economía del país.

Los primeros, los diseñadores, abanderados de las creaciones de autor que lucen en los escaparates más selectos, y los segundos, los industriales, directores de orquesta de las máquinas que tejen y cosen moda, se encontraron el pasado julio, en este recinto modernista declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Una vez más, iban de la mano, sobre el escenario y también en los actos paralelos de la 080 Barcelona Fashion, para explicar que la moda tiene muchas caras y un solo objetivo «enamorar al consumidor», con palabras de la presidenta de la Agrupación Catalana del Textil y Moda (ACTM), Roser Ramos.

En esta edición, además, como invitada de los anfitriones, la artesanía. «Qué mejor lugar para celebrar la 080 Barcelona Fashion que el Hospital de Sant Pau. Esta pasarela es una metáfora perfecta entre la creatividad y la artesanía que representa el recinto y que se puede ver en los trabajos de los diseñadores, y la capacidad empresarial de las empresas textiles que hay al frente del sector de la moda catalán», aseguraba el director general del Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda de Cataluña, Josep Maria Recasens.

Sus palabras las escuchaban con interés una cuarentena de empresarios de algunas de las cien compañías que forman la ACTM. Mientras ellos hablaban de la reindustrialización de Cataluña y del necesario liderazgo de las empresas textiles en este proceso, unos metros más allá, en la antigua sala de cocinas del Hospital de Sant Pau, la música, la cerámica, los vitrales y los flashes creaban el entorno perfecto para exhibir el trabajo de Txell Miras. Moda de autor alejada de las grandes producciones. Con motivo de la 080, Miras presentaba una colección de formas retorcidas inspiradas en las estructuras proyectadas por Lluís Domènech i Montaner a principios del siglo XIX.

Moda e industria

Creatividad y dinamismo empresarial, diseño y producción competitiva, internacionalización y artesanía local, estilo genuino y tendencias sin fronteras. Todo en un mismo espacio, el Hospital de Sant Pau, o lo que es lo mismo, en la decimocuarta edición del mes de julio de la 080 Barcelona Fashion.

Si esta combinación parecía imposible unos años atrás, ahora es una realidad que camina decidida a consolidarse. La colaboración entre la industria y el diseño de autor «es imprescindible para situarse como referente más allá del mercado interno», según la Generalidad de Cataluña, organizadora del evento.

«Nuestro sector tiene 2.500 empresas, factura 15.000 millones de euros y da trabajo directo a 60.000 personas. Es el momento de ser creativos y necesitamos marcas fuertes para recuperar el interés de los clientes. Debemos apoyar la internacionalización de nuestras empresas y hay que trabajar con decisión para recuperar el tejido industrial catalán», explicaba durante la tercera jornada de desfiles de la 080, la directora general de Aretex-Cóndor y presidenta de la ACTM, Roser Ramos.

La marca de Arenys de Mar, que lidera Ramos, desfiló unas horas antes de que lo hiciera la sabadellense Txell Miras y la barcelonesa Lebor Gabala en la misma pasarela. Las dos firmas, como también Natalie Capell, Josep Abril, Georgina Vendrell –todas ellas en el calendario de la edición de verano– son representantes de un concepto de moda que surge del relato propio que escriben sus creadores. Piensan más allá de las tendencias. Pero a la vez, en la 080, se unen al potencial creativo y comercial de firmas como Cóndor, Mango, Desigual o Yerse.

Esta última también desfiló en la misma jornada de la 080 que Miras y Lebor Gabala. Aprovechó para celebrar el cincuenta aniversario, con los jerseys de punto como enseña de la casa, claro. La pasarela 080 Barcelona Fashion le servía, además, para presentar una colección inspirada en el universo clásico del tenis y para explicar que «su mercado es el mundo», tal como subrayaba el director creativo y gerente de la firma, Pep Generó, recordando que la mitad de lo que venden corresponde al extranjero.

¿Qué modelo?

Mientras los diseños de punto de Yerse, Cóndor, Lebor Gabala o Sita Murt entre muchos otros, desfilaban en la 080, el presidente de la Agrupación Española del Género de Punto (AEGP), Joan Canals, se mostraba preocupado por los efectos sobre la industria textil y el sector de la moda del modelo económico actual, «basado en el endeudamiento y la importación». Sus reflexiones iban dirigidas al presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (ACOTEX), Borja Oria. Invitado por la ACTM, Oria explicó que todos los indicadores económicos que ahora mismo tienen, muestran que «el hueco de mercado que había entre un producto fabricado en China y en España» ya no existe.

«Han subido los salarios en el país asiático, se ha encarecido el petróleo, el consumidor quiere proximidad y capacidad de reacción», asegura Oria para justificar la recuperación de la competitividad del sector textil local. «Tenemos que aprender del calzado. Sus empresas han logrado poner en valor el made ​​in Spain. Y ahora es un atractivo para las compañías de fuera que deciden, cada vez más, venir aquí a fabricar», concreta Oria.

Para este experto analista del sector comercio al por menor y moda, cabe esperar un crecimiento positivo del entorno del 3 y 4% al finalizar el año. Una buena noticia que animaba a los empresarios reunidos en la 080 Barcelona Fashion. Pero que al mismo tiempo levantaba reflexiones adicionales: «Los márgenes han caído entre un 14 y un 15%, y la mitad de lo que se vende en la tienda tiene algún tipo de rebaja. Estos datos se unen al hecho –explica el presidente de ACOTEX– que las superficies de factory outlet representan ya un 15% del espacio comercial, cuando en 2001 eran solo el 1%. Esto es un elemento más que afecta a la caída de los márgenes».

Ahora bien, tanto para las empresas como para los diseñadores, esta realidad puede tener una lectura menos negativa cuando se piensa en términos de internacionalización. «Los precios en España son un 15% más bajos que la media europea. Somos un mercado muy competitivo y cuando salimos fuera tenemos capacidad para subir los precios o para compartir la actividad con un franquiciado o un socio local», subraya Oria.

Torras es un buen ejemplo de este último escenario apuntado por Oria, la marca que también desfiló en la 080 Barcelona Fashion, exporta el 70% de la producción de punto y piel en los mercados exteriores y se ha expandido con fuerza, en los últimos años, en China, Rusia, Italia y EEUU.

Pasarela y canal electrónico

La mayoría de las empresas del calendario de la 080 han sabido aprovechar bien las oportunidades de venta al exterior. Es el caso de Mango o Desigual sobre todo, pero también de más del 60% de las firmas que desfilaron en esta decimocuarta edición y que cuentan con tienda electrónica. En la mayoría de casos se trata de diseñadores pequeños o medios que utilizan este canal en sustitución de la tienda propia o para hacer llegar sus productos más allá del punto de venta físico. Guillermina Baeza, Celia Vela, Zazo & Brull o Miriam Ponsa son algunos de los ejemplos.

«En los últimos cuatro años el comercio electrónico está creciendo a un ritmo de dos dígitos. Es difícil dar cifras de lo que representa esta actividad sobre el total del sector, pero sabemos que todavía estamos muy lejos del 14% del Reino Unido o del 10% de la Unión Europea. Estas zonas tienen una gran tradición de venta por catálogo y, por tanto, la penetración de la tienda en línea ha sido mucho más fácil. Aquí todavía queremos salir a pasear y tocar el producto. Pero cada vez más se impone el click and collect, comprar por internet y recoger el producto en la tienda. Este sistema representa el 40% de las ventas en línea de una empresa como Cortefiel. Tenemos un gran camino por recorrer en este canal», concluye Oria.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]