Actualidad RSS

El esmalte, fuego en la joya

8 noviembre, 2012

Escuela Superior de Diseño y Arte Llotja

Barcelona es referente internacional en el arte y oficio del esmalte al fuego. Actualmente, está viendo crecer su papel protagonista en la enseñanza de esta técnica milenaria. Estudiantes de todo el mundo vienen aquí a aprenderla, de la mano de algunos de los mejores profesores y maestros del mundo.

A finales de noviembre, Andreu Vilasís viaja a Holanda a impartir uno de los innumerables seminarios que este maestro ha dado por todo el mundo, a lo largo de sus 45 años de trayectoria artística. “La reputación nos la hemos ganado a pulso. Gracias a la tarea de difusión e información iniciada por Vilasís y que yo ahora procuro continuar. Tenemos una escuela con un alto grado de profesionalización y un programa pedagógicamente bien estructurado. Esto ha hecho que hoy se nos reconozca como principal referente para aprender este arte y oficio», explica la jefa del departamento de Esmaltes Artísticos de la Escuela Superior de Diseño y Arte Llotja de la Generalitat de Cataluña, Núria López-Ribalta.

Ciudades de todo el mundo con una cierta trayectoria en este arte y oficio han perdido, a lo largo de las últimas décadas, la tradición de su enseñanza. Es por esta razón que tanto Vilasís, como López-Ribalta señalan un claro auge de la demanda de profesionales formados en esta tradición en Cataluña.

Orígenes y raíces

La joyería y la relojería han encontrado en el esmalte el camino para expresarse a través del color y la fuerza del juego. “El esmalte adquirió una importancia preponderante en la joyería y la orfebrería catalanas gracias al Modernismo, que impulsó de nuevo el cultivo de los Bellos Oficios de Arte. Esta vinculación con el esmalte despertó el interés de algunos artistas y de muchos orfebres que se sintieron atraídos por esta técnica, y que se formaron para aplicarla en sus creaciones», narra Vilasís.

A partir de entonces, y como culminación del movimiento esmaltístico que se reinicia con el Modernismo, Vilasís comenta que hay que hablar “del caso Masriera, ya que fue el más significativo de este movimiento”. Y recuerda: “Los Masriera, sorprendidos y admirados por la obra del francés René Lalique, cambian y renuevan su producción y llenan sus escaparates con nuevas creaciones, que en aquella época, eran ‘revolucionarias’”. Todavía hoy, la joyería Bagués Masriera cuenta con un exclusivo taller de esmalte al fuego, que es un referente en todo el mundo.

Sobre la unión del esmalte al fuego y la joyería, López-Ribalta explica: «Desde siempre, el esmalte ha estado presente para dar color a la joya. Actualmente, se utilizan técnicas más nuevas y no tan suntuarias como las que estábamos acostumbrados. Es decir, no se utiliza tanto para sustituir piedras preciosas, sino como una forma más libre y pictórica. No podemos olvidar que la alta joyería de hoy en día, como por ejemplo las colecciones de la joyería Bagués Masriera, incorporan el esmalte al fuego como un estándar. También los jóvenes diseñadores de joyas lo utilizan de forma constante”.

Pioneros y futuro

Maestro y precursor de la enseñanza de este arte y oficio, Andreu Vilasís ha recibido la visita de www.barcelonaesmoda.com en su taller y estudio. Un espacio prácticamente único en el mundo, por la combinación de saber y creaciones que alberga. Cuenta además, con una de las bibliotecas sobre el esmalte al fuego más importantes, y también con una buena colección de obras y piezas firmadas por el artista. Entre hornos de todos los tamaños para trabajar sus creaciones y decenas de tarros de colores que acabarán dando luz y vida al cristal trabajado al fuego, Vilasís repasa los años de dedicación y la creciente importancia que Barcelona está adquiriendo en esta enseñanza.

Fue director durante 10 años de la Escuela Llotja, desde donde, en los años 70, le llamaron para confeccionar un programa de estudios para el esmalte, actualizado y completo. Durante aquella época, sistematizó un saber que había adquirido primero en la escuela Massana y después en la misma Llotja, y que acabó perfeccionando finalmente, gracias a su necesidad constante de autoaprendizaje y experimentación. Ahora, para Vilasís, “la progresiva desaparición de la enseñanza del esmalte como especialidad, en la vertiente más artística, ha convertido la escuela Llotja en un foco de atención internacional”.

“Es un oficio que se está revalorizando mucho. Por ejemplo Ginebra, a la que todos conocemos como un núcleo de la joyería y relojería, nos está enviando profesionales jóvenes para que los formemos», explica la profesora López-Ribalta con mucha satisfacción, y añade: “Incluso están pensando que haría falta crear una escuela allí, ¡de nuevo!”.

Este año, el curso que dirige esta antigua alumna y excelente exponente de las enseñanzas de Vilasís, cuenta con alumnos de Ucrania, Suiza, Rusia, Estados Unidos y Alemania. Además, se está preparando también un intercambio con Francia, y hay peticiones recientes de Grecia, Polonia y Lituania, que “tal vez tengan que esperar al curso siguiente”. Núria López-Ribalta asegura que una de las claves está en el entusiasmo y la pasión que sienten por este arte y oficio, y que transmiten a sus alumnos. Pero además, “no dejan de viajar a otros países para enseñar y exponer los conocimientos que han adquirido aquí”.

La fuerza del fuego

“Me interesa mucho el color, y el esmalte es, tal vez, el procedimiento donde nos podemos expresar con más fuerza», explica la doctora en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona. “El cristal es un estallido de color que fijado sobre metales, me permite expresarme pictóricamente —la otra gran pasión que tengo—tanto sobre una joya como sobre un plafón. Además, hay una parte de misterio en las artes en las que interviene el fuego que enamora «, resume con pasión López-Ribalta.

La misma pasión que su maestro Andreu Vilasís imprime en todas sus palabras al referirse a este arte y oficio al que ha dedicado toda su vida: “Las artes del fuego contienen unos complementos de misterio y revelación. El arte de dominar el elemento del fuego —con procesos de cocción a 900 °C— aparte de imprescindible, es intuitivo. Y además, también es caprichoso e imprevisible. A veces es un arte amigo, pero otras es enemigo de los resultados deseados», completa el maestro Vilasís.

Potenciar el nuevo talento

Conscientes de la importancia de seguir potenciando y visibilizando el talento que genera y atrae Barcelona, Vilasís y López-Ribalta, como miembros del Centro de Información y Difusión del Arte del Esmalte, impulsan anualmente los premios “Emison” juntamente con la empresa de hornos que da nombre al galardón. Los trabajos seleccionados y el ganador de esta séptima edición se expondrán desde el 30 de octubre y hasta el 23 de noviembre en el Centre Cultural “La Bòbila” de L’Hospitalet.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]