Actualidad RSS

Instagram, el escaparate virtual de todo comercio

30 noviembre, 2017

Actuaciones divulgativas en marketing digital / Plan de Apoyo al Comercio Minorista 2017

Daniel Gutiérrez –periodista, experto en Instagram y ponente de la sesión Aprende a utilizar y optimizar el Instagram de tu comercio, organizada por la Cámara de Comercio en el marco del Plan de Apoyo al comercio minorista 2017– explica cómo sacar el máximo provecho a Instagram

—–

Instagram es la red social que presenta un mayor crecimiento durante los últimos años. De hecho, ha duplicado el número de usuarios desde el 2014 y actualmente ya hay más de 700 millones de instagramers en el mundo. En una época en la que el contenido visual (foto y vídeo) es cada vez más importante, Instagram se perfila como un medio imprescindible para llegar al usuario final, atraer nuevos clientes y fidelizar los existentes.

“Instagram es el mejor escaparate digital que un comercio puede tener hoy en día, y es una de las herramientas más eficaces para seducir futuros clientes y fidelizar los actuales”, apunta Daniel Gutiérrez, periodista, experto en Instagram y ponente de la sesión Aprende a utilizar y optimizar el Instagram de tu comercio, organizada el 29 de noviembre por la Cámara de Comercio de Barcelona en el marco del Plan de Apoyo al comercio minorista 2017.

 

¡No te quedes fuera!

Cuando le pedimos a Daniel Gutiérrez que nos explique porqué es importante que un comercio este presente en Instagram, no se lo piensa dos veces y responde: “¡Porqué tus clientes ya están! Si nuestros clientes están en un lugar donde mi comercio no tiene presencia, estoy perdiendo oportunidades. Además, en el hecho de no estar en Instagram también hay un coste de oportunidad muy elevado, porque la competencia –además de otros negocios– sí que está”, remarca el experto, añadiendo: «Tienes que estar, porque es donde está la gente que puede comprarte tu producto o servicio”.

 

Darte a conocer

Una segunda ventaja de tener presencia en Instagram es que permite recordar al cliente que haces e informarlo de les novedades de la tienda o del negocio, de los servicios que llevas a cabo, de las promociones, etc. “Como negocio das a entender que estás vivo, que te mueves y, además, que tienes productos de calidad. Instagram es un buen medio para dar a conocer los valores de la marca, cómo nos posicionamos y qué tipo de negocio somos”, dice Gutiérrez, que es cofundador de la empresa Kiribatis.

 

Atraer nuevos clientes

Y una tercera ventaja de esta red social es que permite llegar a públicos nuevos que no nos conocen y que después pueden venir a comprar a la tienda física. “No todo el mundo tiene tienda online, pero si a través de Instagram descubro un comercio que considero interesante, lo iré a buscar físicamente. Es un canal fantástico para llegar a nuevos públicos y que después vengan a nuestro establecimiento. Por lo tanto, tenemos que tener presencia”, subraya el especialista en redes sociales.

 

Obligatorio para determinados sectores

Aunque todo el mundo debería tener presencia en Instagram, “hay comercios que no deberían permitirse el lujo de no estar, como los del sector de la restauración o la moda: estos están obligados a tener presencia”. Otros sectores que no son tan “visuales”, o determinados comercios que no se mueven tanto por tendencias o modas, quizás no están tan obligados a tener presencia en las redes, pero todo suma y siempre es positivo poder comunicar quién eres y qué haces. En definitiva, Instagram siempre aporta, aunque hay sectores que lo pueden rentabilizar mejor que otros.

 

Si lo haces, ¡hazlo bien!

Si un comercio opta por estar presente en Instagram –o en cualquier red social- necesita hacerlo bien, y tanto el contenido como la forma son muy importantes. Y es que, según el tipo de fotografía, si eres ocurrente o divertido, etc., puedes tener más seguidores y ser más atractivo para el posible cliente. “Hay que utilizar Instagram en un sentido estético interesante, con un discurso constante, divertido, atractivo, que quede en la mente de la gente porque cuando necesiten comprar alguno de los productos que tu comercializas vengan a tu comercio porque te recuerdan de las informaciones que has generado”, explica el ponente de la Cámara.

 

Material de calidad

Por este motivo es importante colgar fotografías de alta calidad, “y si no tenemos la habilidad de hacer buenas fotos, tenemos que delegarlas a alguien que sí que sepa”, destaca el experto. Además de las fotografías, también es necesario tener en cuenta cómo se comunica, la creatividad y las faltas de ortografía.

Y es que, además de originalidad, en Instagram la gente busca estética y no se puede generar una mala imagen. “Actualmente estamos saturados de imágenes, y por este motivo hay que hacer las cosas bien hechas, pero de una manera original, diferente, que sorprenda, creando rasgos que nos identifiquen. Si estamos en Instagram es para ganar en reputación, y no podemos hacerlo de cualquier manera. Y si no sabemos, o no tenemos tiempo, siempre podemos delegarlo a alguna otra persona experta”, remarca Gutiérrez.

 

Ir un paso más allá

Y esta manera diferente de hacer las cosas, de huir de la típica fotografía de producto con su texto, pasa por ir un paso más allá, ser creativos y estar a la última. Por ejemplo, la última novedad en Instagram son las historias (Instagram Stories), donde los usuarios tienen la posibilidad de crear vídeos cortos, contenidos efímeros que desaparecen a las 24 horas de su publicación. Estas permiten a las marcas crear un discurso, desarrollar una creatividad a través de etiquetas (stickers), dibujos, emoticonos (emojis), etc., y generar contenidos exclusivos que pueden ser muy atractivos y llamar la atención. A parte, también se pueden hacer álbumes, retransmisiones en directo, juegos dentro de la misma galería, collages de fotos, etc. Las posibilidades no son infinitas, ¡pero casi!

 

Qué es necesario evitar

La mala calidad, sea por una estética pobre o por un mal texto, no tiene lugar en Instagram. Otros aspectos, como los temas a tratar, dependerán de cada marca. «Hay temas, como la política, que unos pueden considerar que no se deben mezclar con los negocios, mientras que otros lo aprovecharan para destacar del resto o que sea su señal de identidad», dice Gutiérrez. Quizás a alguien les puede interesar aprovechar el momento político actual para hacer un giño a la gente, o que el comerciante opte por mojarse políticamente y de esta manera gane interacción, aunque también puede alejar otros usuarios. Aquí, cada empresario tiene que decidir la estrategia a seguir.

“Al margen de la calidad estética –opina el experto–, yo creo que casi todo debería tener cabida en Instagram, especialmente cuando estamos hablando de promocionar productos o servicios, y no mencionamos nada negativo ni somos despectivos. Lo que sí que no tiene cabida son las malas palabras, los insultos, enfadarse públicamente con los usuarios, etc.”

 

Tener una estrategia digital

Además de garantizar una calidad por lo que respecta a los contenidos –tanto de imágenes como de textos– es recomendable seguir una estrategia digital: decidir de qué temes se hablará, con qué frecuencia, etc. Para hacerlo es necesario llevar un calendario editorial, el que nos permitirá tenerlo todo controlado y pautado, y dar información de una manera coherente. «Antes de ponernos a subir fotos en Instagram sin sentido, tenemos que plantearnos porque queremos estar, que tipo de contenido queremos compartir y en qué orden».

En un inicio, organizarse llevará un tiempo, pero una vez se tengan las plantillas y los calendarios, solo será necesario seguir unas rutinas. «Si nos reservamos 15 minutos al día para dedicarlos a Instagram es mucho mejor que estar una semana sin decir nada y de golpe dedicarle una hora. En pequeñas dosis diarias podemos hacer mucho», apunta.

 

Promociones, anuncios y otros

«No podemos convertir nuestro perfil en una tómbola», contesta Gutiérrez cuando le pedimos cuando es conveniente hacer promociones, concursos, juegos, etc. «No podemos estar constantemente haciendo promociones o concursos porque acabas saturando al cliente, a la persona que te visita online, y se pierde la novedad». Es necesario racionalizarlo, considera el experto, y plantearnos una estrategia sobre qué publicar cada día, pero también decidir cuantos concursos queremos hacer al año, cuando hacer promociones, etc. Por ejemplo, podemos hacer un concurso trimestral; por lo que respecta a las promociones, podemos hacerlas puntuales, o aprovechar las del sector, o acontecimientos como el Black friday o las rebajas estándar. Podemos adaptar nuestro contenido al calendario tradicional y tenemos la libertad de añadir acontecimientos, promociones y concursos adicionales.

 

El pack ideal

Para un comercio, el pack ideal es tener una página web responsive (aquella que se puede visualizar de manera correcta en los diferentes dispositivos: ordenador, tableta, móvil, etc.), moderna, fresca, con tota la información actualizada de nuestro negocio. A la vez, disponer de un blog donde hacer de prescriptores del sector y, además, tener una presencia activa en Facebook e Instagram, las dos redes que funcionan mejor en nuestro país. «Con este pack podemos llagar a mucha gente; lo que también estaría bien sería añadir una newsletter que enviaríamos a nuestros clientes mensualmente con las novedades del sector, promociones, contenidos adicionales vinculados con el sector, etc.», añade el ponente de la Cámara.

 

Invertir en el escaparate virtual

Daniel Gutiérrez considera que el comerciante no tiene que menospreciar el escaparate virtual: «Con la excusa de que está muy ocupado con la tienda física, no puede descuidar su imagen virtual, ya que podría ser la muerte del negocio». Instagram, y en general todas las redes sociales, requieren una inversión. «El comerciante no debe pretender tener una comunidad y ganar clientes a coste cero; todo tiene un coste –o de dinero o de tiempo–, y tenemos que incorporarlo en nuestro día a día de la tienda. Quizás tenemos que dejar de hacer tareas que hacíamos antes para dedicarnos a la parte online, o bien tenemos que externalizar este trabajo».

La realidad es que, hoy, hay negocios que han encontrado la salvación gracias a que han dedicado horas a la comunicación online, sea en Instagram, Facebook o en la página web.

Antes de concluir, Daniel Gutiérrez remarca la necesidad de encontrar el propio camino en Instagram –y en cualquier red social– a partir de la máxima de «prueba y error», y no dejar nunca de formarse. «Es necesario formarse y estar actualizado en todos los sentidos», destaca el experto.

 

El experto

Daniel Gutiérrez Abella es periodista y cofundador de la empresa Kiribatis, agencia de comunicación especializada en turismo alternativo. Tiene más de 10 años de experiencia en el campo de la comunicación digital e imparte formaciones en redes sociales y comunicación digital para empresarios del sector turístico. Es experto en Instagram y gestiona diferentes perfiles en esta red social.

 

 

Este contenido se ha elaborado en el marco del Plan de Comercio Minorista 2017, cofinanciado por la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea.

 

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]