Actualidad RSS

La exposición «Barcelona, alta costura» revisa la época dorada de la moda barcelonesa

13 enero, 2011

En la primera sala de la exposición se muestran vestidos de alta costura de los años 60 hasta la actualidad.

A través de 100 vestidos de la colección textil Antoni de Montpalau, la exposición “Barcelona, alta costura” revisa la época dorada de la alta costura catalana. Esta muestra, presente en el Palau Robert hasta el 28 de febrero de 2011, llega a Barcelona gracias al apoyo de la Fundación Banco de Sabadell y del Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda (CCAM) de la Generalitat de Catalunya, después de pasar por el Museo del Traje de Madrid.

La época dorada de la alta costura se inició en Barcelona en 1919 con el primer establecimiento del diseñador Pedro Rodríguez, a quien le siguió, un año después, la sucursal de Lanvin en la Rambla de Catalunya. Durante la década de los años 20, surgieron en Barcelona firmas de alta costura como Santa Eulalia, La Innovación y El Dique Flotante, mientras que durante los años 30 diseñadores como Balenciaga o Asunción Bastida se establecieron en la ciudad. Manuel Pertegaz, el otro gran nombre de la moda barcelonesa, abrió su casa de alta costura durante la década de los años 40. La época dorada de la alta costura finalizó en los años 60, con la expansión del prêt-à-porter. Pese a las dificultades con las que se encontraron algunas casas de alta costura, éstas convivieron con el prêt-à-porter durante unos años, con la incorporación de nombres como Andrés Andreu, Margarita Nuez, Josep Ferrer o Roberto Dalmau.

La situación de hegemonía que vivió la moda de Barcelona a nivel estatal la propiciaron varios factores, como la industria textil catalana, la conexión directa con París y la demanda de una clientela burguesa surgida de la propia industria. En este contexto, la industria textil se vio favorecida por la artesanía de bordados y pasamanerías, la tarea de las escuelas industriales y el oficio de las modistas. La vinculación con París ya se había iniciado a finales del siglo XIX, momento en que la alta costura barcelonesa se origina a través de las grandes modistas, que llevaban a cabo su actividad conectadas con lo que se creaba en la ciudad parisina. Un ejemplo que ilustra esta vinculación con París es el traslado de una muy joven Jean Lanvin a Barcelona para aprender el oficio con Carolina Montagne. Entre las piezas que muestra la exposición, se incluye un vestido de fiesta de Lanvin de 1929-1924, así como también bordados de la casa Luguel para Pedro Rodríguez o Pertegaz.

El paso hacia el exterior se dio durante los años 50 y 60, con el apoyo del gobierno español, cuando los creadores de alta costura de Barcelona mostraron con éxito sus colecciones a nivel internacional en ciudades como Nueva York, Chicago, Filadelfia, Dallas, Londres, Bruselas, Sidney o El Cairo. Este proceso al exterior se inició en los años 40, una vez acabada la Guerra Civil, con la creación de la Cooperativa de la Alta Costura con los denominados cinco “grandes” de la moda: Pedro Rodríguez, Manuel Pertegaz, Asunción Bastida, Santa Eulalia y El Dique Flotante, cuyos vestidos, calzados y sombreros recoge la muestra.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]