Actualidad RSS

La moda catalana brilla en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

22 febrero, 2012

Andrés Sardá / Hugo Camera / MBFW Madrid

Un total de 44 firmas de moda formaron parte del programa de la rebautizada Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFW) –la antigua pasarela Cibeles– en su edición número 55.

Una vez más, después de hacer desfilar sus diseños en Madrid, la sonrisa de Teresa Helbig se vuelve a intensificar. Es el resultado de la alegría, la ilusión y sobre todo la satisfacción que supone ganar, dos años consecutivos, el premio a la mejor colección de la pasarela MBFW de Madrid. Helbig trabaja silenciosamente entre temporadas para lograr en cada uno de sus trabajos un exquisito equilibrio entre la confección perfecta, la combinación dulce de tejidos, y la exigencia en los acabados y la calidad.

Paso a paso, como le gusta avanzar a la diseñadora, sorprende edición tras edición porque sabe convertir su creatividad en vestidos y combinaciones que el público entiende y a la vez disfruta. “Estamos muy contentos después de desfilar en Madrid. Esperamos además que, poco a poco, el éxito obtenido también se traduzca en más trabajo. No nos esperábamos ganar nuevamente el premio a la mejor colección. Pienso que se trata sobre todo de un reconocimiento al trabajo de todo el equipo”, explica Helbig aprovechando un descanso en medio de una intensa mañana de trabajo.

Abrirse al mundo

Lo más habitual es encontrar a esta diseñadora barcelonesa atendiendo personalmente a sus clientas o transformando tejidos en un nuevo homenaje a los años 20, punto de referencia de muchas de sus propuestas. Pero en esta ocasión, en medio de la creatividad que siempre la rodea, también ha reservado un espacio para la reflexión. En este sentido y después del éxito del desfile de Madrid, Helbig recuerda que el reto aún sigue siendo la internacionalización.

Sin lugar a dudas, participar en una plataforma como la MBFW permite a la diseñadora hacerse un nombre fuera de casa y ahora está contenta también con los primeros pasos que ha hecho la firma en los países árabes y, en concreto, en Abu Dabi, donde cuenta ya con clientes interesantes para ir abriendo mercado.

Impulsar la entrada a nuevos mercados es también un objetivo prioritario para Sita Murt. La diseñadora de Igualada es una veterana indiscutible en la pasarela de Madrid, donde ha desfilado en más de cuarenta ediciones.

En esta ocasión, la presentación de su trabajo ha coincidido con la apertura de una tienda propia en Santiago de Chile, la primera en la ciudad chilena que marca el inicio de un plan de impulso del mercado latinoamericano. Además, para Sita Murt, desfilar en la MBFW de Madrid es la oportunidad de encontrarse cada temporada con “un público entre el cual se siente muy a gusto”.

Adiós Cibeles

Respecto al cambio de nombre de la antigua Pasarela Cibeles, Murt dice: “Cualquier cambio que tenga como objetivo ayudar a las marcas españolas a situarse en un contexto internacional es bueno. Colaborar con una firma como Mercedes-Benz potencia la imagen de la pasarela, y la sitúa en un contexto internacional y contemporáneo junto a otras como las de Nueva York o Berlín”.

En general, las firmas catalanas habituales en esta veterana y consolidada plataforma de promoción de la moda destacan la capacidad de la pasarela MBFW de impulsar la proyección exterior y mediática de su marca. Es el caso de TCN, que está más que satisfecha con el resultado de su desfile el pasado día 4 de febrero. La firma, liderada por Totón Comella y Josep Maria Donat, desfiló en la MBFW de Madrid pocos días después de hacerlo también en la 080 Barcelona Fashion. Una doble presencia que permite a TCN no tener que decidirse aún entre un escenario o el otro.

En el cartel general de la MBFW Madrid también destacó la presencia de Andrés Sardá. La firma, ahora liderada por Núria Sardá, segunda generación familiar y directora creativa, celebró sus 50 años de historia con una espectacular colección que repasaba los modelos más significativos de la casa de corsetería de lujo.

Más que talento emergente

Desde 2006, la pasarela de Madrid tiene además un programa especial para los creadores más jóvenes. Con el nombre de EGO, desfilan las marcas emergentes que han demostrado ya talento y capacidad de crecer y de hacerse un hueco en el sector. Un buen ejemplo de ello es el de Maria Escoté.

Después de presentar inicialmente sus colecciones en EGO, Escoté entró en el programa principal de la pasarela en enero de 2010. En total, ya lleva 11 colecciones presentadas en este escenario y asegura que este año “está especialmente contenta por haber logrado transmitir con su colección aquello que tenía en mente”. Bajo el nombre de “Shock”, los diseños que Maria Escoté presentó en Madrid son, según la creadora, “un cambio en su carrera profesional que ha dado los resultados que esperaba”. De cara a este 2012, asegura además que tiene “muchas ideas sobre la mesa que harán que los próximos meses sean muy intensos”.

El EGO ha contado este año con 45 diseñadores emergentes que también han podido vender sus propuestas directamente al público. Entre ellos, se encontraba el diseñador taiwanés Shen Lin, que mostró su colección titulada “31 de febrero”. En su trabajo, Lin –que estudió joyería en la Escuela Massana de Barcelona y vivó en esta ciudad durante 8 años– fusiona técnicas procedentes del diseño de moda y joyas en sus propuestas. “Para mí todo es lo mismo, moda y joyas visten el cuerpo y no veo la diferencia”, explica Lin. Este diseñador, que ha mostrado ya 4 colecciones en el Estado Español, coincide con el resto en destacar “la capacidad de promoción” de la pasarela MBFW Madrid.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]