Actualidad RSS

“La moda es geometría pura”

25 abril, 2017

Vestido Lady Sky de Montse Liarte / Montse Liarte

La firma Montse Liarte busca de nuevo, las clientas atraídas por la confección artesanal, los procesos creativos de proximidad y la moda más personalizada.

—–

Forvm, Deep, Light, Friction, Fractal, Focal Point, Passé Recomposé, Sta. Ma. Del Mar o Camille. Nombres que han inspirado a la diseñadora de moda Montse Liarte. Relacionados con la luz, la óptica o Barcelona. Relacionados con historias profundas que se entrelazan con su imaginación y despiertan la creatividad que lleva dentro. Camille, por ejemplo, era Camille Claudel una escultora y artista gráfica que nació a finales del siglo XIX y que no recibió reconocimiento por la obra que había realizado, hasta después de su muerte. “La vida de Camille Claudel fue muy tormentosa y hasta hace bien poco, no se han conocido sus obras”, dice la diseñadora Montse Liarte.

Claudel es una de las muchas historias que ella ha investigado. “Cogemos conceptos de los que nosotros también podamos aprender. Sabemos tan poco del mundo y es tan diverso”, añade. Habla desde su tienda taller en el Barrio del Born de Barcelona. Un espacio mágico donde historias como las de Claudel se transforman en diseños de moda para un público amante de los vestidos con aire retrospectivo y romántico. Se crean teniendo cuidado de cada detalle, de cada paso, reproduciendo el proceso artesanal que durante muchos años, seguía la moda. Son el producto de innovar y diseñar moda desde una perspectiva única. “La fotografía juega un papel muy importante en nuestro proceso. Siempre comenzamos con un concepto. Lo investigamos, buscamos los detalles. Los detalles son muy importantes dentro del concepto. Hacemos fotografías con este concepto y creamos los estampados que después decoran nuestros vestidos y foulares. Estampados en seda que son tan típicos nuestros”, Liarte explica con alegría este proceso. Lleva más de diez años, diseñando para su propia marca y sus palabras continúan cargadas de la emoción y la profundidad que tienen las personas que por primera vez, hacen aquello que les apasiona. Los estampados, como dice Liarte, son el sello de identidad de las piezas que diseña. Pero también lo son los detalles. Cualquier pequeño detalle toma la importancia de una gran decisión en el trabajo de Montse Liarte: “En un diseño todo tiene que ser una continuidad. Los pliegues por ejemplo, se tienen que hacer de tal manera que sigan una continuidad. Pero también los tejidos tienen que ser buenos. Las fornituras acaban de dar la riqueza a la pieza”.

Mujer natural

Entre todos los detalles que Montse Liarte comenta, los patrones ocupan un lugar primordial. Son la base de su trabajo. “Se trata de transformar un plano en nuestro caso los tejidos, en tres dimensiones, que es el cuerpo. La moda es geometría pura. Cada cuerpo es diferente. Se tiene que conseguir que aquella pieza quede perfectamente adaptada al cuerpo que viste. La mujer tiene que sentirse cómoda y gustarse a sí misma”, afirma convencida la diseñadora. Liarte trabaja para una mujer que quiere sentirse natural. Por este motivo hace ropa que se adapta a su cuerpo y no al revés. “Siempre nos tenemos de adaptar a todo y poqué no hacer que la ropa se adapte a ti. ¡Nos lo merecemos!”, dice rotunda.

En 2013, esta diseñadora abrió su primera tienda a pie de calle. Antes, había estado atendiendo a las clientas, con cita previa, en su taller estudio. El cambio de espacio, también supuso el impulso de las líneas de colección, un poco en detrimento del vestido a medida. “La tienda no ha limitado nuestro espacio creativo –dice cuando le preguntamos sobre el impacto de la tienda en la oferta de la firma- nos ha enseñado a saber que quiere la gente. El contacto ha hecho que seamos realistas y orientemos el trabajo a la demanda, haciendo diseños y sintiendo que las piezas son tuyas”.

De nuevo, los orígenes

“Estamos en un momento de reorientación de la marca. El mercado es muy complicado. Queremos conseguir más rotación de público y estamos muy centrados en esto”, es lo primero que Montse Liarte nos explica cuando queremos conocer su proyecto más importante ahora mismo. Comparte ilusionada, los detalles de esta nueva apuesta y nos dice que “quieren enfocar la firma hacia el vestido hecho a medida y las novias”. Recuerda también que su novia “quiere ser diferente y organizará una fiesta diferente”. Nos lo explica desde su tienda. Allí atiende tanto a clientas esporádicas como a aquellas que previamente, han hecho búsqueda sobre la firma y saben que allí, le harán el vestido que busca. Vestidos de boda, de fiesta o vestidos simplemente para lucir en ocasiones especiales. Sus precios, los de los vestidos de novia, oscilan entre los 400 y los 800 euros y la clienta participa siempre en el proceso creativo. “Hay demanda para estos vestidos y también ilusión”, añade Liarte.

Ahora, esta diseñadora barcelonesa quiere hacer “una retorno a los orígenes”. Dejar en un segundo plano, los años divididos en seis meses –marcados por las dos colecciones- y analizar bien, como empezó y que es la marca Montse Liarte. “Queremos transmitir esto: que somos. Para hacerlo, hace falta analizarte bien”, reflexiona. Estrictamente hablando, los orígenes de Montse Liarte como diseñadora, empiezan cuando estudió óptica y optometría. Su pasión por los números y las matemáticas la llevó hasta una carrera de ciencias. Pero la moda siempre ocupó un espacio importante en su vida. “Me interesaba como estaban hechas las piezas de vestir. Después de hacer prácticas, sabía que dedicarme a la óptica no era para mí, pero acabé la carrera. Me gusta empezar y acabar las cosas”, explica. Una vez cerrado este capítulo estudió diseño de moda, en la escuela BAU Centro de Diseño Universitario de Barcelona. Todo lo que vino después, pasó muy rápido. Las piezas de su nueva vida como diseñadora fueron encajando perfectamente. Primero, su trabajo de final de carrera fue escogido como ganador del premio Catalunya de Dissenyadors Emergents 2007. Un reconocimiento que después, le valió una beca para estar un año en París y aprender en el taller del diseñador alemán Lutz Huelle. “Hice un curso acelerado de francés de un mes. Fue duro [ríe] pero aprendí mucho porque era un taller pequeño y todos hacíamos de todo. Fue un aprendizaje muy bestia”, recuerda.

Al volver de París, Montse Liarte se incorporó al proyecto Bressol de la Generalitat, pensado para crear y hacer crecer las empresas de diseñadores emergentes. A partir de entonces, y de desfilar en seis ediciones de la pasarela 080 Barcelona Fashion, empieza la carrera profesional de esta diseñadora que le gusta coser y elaborar sus diseños de la mano de sus clientas. “El diseño y el patronaje lo hago yo. También hago parte de los muestrarios, como mínimo una de las piezas. En muchas ocasiones los vestidos a medida también los coso yo”, explica subrayando que coser le gusta mucho. En paralelo, trabaja con pequeños talleres de Barcelona que le garantizan el toque artesanal que deben tener las piezas. No es fácil encontrarlos, como tampoco lo es ajustar los precios, porque sus producciones son de tiradas muy cortas. “Los tejidos y las fornituras de la firma son de Barcelona”, puntualiza la diseñadora. Cuando Montse Liarte habla de artesanalidad y proximidad, quiere decir que todo lo que hace se impregna de estas dos palabras.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]