Actualidad RSS

Las firmas de moda optan por tiendas efímeras

9 octubre, 2015

Karen Prats y David Pérez, fundadores de Pop Places / Barcelona Activa. Pop Places

La necesidad de tener un espacio para un tiempo corto crece, y la empresa PopPlaces da respuesta a esta demanda con un modelo de negocio innovador.

—–

Testar nuevos mercados, incrementar el reconocimiento de la marca, hacer campañas específicas y mucho más tienen en común la necesidad de disponer de un local donde una firma de moda se pueda ubicar rápidamente y, sobre todo, para un corto periodo de tiempo. Son las tiendas efímeras, o pop up stores, una tipología de espacios de venta que ha dado nombre también al start-up PopPlaces, fundada por Karen Prats y David Pérez. En marzo de 2014, estos emprendedores investigaron el número de locales disponibles en el parqué inmobiliario español, entre un 25 % y un 30 % de la oferta total y, rápidamente, combinaron esta cifra con su conocimiento sobre la tendencia al alza de instalar pop up stores en el sector de la moda. El resultado fue una start-up, en forma de web, que después de poco más de un año de funcionamiento, ha atraído inversores y clientes por su habilidad a la hora de unir oferta y demanda en el mundo del retail.

«Nuestro objetivo es encontrar la localización ideal para el público ideal. Si una marca de zapatos quiere probar el mercado alemán, nosotros queremos llegar a ofrecerle la calle y el local más idóneo en ese país para su producto y su público», explica Prats. Tanto ella como su socio, que durante esta conversación estaba en Colombia explorando posibilidades de negocio para la firma, están invirtiendo «grandes esfuerzos» al explicar que el mercado al que se dirigen «existe»: «Hay una necesidad para tener estos locales disponibles para una acción de corta duración para marcas de moda, y nuestra empresa les da respuesta».

Dar apoyo financiero

Las rondas de financiación, así como los inversores que han creído en el proyecto hasta la fecha, están de acuerdo con su afirmación. Más concretamente, el pasado mes de junio, la compañía alcanzó 207 000 euros en tan solo 21 días, procedentes de 47 inversores. Esta cantidad se suma al capital inicial de 120 000 euros procedentes de algunos de los nombres más conocidos en el sector de las start-ups como los empresarios Carlos Blanco, de Akamon; Miguel Vicente, de LetsBonus; Gerard Olivé, de Wallapop, o Marc Vidal, de IDODI, entre otros, además de la participación del Grupo Godó en forma de inversión publicitaria para la firma. Sin olvidar tampoco, que el proyecto de empresa que ha dado lugar a PopPlaces fue elegido ganador entre 122 propuestas presentadas en el marco de la competición para emprendedores Connector de Barcelona Activa.

En la línea de incrementar el conocimiento del concepto pop up store y sus ventajas, la Cambra de Comerç de Barcelona organiza, el 29 de Octubre, un taller dedicado exclusivamente al potencial de las tiendas efímeras. La actividad dirigida a empresarios, comerciantes o emprendedores profundiza en las características y oportunidades de este modelo de distribución y las claves de su éxito. También el próximo mes de noviembre, la empresa ha preparado un encuentro del sector en Barcelona para debatir en torno a esta tendencia en el retail con sus principales competidores. «La Pop up Summit, que celebramos entre el 24 y el 26 de noviembre reunirá también instituciones y organizaciones representantes de smart cities. Proponemos un nuevo modelo de gestión de los espacios comerciales más eficiente para la ciudad», subraya Prats.

Colaborar para crecer

Pero conseguir este emparejamiento perfecto entre las firmas que necesitan un local y los espacios disponibles no es sencillo. «Hay que tener datos y, también, es necesario un conocimiento sobre el terreno de las características de aquella calle como, por ejemplo, el tipo de público, las otras tiendas que hay, etc. Tenemos muchas localizaciones que queremos segmentar bien para que sean más útiles. Nosotros nos dirigimos a ciudades generadoras de tendencias y tenemos un modelo que es global y escalable», define la fundadora de PopPlaces. Actualmente, la compañía que tiene unos 700 locales disponibles para alquilar, ofrece ubicaciones en Barcelona, Madrid, Valencia y Baleares. «En las Islas, hay una demanda muy grande relacionada con la temporada de verano y, por lo tanto, son acciones de corta duración que encajan con nuestro modelo», concreta Prats.

Más allá del Estado, el mercado es inmenso, y es por eso que ya han empezado a trabajar con aquellos países donde el modelo de negocio es aún incipiente. Go—PopUp en Alemania o My Pop Corner en Francia son algunas de las empresas con las que mantienen conversaciones para lograr alianzas que les permitan compartir datos y mejorar el emparejamiento de las marcas y los locales disponibles en estos países. «Ya sea para firmas de allí que quieren venir a España, como para firmas de aquí que quieren ir a Francia o Alemania, si compartimos datos podemos ofrecer mejores servicios a los clientes», concreta Karen Prats. En este proceso de internacionalización, Gran Bretaña, pionera en innovación en el retail, queda en un segundo plano, ya que, como aseguran los fundadores de PopPlaces, «es un mercado mucho más maduro, donde hay competidores con una larga trayectoria», es el caso de Appear Here o We Are Pop Up.

Haciendo honor a su condición de start-up, la empresa de Prats y Pérez no para de innovar ni un momento. Para ello, además de la cita de noviembre para hablar sobre el modelo emergente de las pop up stores, también tienen previsto abrir, en breve, un local en el barrio del Born de Barcelona, para acoger de forma itinerante y efímera marcas de moda en uno de los ejes comerciales más atractivos de la ciudad. «Estamos explorando también la posibilidad de impulsar, en Barcelona, un espacio permanente, pero con contenido itinerante, inspirado en el Boxpark de Londres», avanza Prats en referencia al centro comercial hecho de contenedores para el transporte en barco y situado en Bethnal Green, una de las zonas de moda de la capital inglesa.

Con todo, el centro de la actividad de PopPlaces en los próximos meses será la mejora de los servicios que ofrecen a través de su portal en Internet. «Queremos simplificar al máximo el proceso de abrir una tienda efímera. Es un proyecto más complejo de lo que parece. Ahora mismo, las marcas ya disponen de servicios adicionales al alquiler del local. Les podemos ofrecer en un clic el catering, los alquileres de TPV, los servicios de limpieza o el material de venta», detalla Karen Prats, asegurando que la lista irá aumentando y que el objetivo es «conseguir que sus clientes, en este caso las marcas de moda, puedan poner en funcionamiento una tienda en cualquier lugar del mundo en un día».

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]