Actualidad RSS

Menchén Tomàs, cerca de dos décadas disfrutando del diseño

15 octubre, 2013

Diseño de Menchén Tomàs / Menchén Tomàs

Salir a buscar nuevas oportunidades de negocio en los mercados internacionales. Es el objetivo, para los próximos meses, que se ha marcado la firma de moda femenina Menchén Tomàs.

Olga R. Menchén y Francesc Grau Tomàs, dan vida a Menchén Tomàs desde 1995. Casi dos décadas y todavía les brillan los ojos cuando describen detalles de algunas prendas icónicas de la firma. «La falda Clavel tiene 30 metros lineales en el último volante», explica Menchén. Recuerdan que esta prenda la han adaptado recientemente, para el 45º aniversario de la muñeca Nancy. Es uno de los diseños que siguen editando, año tras año, desde 1998. Quizás es una forma de acordarse de que deben ser fieles a ellos mismos.

— Vivimos una época, cuando éramos mucho más jóvenes —los dos diseñadores ríen con complicidad—, que queríamos tener contento a todo el mundo. Intentábamos adaptar los diseños a lo que nos pedían nuestros clientes de las tiendas multimarca.

— No pensábamos en lo que queríamos hacer, sino en lo que necesitaban los demás —concreta Francesc Grau—.

— Seguramente por eso, fue una gran oportunidad empezar a tener puntos de venta propios —aclara la diseñadora—. A partir de entonces, hicimos lo que queríamos, sin desviarnos.

«¡Nos lo pasamos bomba!», Exclama Tomàs con la seguridad de describir un estado de ánimo que comparte plenamente con Menchén. De hecho, una falda con un volante de 30 metros es solo la forma de ejemplificar la libertad de creación que se permiten ambos diseñadores.

Vender al mundo

Hasta 1998, establecieron como canal de comercialización las tiendas multimarca. A partir de ese año, iniciaron el diseño de un nuevo proyecto de comercialización. Tiendas Menchén Tomàs, para dirigir su futuro y para crecer.

Primero, escogieron la ciudad donde viven: Barcelona. Después, Sevilla, Zaragoza y Madrid.

Ahora, sin embargo, es momento de parar la expansión en el mercado interno y apostar fuerte por el mercado internacional. «En España, es todo muy complicado desde el punto de vista del consumo. No podemos abrir nuevas tiendas. Durante el mes de septiembre, estaremos en París. Allí, ya tenemos un punto de venta en una tienda multimarca. En la capital francesa encontraremos gente de todo el mundo y podremos empezar a hacer prospección de mercado y decidir hacia dónde queremos ir», explican desde Menchén Tomàs.

Trabajo conjunto

«El equipo es tan importante como el diseño. Si no se hace bien la interpretación de los dibujos, la firma no funcionaría», asegura Olga Menchén. Tanto ella como Francesc están convencidos de que contar con un equipo formado por personas que llevan más de 10 años en la firma, es uno de los grandes valores que tienen: «Hemos aprendido todos juntos. Manos como las de aquí no son nada fáciles de encontrar. La gente joven no quiere coser».

Menchén Tomàs diseña y produce en Barcelona. Y les gusta subrayar la última parte de la frase. «Hacer las cosas aquí es un valor en alza», explica Tomàs. «Será un valor en alza», concreta rápidamente, Menchén.

Es o será. Pero ciertamente, ellos tienen muy claro que su taller propio, les permite portar calidad y valor a los diseños de la casa. «Solo puedes conseguir acabados de gran calidad si haces un seguimiento de cerca de las prendas. Cuando haces producciones tan pequeñas como las nuestras, para controlarlas, debes estar cerca», explica Tomàs.

Ambos se sienten orgullosos de otro rasgo que distingue claramente la firma. La llaman «descontextualización de tejidos».

— Llevamos las sedas a la calle —pone como ejemplo Francesc—. Mezclamos conceptos y tejidos que no tienen nada que ver.

— Hace muchos años, muchos —explica Olga Menchén—, diseñamos americanas con una felpa que llevaban los marineros del sur de Francia. Ahora, es muy habitual ver la felpa en esta prenda de vestir, pero cuando nosotros lo hicimos, ¡no lo era!

Hoy, Olga Menchén lleva unos pantalones de la casa. Están hechos con el mismo tejido que se utiliza para las mallas de los ciclistas. Es otro buen ejemplo de esta descontextualización que los define y les inspira nuevas creaciones.

Diversidad de oferta

Sin embargo, la tarea de diseño, ocupa solo un 30% del tiempo de estos dos diseñadores. El resto se distribuye entre las fases de producción, comercialización y relación con los clientes. De hecho, esta es otra de las características que creen que les define como firma. «Nos gusta el contacto directo con los clientes y a ellos también. Nos ocupamos de hacer un asesoramiento muy de cerca de las personas que entran en la tienda. Y lo conseguimos, sobre todo, porque las responsables de tienda conocen perfectamente los diseños y saben explicar por qué una cintura es más alta o más baja esta temporada», asegura Olga Menchén.

La firma catalana trabaja «para todas las partes y momentos del día» y lo hacen tanto con colección, prendas de temporada, vestidos de fiesta y novia. «En realidad, el germen de la marca está en los vestido de novia», aclaran. Este amplio abanico de propuestas como, también, sus respectivas responsabilidades como docentes en varios centros de moda de Barcelona, les permite asegurar que «el futuro será tan fantástico como lo ha sido el pasado».

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]