Actualidad RSS

Promise, más puntos de venta para ganar visibilidad en la mente del cliente

19 mayo, 2015

Tienda Promise / Crédito: Quim Puig

La firma de corsetería catalana Promise está en pleno proceso de crecimiento de sus puntos de venta, su plan pasa por tener sesenta y cinco tiendas monomarca propias o franquiciadas.

——

Tienen ya cuarenta y cinco puntos de venta en régimen de franquicia y cuatro propios. En un año y medio, tendrán sesenta y cinco. Esta serie de aperturas forman parte del plan de crecimiento de los canales de distribución que Promise ha llevado a cabo en los últimos años y que terminará en 2016. «Queremos que cuando un cliente entre en una tienda multimarca y vea Promise, nos reconozca y nos elija por delante de otras marcas», explica el director general de la firma, Sergi Flores. Él, junto con Roser Samón, diseñadora de la marca, pilotan esta empresa familiar que se remonta al 1967. En la actualidad, su proyecto más importante es «dar a conocer la marca al consumidor final». Esto pasa, con palabras de Flores, por tener puntos de venta cien por cien Promise: «Nos permiten cubrir las áreas geográficas donde estamos menos presentes. Pero, sobre todo, nos dan visibilidad a la calle y eso hace que fortalezcamos la marca en todos los canales y que entremos en la mente del consumidor».

En total, Promise cuenta con dos mil puntos de venta, el 30% de los cuales está en el extranjero. Esta cifra no se explica en ningún caso sin hablar de la tienda multimarca que «ha sido siempre la mejor vía de entrada a los mercados internacionales para la firma», según subraya Flores. Pero también en casa, la tienda multimarca ha sido el principal canal de distribución de su producto, además de los espacios shop in shop y ahora también, el punto de venta propio.

Raíces

En 1988 la empresa Géneros de Punto Everest, una compañía familiar del sector de la corsetería especializada en productos de algodón tipo commodity, decidió aplicar la fantasía a su proceso de diseño y, a partir de entonces, se convirtió en Promise. De la mano de Roser Samón, la creativa de la marca, ofrecen lo que ellos llaman «diseño extremadamente femenino». Flores asegura que no se olvidan de ningún tipo de mujer «desde la más sexy, la más deportiva, la informal o la glamurosa». Son las diferentes caras de la firma Promise que ante los nuevos clientes recuerda que sus colecciones «ofrecen moda y diseño de calidad premium, a un precio muy competitivo».

Aunque el producto de la firma no tiene nada que ver con los básicos que fabricaban en los años sesenta, hay aspectos de la empresa que, según Flores, perduran desde entonces: «La primera generación está totalmente desvinculada de la gestión, pero su ADN está presente en el día a día de la empresa. Me refiero al espíritu de esfuerzo y la pasión por el trabajo bien hecho. Estos son todavía los valores de nuestro negocio». También el hecho de ser una empresa familiar ha dejado huella en todos los procesos de trabajo que vive hoy Promise. Más concretamente, para Flores ser una empresa familiar les obliga «a tener una visión a más largo plazo que otros tipos de empresa», y añade: «No quiere decir que no podamos ser flexibles, pero en nuestro caso hay que hacer un equilibrio entre el riesgo y la sostenibilidad del negocio».

El producto

Dentro del catálogo de productos de la firma se puede encontrar cada vez más  variedad de prendas. Esto es así porque, según Flores, «el mercado es muy exigente y cambiante y hay que adaptarse a él para encontrar lo que quieren los clientes». Esta filosofía les ha llevado a diversificar la producción y actualmente, además de la corsetería, una parte importante de su actividad se centra en los pijamas y la moda de baño.

El director general de la firma explica que «hacer prendas de baño» era una evolución natural para Promise: «Hace seis temporadas que apostamos por ella. Fue una respuesta a la demanda de nuestras clientas. La moda de baño siempre nos había interesado porque sus patrones y sus formas están muy vinculados a la moda íntima femenina. Nos motivaba trasladar al baño nuestros conocimientos en el ámbito de la corsetería y poderlo ofrecer a las clientas».

Ahora bien, si hablamos en términos de facturación, el director de Promise explica que los pijamas juegan un rol muy importante y «les han abierto muchas puertas», asegura. Finalmente, además, la tendencia de diversificación del producto se ha traducido en prendas para hombre cada temporada: «Hasta hace un par de años, incorporábamos solo una selección de artículos para niño y hombre. Su buena aceptación hizo que ampliáramos la oferta y, actualmente, tenemos ya una colección completa de ropa interior, pijamas y ropa de estar por casa para hombre». Los buenos resultados de estas colecciones han hecho que Promise, a estas alturas, tenga en cuenta la moda masculina como una pata más de su actividad.

La estructura

El equipo de diseño, control de calidad, central de ventas y comunicación de Promise, está situado en Sant Pol de Mar, en el Maresme. Desde aquí, además, controlan el proceso de producción que se realiza, desde 2004 en Asia, principalmente en China: «La fabricación la tuvimos que trasladar a Asia, pero también a otros países, y ahora incluso volvemos a hacer algunas prendas aquí». En este sentido, Flores destaca que no se puede cerrar la puerta a ningún país cuando se habla de producir, y añade: «La reindustrialización del textil en Cataluña, sobre todo respecto a la confección, seguramente nos dará nuevos recursos para enfrentarnos a un mercado que cambia cada vez más rápidamente y está más internacionalizado».

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]