Actualidad RSS

Sweet Matitos, la marca que pasa por el corazón

9 febrero, 2018

Tito Maristany y Matías Jaramillo, creadores de la firma Sweet Matitos / Sweet Matitos

La firma creada por Tito Maristany y Matías Jaramillo transmite valores como la familia, la amistad y la naturaleza, y estará presente en la feria Coterie que se celebra del 26 al 28 de febrero en Nueva York

—–

Sweet Matitos es un sueño hecho realidad. Los dos empresarios con más de 15 años de experiencia en el sector de la moda: Tito Maristany, propietario y presidente del comité ejecutivo de la compañía logística Grup Met –y hasta hace poco presidente del Clúster Catalán de Moda y Textil (Modacc)–, y Matías Jaramillo, abogado y emprendedor. “Durante 15 años hemos trabajado para otras marcas haciendo casi de todo, y nunca nos habíamos planteado crear nuestra propia marca”, comenta Maristany, y continua: “Todo empezó cuando, a raíz del gran número de seguidores que tenemos en las redes sociales, donde colgamos muchas fotografías relacionadas con nuestra vida, aquello que nos gusta, lo que hacemos… una amiga nos hizo la reflexión: ‘Tenéis 100.000 seguidores en Instagram, ¿no habéis pensado en crear una marca de ropa inspirada en vosotros?’ Y aquí nos empezó a picar el gusanillo…”.

 

Los valores

Un gusanillo que se ha gestado a lo largo de dos años, durante los cuales los dos empresarios del Masnou montaron un pequeño equipo para tirar adelante su proyecto: una marca de ropa para mujer que apuesta por el lujo asequible y que tiene como eje vertebrador valores como la familia, las tradiciones, la naturaleza, los animales, la amistad, la belleza clásica… “Desde un inicio no nos proponemos vender ropa, sino un sueño, y que las clientas, por medio de la ropa, se sientan que forman parte de nuestro sueño, de nuestra manera de entender la vida”, comenta Jaramillo. Unas clientas que, según las describen los impulsores de la marca, son mujeres cercanas, detallistas, trabajadoras, familiares, románticas, afectuosas con los suyos, pero que a la vez tienen la fuerza necesaria para tirar adelante, y a las que les gusta ir cómodas y sentirse especiales.

 

Estreno en el 080

El equipo de Sweet Matitos se propuso sacar la primera colección –Sweet Life– el verano de 2018, y presentarla en junio de 2017 en el 080 Barcelona Fashion. Y dicho y hecho. “Nos hacía falta ponernos una fecha, puesto que sino todo se va alargando y no lo acabas de tener listo nunca”, dice Maristany, quien añade: “El proceso de crear una colección es como un embarazo: durante seis meses la preparas y la presentación es el momento del parto, cuando muestras a todo el mundo tu obra. Pasarelas como el 080 son útiles para dar a conocer la marca, pero también son importantes internamente; son como pasar un examen”.

 

Presencia en Nueva York

Uno de los hitos del que se sienten más orgullosos los fundadores de Sweet Matitos es haber conseguido ser una de les firmas seleccionadas para presentar la colección de invierno 2019 en la feria Coterie, en la sección Elite, que se celebra del 26 al 28 de febrero en Nueva York. “Estamos muy satisfechos de poder participar en Coterie; no es fácil, el proceso de selección es muy riguroso, y tener presencia allí nos abre las puertas al mercado americano, además que es un reconocimiento al trabajo hecho en esta segunda colección”.

 

Temporada de bailes de invierno

Winter Ball Season es el nombre de la segunda colección de Sweet Matitos, la de invierno, que se presentó la pasada edición del 080 y que se podrá ver en Nueva York. En esta se recrea un bosque encantado escocés y, en palabras de Matías Jaramillo, “explicamos un cuento de hadas donde la protagonista espera con ilusión el baile que tiene que tener lugar aquella noche. Mientras tanto, pasea por los bosques de Escocia que nos muestran los colores de la vegetación de invierno: amarillos, rojos, marrones, verdes… Cuando la joven llega a casa, va a su invernadero donde cultiva camelias, la flor del invierno. Por la tarde toma el té con la familia en la sala más acogedora del hogar, y cuando llega la noche empieza el gran baile donde aparecen las estrellas. ¡En 12 minutos hacemos que pase todo un día!”.

La nueva colección también ha tenido muy buena acogida, “y ya nos hemos reunido con distribuidores del Japón, Australia, Austria, etc., para comercializarla a más de veinte países a través de tiendas multimarca y centros comerciales”, apuntan.

 

Posicionar la marca

Tanto Jaramillo como Maristany son conscientes de la dificultad que comporta posicionar una marca, hasta el punto que Maristany afirma que “posicionar una marca es una inversión necesaria y es probable que sea el coste más alto que tiene una empresa de moda”.

En esta ocasión, los dos tenían claro que el nombre de su proyecto tenía que ser Sweet Matitos, que nace de la fusión de sus nombres. “Sweet Matitos somos nosotros, es nuestra manera de ser, de hacer, de pensar, de vestir… ¡La marca no podía llevar ningún otro nombre!”, exclaman.

El posicionamiento de la marca, la coherencia, los valores que representa, es lo que, según sus impulsores, les diferencia de la competencia. “Nosotros, si queremos que nos recuerden, tenemos que pasar por el corazón de las personas; por este motivo, tenemos que trabajar los valores, la parte más emocional”, subraya Tito Maristany para quién, de momento, el “made in Barcelona” no es necesario que acompañe su marca “porque se ha utilizado de manera indiscriminada, sin control. Hasta que no haya realmente un orden, que este bien controlado, no nos plantearemos si ponerlo o no”, subraya.

 

El éxito tiene un motivo

Cuando le preguntamos a Jaramillo y a Maristany qué les ha permitido llegar tan alto y tan rápido, los dos dejan claro que el éxito no es fruto de la casualidad. “No acabamos de llegar, hace 15 años que trabajamos en el sector, estamos muy involucrados y sabemos muy bien cómo funciona, y esto ayuda mucho”, aseveran.

Otra de las claves de su éxito es que ya tenían una estructura potente para sacar adelante el nuevo proyecto, y el tercer aspecto es que tenían muy claro que no querían vender ropa, “sino compartir una filosofía de vida y que las clientas se sintieran identificadas con nosotros, con nuestra manera de entender la vida. Queremos que nuestras clientas vistan nuestras creaciones y se sientan Sweet Matitos”, comenta Maristany.

 

Las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en una ventana abierta al mundo y Sweet Matitos lo ha sabido aprovechar. “Desde un inicio hemos utilizado Instagram y el resto de redes sociales para darnos a conocer: hacemos vídeos, sesiones fotográficas, etc., para mostrarlo a todo el mundo y esto nos ha permitido tener una proyección internacional muy rápida”, afirma Jaramillo.

Además, la marca nació con una tienda online. Actualmente, el 70% de las ventas se hacen en las tiendas físicas y el 30% restante en la virtual, “pero esto es lógico –reflexiona Tito Maristany- porque, al tratarse de una marca nueva, las clientas quieren ver el producto, tocarlo, etc. Más adelante, seguramente, optaran por comprar directamente desde nuestra página web”.

 

Crecimiento internacional

Uno de los objetivos de Sweet Matitos es expandirse, tanto aquí como fuera. Por este motivo, han previsto dos planes de crecimiento de la empresa. A medio plazo queriendo llegar al máximo número de países posible. “Tenemos muy claro que nuestra marca tiene vocación internacional; actualmente entre el 30 y el 40% de las ventas las hacemos en Reino Unido, donde desde un inicio hemos tenido muy buena acogida. Además, trabajamos para ir a nuevos mercados como el asiático –con China, Malasia y Singapur, entre otros países donde queremos tener presencia– que es muy atractivo y que cuida mucho los valores que nosotros priorizamos, y también a los países árabes, y a centro y sur América. ¡Nos queda mucho por explorar!», exclama Maristany.

Por lo que respecta a los objetivos a largo plazo, los dos empresarios apuntan que les gustaría hacer colecciones de hombre, infantiles, de roba para el hogar… “Sweet Matitos es una forma de entender la vida, y se puede aplicar a todo lo relacionado con la vida cotidiana», reflexiona Jaramillo. Con esta idea, desde un inicio la marca sacó su perfume. «El olfato es muy importante, es algo que recuerdas toda la vida, que te evoca un momento o a una persona, y con un perfume propio la marca deja más huella”, consideran los dos empresarios, los cuales no descartan redondear la experiencia abriendo tiendas propias.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]