Actualidad RSS

The Shopping Night Barcelona, da el pistoletaza de salida a las compras de Navidad

24 diciembre, 2010

La organización de The Shopping Night Barcelona calcula que la cifra de asistentes al acontecimiento se movió en torno a las 10.000 personas. / Amicca

La noche del 2 de diciembre, coincidiendo con la encendida de las luces de Navidad, el Paseo de Gracia de Barcelona se convirtió en el escenario de la primera edición de The Shopping Night Barcelona. Una iniciativa a la que se sumaron casi cincuenta establecimientos, que abrieron sus puertas de ocho a doce de la noche, en un ambiente festivo y que dio el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad.

Una noche que consiguió una gran afluencia de barceloneses y turistas, que buscaban una experiencia diferente y sin precedente en la ciudad. Las tiendas, los hoteles y el Paseo de Gracia se convirtieron en una caja de sorpresas, con la moda y la gastronomía como principales protagonistas. Esta iniciativa la promovieron la asociación Amigos de Paseo de Gracia, la Asociación de Empresas de Retail de España (Amicca) y el Ayuntamiento de Barcelona, con la colaboración de la revista Harpper’s Bazaar.

La organización de The Shopping Night Barcelona calcula que la cifra de asistentes al acontecimiento se movió en torno a las 10.000 personas y según estimaciones realizadas por algunas marcas, se calcula que la cifra de facturación total de la noche fue de 400.000 euros. Las entidades impulsoras valoran muy positivamente esta primera edición y en este sentido, Lluis Sans, presidente de la asociación Amigos de Paseo de Gracia, afirma: “Los comerciantes del Paseo de Gracia valoramos positivamente la Shopping Night más allá de las ventas conseguidas, ya que creemos que ha sido un impulso importante para toda la zona que nos beneficiará a corto plazo en ventas de Navidad”. Por otra parte, Alfredo Martín, presidente de Amicca, explicó que el principal objetivo de la jornada era la promoción de los comercios del Paseo de Gracia de cara a la campaña navideña, un objetivo que según ha dicho “se cumplió de sobras” porque “las calles estaban llenas y las tiendas estaban llenas”.

Un acontecimiento que llega en un momento en el que el comercio necesita reinventarse con iniciativas que sepan explotar su vertiente más lúdica y atraer el consumidor a las tiendas.

Comprar de ocho a doce de la noche

El ambiente que se respiraba en las tiendas era desenfadado y en muchos establecimientos se acompañaban las compras con música, cava, cócteles o sesiones de maquillaje, convirtiendo la experiencia en algo diferente a lo habitual. Entre las firmas que abrieron había de lujo, como Santa Eulàlia, Loewe o Max Mara, de gran distribución, como Mango o Desigual, de calzado, como Camper, y de estilo de vida, como Vinçon.

La participación de los hoteles fue esencial para la organización de las actividades paralelas, como la que tuvo lugar en el Hotel Majestic, donde se ubicó un showroom de venta de diseñadores independientes, en el que participaron, entre otros, American Perez, Jan iú Més o Martin Lamothe. Esta vinculación entre comercio y turismo, con la participación de tiendas y hoteles en la iniciativa, refuerza aún más si cabe la apuesta por convertir Barcelona en un destino de compras a nivel internacional.

Así mismo, la calle también se convirtió en escenario de actividades paralelas, con la exposición de portadas históricas de Harper’s Bazar, o la exhibición de la escultura del David de Miguel Ángel vestido de Missioni, obra del artista dEmo.

Otras iniciativas similares, como la Fashion’s Night Out, se ha llevado a cabo en otras ciudades del mundo vinculadas a la moda, como Nueva York o Londres, de la mano de la revista de moda Vogue y la editorial Condé Nast. La última edición tuvo lugar el pasado septiembre, con la participación de 16 ciudades simultáneamente.

Mimótica Micola inaugura su primera tienda propia

La misma noche de The Shopping Night Barcelona, Mimótica Micola inauguró su primera tienda propia, ubicada en la calle Provenza número 274, esquina con Rambla Catalunya. Su diseñadora, Raquel Micola, define la tienda como “una burbuja muy femenina, donde no puede pasar nada malo”. En 60 metros cuadrados, la firma de accesorios recrea su mundo infantil y desenfadado, en el cual no faltan elementos sorprendentes como una pared llena de cromos de picar. Destaca el mobiliario antiguo de la tienda en el que se exponen los zapatos, las botas, los bolsos y los complementos de la última colección. Actualmente, la empresa fundada en 2003 distribuye sus productos en 300 puntos de venta de 12 países diferentes, entre los que se encuentran Francia, Italia o Japón.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]