Actualidad RSS

Wedding Planners: Una figura en alza para las bodas

29 mayo, 2017

Boda organizada por A Spanish Do / A Spanish Do

Cada vez más, las parejas cuentan con organizadores de bodas o wedding planners para la celebración de su gran día.

—–

Ha empezado la temporada de bodas y en muchas de ellas, se puede encontrar un wedding planner. Un profesional –frecuentemente son mujeres-, que se encarga de la organización de todos los detalles del acontecimiento. “Es alguien que tiene en cuenta la imagen que los novios quieren proyectar y se encarga que todos los elementos de la boda comuniquen en la misma dirección”, explica la socia fundadora de la empresa Qué me pongo, Montse Guals. Ella se encarga de la formación de futuros wedding planners en nuestra casa, como profesora del curso que la escuela de diseño ESDI ofrece en este ámbito.

La figura de los wedding planners surgió en los años 50 en los EEUU. La progresiva incorporación de la mujer al mercado laboral y también, el hecho que los novios se casen más mayores, explican en parte, porque más parejas quieren contar con los servicios de un wedding planner. Pero además, “se han popularizado las bodas que tienen muchos detalles y esto, implica mucha planificación”, añade la experta y fundadora de Yes I do, Sonia Servent.

 

Profesionales de los detalles

“Nosotros lo que hacemos es sacar todo el estrés a los novios y pensar cada uno de los detalles de la boda. ¡Que son muchos!”, subraya la wedding planner, Lauren Whelan que trabaja en la empresa A Spanish Do juntamente, con la socia fundadora, Elaine Bray. Estas dos profesionales se han especializado en organizar bodas de extranjeros que escogen Barcelona o sus alrededores para el gran día. En el sector, esta actividad económica ya se conoce con el nombre de destination weddings. Un concepto pensado para unir bodas y turismo en una única ocasión. Pero más allá de su especialidad –a menudo también se casan parejas mixtas, donde uno de los dos es de aquí-, Whelan y Bray recuerdan que una wedding planner “no solo se encarga de las flores y los platos”. El día antes de esta entrevista, las dos expertas habían hecho una visita técnica a la casa donde se casaran sus próximos clientes para organizar detalles como la ubicación del cuarteto de cuerda que han contratado o las extensiones de cables y enchufes de la empresa de iluminación. “Nuestro trabajo incluye un montón de tareas, desde coordinar la maquilladora para la novia y las damas de honor, hasta organizar un autobús para cien personas para desplazar a los invitados”, detalla Whelan pensando ya en sus próximos clientes.

Cada temporada, Good Feelings, empresa del sector, se encarga de la organización de hasta 10 bodas y participa parcialmente, en la celebración de otras seis. En total, cerca de una veintena de bodas tienen a la wedding planner Alejandra de Balanzó, propietaria de Good Felling, totalmente ocupada durante la temporada alta de novios. En esta época del año, las semanas no tienen ningún día libre. “Nosotros acompañamos a los novios en todo el proceso de preparación de la boda. Los asesoramos para que vean los aspectos positivos y negativos de cada idea que tienen; les ayudamos a gestionar su presupuesto para que puedan tener, en la medida de lo posible, la boda que siempre han soñado”, explica Balanzó. En este sentido, Sònia Servent asegura que en 2007, cuando ella creó Yes I do, la figura de wedding planner estaba aún poco desarrollada y “había la necesidad de aportar profesionalidad, a una actividad llena de emoción”. Desde abril y hasta octubre, Servent organizará 12 bodas. Se encargará de seleccionar y recomendar los mejores proveedores, de llevar la previsión de gastos, de filtrar propuestas, de negociar “absolutamente todos los precios” y de coordinar la celebración de los acontecimientos.

 

Mil gustos

Como se dice popularmente, cada pareja es un mundo y por esto, cada boda también es diferente. Respetar y transmitir la imagen de los novios es uno de los retos más importantes que tiene un wedding planner. “Alguien que no sea profesional del sector se dejará llevar por sus gustos personales y no tendrá en cuenta que todos los elementos de la boda comuniquen lo mismo”, dice la experta de Qué me pongo. Ella lleva más de veinte años en el sector del asesoramiento de imagen y cree que un buen wedding planner no se deja influir por sus gustos. “Esto es clave para hacer un buen trabajo”, asegura. Teniendo en cuenta lo que dice Guals, la pregunta es cómo se consigue captar los gustos del cliente y transmitirlos el día de la boda. “Es imprescindible hablar mucho con los novios. Hace falta conocer aquello que les gusta, sus costumbres, como se conocieron y que hacen en su tiempo libre. Si sabes escucharlos, te quedarás con los detalles que son importantes para ellos. De esta manera y siempre juntos, creamos el concepto de boda que quieren”, explica Alejandra de Balanzó. También para ajustarse a los gustos de sus clientes, Sonia Servent tiene claro que una parte importante de su trabajo es “recopilar inspiración”. Y dice: “Nos fijamos en los detalles que hacen especial la ilusión que tiene cada cliente. Partimos de aquí, para introducir nuestras recomendaciones y el resultado es una combinación perfecta de nuestro estilo y del estilo de los novios”.

 

Clientes y novios

“Hoy puedes encontrar mucha información en Internet. Mil empresas de catering, fotógrafos, floristas, pero sin la experiencia en el sector es muy difícil saber cuáles trabajan mejor, ofrecen la mejor relación calidad precio y son más flexibles”, dice Lauren Whelan. La información de expertos es aún más relevante para el tipo de cliente que tiene su empresa, A Spanish Do. “Los novios con los que trabajamos no conocen nada de la ciudad y es imprescindible que puedan contar con alguien que les da información desde dentro”, dice Whelan. Aunque sus clientes son mayoritariamente extranjeros, tienen bastantes aspectos en común con los novios que aquí también quieren contar con una wedding planner para su boda. Estos clientes son, según las expertas del sector, personas de un poder adquisitivo medio-alto y alto y tienen lugares de trabajo con cierta responsabilidad. Son profesionales a quien su trabajo les deja poco tiempo libre para preparar un día tan especial. “Son parejas con un alto nivel de estudios y con vidas muy ocupadas, les gusta viajar y a menudo un de los dos es muy perfeccionista”, dice Alejandra de Balanzó de Good Feelings.

Los trabajos de estos novios y su posición socioeconómica les permite destinar una parte del presupuesto de su boda a contratar los servicios de una wedding planner. Las tarifas en este sector varían mucho en función del tipo de asesoramiento que se quiera y también, de la boda que se celebrará. “No es lo mismo una boda de 250 personas y un día, que una de treinta y tres días”, dice Sonia Servent en referencia a las horas y el trabajo que comportará una u otra. La experta en imagen personal Montse Guals explica que las tarifas pueden fijarse a partir de un margen sobre los servicios y proveedores gestionados o a partir de un presupuesto cerrado. Asesoramientos puntuales para un servicio de catering o para la decoración pueden suponer unos mil euros y pico, mientas que la organización de toda la boda empieza con precios a partir de los cuatro mil euros. “Es difícil decir el coste exacto, porque cada boda es muy diferente. Depende de cada cliente y de sus necesidades. Cada uno nos contrata en etapas diferentes del proceso o para unos servicios muy concretos. Nosotros siempre hacemos una valoración muy detallada, antes de darles el presupuesto y siempre incluimos todos los gastos. No nos gusta añadir extras durante el proceso”, explica Whelan de A Spanish Do.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]