Actualidad RSS

Ze García: la alta costura llega a las milennials

30 enero, 2018

El diseñador Ze García en su atelier / Ze García

El diseñador José María García inaugura la 080 Barcelona Fashion con un desfile milennial y hace subir a la pasarela las influencers más destacadas para ejercer de modelos de excepción

—–

Avanza a buen ritmo una nueva edición del 080 Barcelona Fashion, la pasarela que une moda, creación y negocio en el recinto modernista de Sant Pau. En esta ocasión, Ze García ha sido la firma seleccionada para inaugurar el evento con su desfile Millennial Couture en el que ha invitado las it girls e influencers más destacadas para ejercer de modelos de excepción. En concreto, Dulceida, María Pombo, Laura Escanes, Jessica Goicoechea, Inés Arroyo, Patry Jordán o Marta Riumbau, entre otras, han abandonado su habitual “primera fila” para desfilar mostrando la nueva colección de la firma barcelonesa. “Que nos hayan seleccionado para abrir la pasarela ha sido algo maravilloso, una experiencia muy divertida y emocionante”, explica José María García, fundador, impulsor y diseñador de Ze García.

Un clásico renovado

En el atelier de Ze García, situado en la calle Muntaner de Barcelona, el joven diseñador muesta la esencia de la firma, un proyecto que inició hace cuatro años después de pasar por el estudio de José Castro como ayudante de taller, trabajar para firmes como Diktons, Desigual, Escada, Karen Millen, y últimamente como fashion stylist y visual merchandiser para el grupo Emporio Armani. “Lo que busco es ofrecer diseños prêt-à-couture, de gran calidad y perfectamente confeccionados”, explica José María García, quien se define como “un clásico renovado” que intenta hacer una reinterpretación de aquello que ha estado de moda. Destacan sus diseños vistosos y divertidos, con espaldas al descubierto y exclusivos acabados, “piezas de ropa realistas para poder llevar por la calle, pero trabajando de la misma forma que la alta costura”, remarca el diseñador.

 

Un trabajo artesanal

Para conseguir “bajar el cielo a la tierra”, García ha recuperado la manera de trabajar tradicional, “donde tan importante es el diseñador que hace el boceto a mano como la patronista que prepara los patrones sobre papel o la modista que cose y retoca todo lo que haga falta… Aquí todo lo hacemos poco a poco, paso a paso”, y añade: “Hemos rescatado el concepto de atelier, todo lo que le envuelve, y cuando una clienta entra en Ze García se puede sentir como transportada a la década de los años veinte del siglo pasado, y respirar la atmosfera y el glamur de aquella época”.

 

La clientela

Una de las claves de Ze García es que ha sabido satisfacer la demanda de una clientela que no encontraba quién pudiera ofrecerle vestidos de novia o fiesta confeccionados a mida, de forma artesanal, pero actualizados y teniendo en cuenta el estilo, la personalidad y la silueta de cada uno. “Con el nacimiento de la moda low cost se perdió la modista, el hecho de hacerte el vestido a medida, y ahora se ha recuperado. En su momento tuve la suerte de ver un nicho de mercado que no estaba cubierto y aposté”, explica García, quien define su clienta como una mujer joven, cosmopolita, atrevida, sexy, cool y elegante, que valora el trabajo hecho a mano y que, por tradición familiar, sabe qué es ir a la modista y confía en su diseñador. “Es una persona con un estilo sofisticado y atemporal, con quien hablo el mismo lenguaje, y por esto nos entendemos”.

 

El papel de Instagram

El hecho de apostar por un trabajo artesanal no quiere decir que García pierda de vista la realidad actual. Fue de los primeros en hacer de Instagram y el resto de redes sociales el principal medio para darse a conocer. “Pertenezco a una generación de cambios, que sabe vivir entre la nostalgia de lo que es antiguo y la euforia de la novedad. Por este motivo, intento combinar el trabajo hecho a consciencia, con todo lo que nos aportan actualmente las redes sociales por lo que respecta a darnos a conocer, tener presencia en todas partes de una manera casi inmediata, etc.”. Y es que, Ze García es una empresa joven, que nació con Instagram y desde un inicio lo ha utilizado como una herramienta de marketing “que nos ha permitido mostrar quién somos y qué hacemos, dirigiéndonos al público al cual queremos llegar, sin necesidad de invertir muchos recursos”, remarca el fundador de la marca.

Agradecido con las influencers

Además de las redes sociales, otra vía que ha permitido a Ze García darse a conocer y conectar con las clientas son las influencers. El diseñador opina que aportan frescor y naturalidad. “En mi caso, siempre han sido una influencia positiva. Empecé a trabajar con Inés Arroyo, que en esos momentos era la top en estilismo, y después con Dulceida, y poco a poco creamos como una pequeña familia”. Una pequeña familia que este año se ha llevado a la pasarela del 080 y con la que ha presentado una nueva colección que le permite crecer paso a paso.

 

Saborear cada momento

Y es que, José María García considera que si no dispones de un gran capital para tirar adelante, tienes que avanzar paso a paso. “Creo en el trabajo, en la constancia, pero también hay el factor suerte, o bien es el destino…”. En un mundo rápido y viral, Ze García empezó poco a poco y ha sido de esta manera, progresiva, saboreando cada momento, como ha conseguido hacerse un nombre y tener una clientela fiel. “Tengo clientas de aquí, pero también de todas partes, de las Islas Baleares, de Galicia, de Extremadura… a quién damos muchas facilidades; por ejemplo, hacemos el fitting en un solo día: la clienta llega a las 10 de la mañana y tiene una modista solo para ella, y a las cinco de la tarde ya puede hacerse la última prueba”.

 

Tienda online

Además de dar todo tipo de facilidades a las clientas de fuera de Barcelona, desde un principio la firma vende una parte de los diseños online a través de su página web. Actualmente el 80 % de las ventas tienen lugar en el atelier, y el 20 % restante en el portal de Ze García. “Sólo comercializamos online los modelos que sabemos que encajan, con los que la clienta quedará satisfecha; los que son muy laboriosos, y también más caros, los vendemos solo en el atelier porque requieren más retoques”.

 

Etiqueta Made in Barcelona

Otro rasgo distintivo de Ze García es el ‘made in Barcelona’. “Quise poner el ‘made in Barcelona’ a las etiquetas porque, aunque nací en Santander, me he criado y formado en Barcelona, soy un enamorado de la ciudad, que me aporta energía y sinergias, y porque todo el proceso de fabricación lo hacemos aquí, en el atelier“.

Un proceso que huye de la producción masiva y de la guerra de precios. “No me interesa producir en Asia ni entrar en la guerra de precios. Es imposible teniendo a un Amancio Ortega en medio”, remarca José María García, que añade: “La guerra de precios va a volumen, y si no vendes 100.000 vestidos no conseguirás hacerlos más económicos que la competencia, y entras en una rueda que a mí no me aporta, que no es la mía, porque a mí me gusta tratar personalmente con la clienta, estar con ella, hacer la personalización de cada vestido, vivir el día a día del atelier… Esto es lo que quiero, lo que me gusta y lo que soñaba de pequeño”.

 

Más vale ser cabeza de ratón…

Hacer el salto internacional no es actualmente una de las prioridades de Ze García. “Aunque fuera ya nos conocen, me gusta hacer las cosas paso a paso, sin prisas, ya que ‘más vale ser cabeza de ratón que cola de león’”. Por este motivo, la firma tiene previsto continuar trabajando en España y desarrollando aquí sus productos. “Mi objetivo es avanzar trabajando con esfuerzo y conseguir ser una marca española reconocida aquí y fuera. Y con el equipo que tengo, ¡voy por buen camino!”, concluye José María García.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]