Actualidad RSS

Zer Collection es la suma de tecnología, sostenibilidad y tendencia

25 marzo, 2019

Las impulsoras de Zer Collection, una marca de ropa confeccionada con técnicas de fabricación digital. / Zer Collection

La start-up, creada por dos jóvenes emprendedoras, explora las posibilidades que ofrece la fabricación digital y las aplica al mundo de la moda

—–

Ane Castro y Núria Costa son las impulsoras de Zer Collection, una marca de ropa confeccionada con técnicas de fabricación digital, como la impresión 3D o la bordadora digital, con las cuales es posible producir piezas sin generar residuos. Su valor diferencial es fruto de la suma de tecnología, sostenibilidad y tendencia.

 

De la universidad a Holanda

Núria y Ane son dos jóvenes emprendedoras, la primera catalana y la segunda vasca, que se conocen desde que empezaron la carrera de Diseño de Moda en ESDi, Escuela Superior de Diseño. «Siempre hacíamos los trabajos juntas y decidimos hacer unas prácticas en Holanda, en la Universidad Tecnológica de Eindhoven (TU/e), porque teníamos claro que queríamos investigar en nuevos materiales y nuevas formas», explica Núria. En TU/e pasaron a formar parte del Departamento de Wearable y, a cambio de impartir clases de diseño y moda a estudiantes universitarios, les permitían utilizar los laboratorios y los diferentes recursos tecnológicos de que disponían, como la impresora 3D, la bordadora industrial, el escáner corporal… «A raíz de ir a Holanda y trabajar con diferentes máquinas, se nos abrió un nuevo mundo, y fue entones cuando empezamos a profundizar en todo lo que es la impresión 3D, algo muy innovador», comenta Ane.

 

Crear un nuevo tejido

Las diferentes tecnologías con las que tuvieron oportunidad de trabajar les ofrecían la posibilidad de crear más de 90 tejidos, «y los que más nos atrajeron fueron los que hicimos con la impresora 3D. Uno de ellos era elástico, flexible, confortable, llevable… características que tienen los tejidos convencionales en plano, y pensamos que era algo innovador. Además, casi sin darnos cuenta, todo nos iba llevando hacia este camino, el de la impresión 3D», subraya Núria.

Además de crear piezas de ropa con este nuevo tejido, las dos diseñadoras también han trabajado la impresión sobre determinados tejidos, como el neopreno, “lo que nos ha permitido crear piezas más visuales y con un aire más artístico para los desfiles, pero en las colecciones más comerciales no somos tan atrevidas y solo lo utilizamos en determinadas partes, como pueden ser los tirantes o las rodilleras, por ejemplo”.

 

La primera colección

Al volver de Holanda, Núria y Ane continuaron experimentando y aprovechando la investigación, el trabajo y los conocimientos adquiridos fuera para crear su primera colección como proyecto de fin de carrera. Al ser el mejor proyecto de fin de carrera, la escuela las premió ofreciéndoles la posibilidad de cursar un master en Asesoría de Imagen y Estilismo, y no dejaron pasar la oportunidad. Los conocimientos adquiridos en el master les permitieron profundizar en todo lo que envuelve el estilismo, conocimientos que les fueron muy útiles tanto para preparar las colecciones como los desfiles. Al mismo tiempo, la formación que recibieron en gestión de moda fue la base para empezar a pensar en crear su propia empresa. “La verdad es que nos vino todo rodado, y una cosa nos llevó a la otra”, comenta Ane.

 

Reimagine Textile

Al acabar el máster, participaron en Reimagine Textile, en el TecnoCampus de Mataró, un programa de alto rendimiento de acompañamiento a emprendedores con una idea de negocio en el sector textil abiertos a incorporar un componente de innovación y/o tecnología como ventaja competitiva. Gracias a este programa pudieron continuar desarrollando su proyecto e impulsar toda la parte más empresarial, “que es quizás la que llevábamos más floja”, confiesa Núria, quién añade: “Ahora hemos creado un business plan, desde hace un par de meses nos hemos constituido como empresa y seguimos las directrices que nos han marcado en la incubadora”. Las dos emprendedoras consideran que empezar en una incubadora como Reimagine Textile es muy positivo, “ya que te ayudan mucho y te encuentras rodeada de otras empresas que también están creciendo y con las que puedes colaborar”, explica Ane.

 

Avanzar a buen ritmo

Tanto Ane como Núria son dos jóvenes inquietas y, mientras participaban en el programa Reimagine Textile, se presentaron al concurso Creatic, un concurso impulsado por el Tecnocampus que premia las mejores iniciativas empresariales vinculadas a la tecnología. Ganaron el segundo premio, lo que les permitió quedarse un año más en la incubadora. “En estos momentos tenemos la empresa constituida, hemos lanzado nuestra primera colección, hemos participado en una feria de moda para comercializarla y también tenemos previsto estar presentes en la tienda Ozz Barcelona, situada en el Born”, comentan, añadiendo: “El año pasado nos centramos más en presentarnos a premios y concursos, mientras que ahora ya somos una empresa y buscamos como comercializar el producto”.

El hecho de pensar en la comercialización les ha hecho replantear algunos aspectos de sus colecciones y, por ejemplo, “el año pasado desfilamos en Madrid y las colecciones eran muy visuales, pero en el momento de comercializarlas tenemos que pensar en piezas más funcionales, que tengan un punto deportivo, pero elegante. En definitiva, que las colecciones sean más de calle”, explica Ane.

 

Valor diferencial

Uno de los aspectos que diferencia Zer Collection de otras firmas de moda es el uso que hacen de las nuevas tecnologías y cómo las han incorporado en sus colecciones. “En el caso de la impresión 3D hemos sido pioneras en el ámbito nacional, y casi te diría que también en el internacional, introduciéndola en el sector de la moda”, destaca la Núria. “Normalmente, quien trabaja en impresión 3D se dedica más a crear complementos, como bolsos, brazaletes, etc., y no crea una colección entera”. Aún así, las dos jóvenes diseñadoras también trabajan diferentes técnicas de impresión digital porque no quieren quedarse solo con la impresión 3D.

 

La clientela

Núria y Ane son conscientes que su clientela está muy vinculada con el tipo de ropa que comercializan. “Nuestro target son personas que viven en ciudades, que están interesadas por el diseño, las nuevas tecnologías, que valoran la investigación, la fabricación local, ya que todo lo hacemos en Barcelona o alrededores, y que apuestan por un valor diferencial. Tenemos claro que no queremos competir con la moda rápida”, destacan.

 

Darse a conocer

Tanto Ane como Núria son conscientes que no pueden desvincular los conceptos expansión e inversión. “Por este motivo en nuestro plan de negocio ya preveíamos avanzar poco a poco, pero de una manerafirme”. Los primeros pasos para darse a conocer ha sido participar en una feria en Berlín “porque nuestra estética urbana y minimalista encaja muy bien con el público del norte de Europa, de Bélgica, de Alemania…, y nos interesaba que los distribuidores nos viesen y nos comprasen”, subrayan. De momento no se plantean tener una tienda propia, y apuestan por comercializar sus piezas a través de comercios multimarca y trabajar por tener presencia en países como Alemania, “aunque también nos interesa y atrae mucho el mercado asiático, en especial Japón”.

 

La venta online

Por lo que respecta a la venta online, después de analizar el mercado se han dado cuenta que es muy difícil comercializar los productos a través de internet si previamente la marca no tiene notoriedad, “para que te compren online, antes te tienen que conocer; ¡si no es muy difícil!”, remarcan.

Por este motivo consideran que el primer paso es estar presentes en las principales tiendas multimarca de las grandes capitales, o de las ciudades más importantes de cada país. “Si el cliente nos encuentra en estos comercios que son referentes, puede empezar a confiar en nuestra marca y el día de mañana la venta a través de internet será mucho más fácil”. Por eso, ninguna de las dos descarta potenciar la venta online, “pero sabemos que no podremos vivir solo de esta, y nos queremos reforzar teniendo presencia en tiendas físicas”.

 

Continuar avanzando

Actualmente Zer Collection cuenta con un nuevo partner, Barcelona 3D, “que nos ofrece la tecnología de que dispone y nos permite utilizar sus impresoras 3D”, explican las jovenes emprendedoras que están centradas en comercializar su primera colección para poder continuar avanzando. A largo plazo se plantean consolidarse en Europa y entrar en el mercado asiático, “pero lo queremos hacer poco a poco, observando el día a día”, concluyen.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]