Entrevista

«¡Tener el taller es una locura!»

Teresa Helbig, diseñadora galardonada con el Premio Barcelona es Moda

Teresa Helbig es una mujer de sonrisa tierna, mirada llena de ilusiones y palabras aceleradas con las que une su creatividad combativa con la dulzura de sus diseños.

 

Cuando se la describe como diseñadora de moda es obligado hablar de una luchadora. Un adjetivo que al lado de sus propuestas hiperfemeninas, sensibles y, sobre todo, sensuales, más que sexuales, como le gusta decir a ella, suena a paradoja. Pero hoy en día, sólo alguien con un cierto espíritu rebelde y combativo puede creer y tirar adelante con éxito una empresa situada en el centro de Barcelona, que tiene el corazón de su negocio en la elaboración artesanal de vestidos.

 

Artesanía y moda hace tiempo que dejaron de dar grandes beneficios en nuestro país. Una realidad impuesta en el sector textil y de la confección por los cambios de modelo productivo y la globalización de los mercados que no detiene a Teresa Helbig. Hace 20 años, encontró el inicio de su trayectoria profesional en la creación de escaparates, y desde allí el paso al diseño de vestidos fue decidido. Primero, elaborando encargos, fruto del boca a oreja, y hoy, creando dos colecciones anuales de vestidos de ocasión y una de vestidos de novia mientras pone en marcha su nuevo taller de confección; “nuevo y único”, matiza.

 

 

Y como siempre dice Teresa Helbig, todo se está haciendo muy poco a poco.

(ríe) ¡Sí, soy la lenta!! Pero tiene un porqué, esto de ser lenta: hay que atar muy bien les coses para poder responder los encargos y a la vez seguir siendo fieles a nuestra idea de mantener aquí el taller.

 

Un taller que en breve será nuevo, y que se unirá al showroom.

¡Será único! Será “El Taller”. Bien, único para nosotros. Nos trasladaremos todos al piso de abajo y el cliente podrá ver que tallamos en casa, cosemos en casa, planchamos en casa. Verá que todo lo hacemos aquí.

 

Vuestro valor añadido. ¿Una exclusividad difícil de encontrar y de mantener hoy?

¡Sí, tener el taller es una locura! Es carísimo mantener esta filosofía de trabajo, y más hacerlo aquí, en el Eixample. Ya no queda gente que elabore así el producto y nos cuesta mucho encontrar personas para realizar este tipo de confección. Intentamos hacer cantera con jóvenes que tengan ganas. Hacer un buen equipo es clave.

 

¿Qué otro proyecto tiene tu mente ocupada?

Tener un showroom exclusivo de ventas en Madrid. Sería sensacional, y ahora es el momento. Pero no puedo hacer cosas que no puedo asumir, y este proyecto lo dejaremos para más adelante. Es un sueño que no es hará realidad inmediatamente.

 

Hablando de sueños, ¿hay algún “supersueño”?

Desfilar en París, lo es.

 

Pero…

Pero es carísimo y no lo puedo asumir.

 

300 mil euros al año, aproximadamente.

Cifra que no nos podemos permitir y a la que hay que sumar los gastos de traslado, etc. Además, cuando vayamos, queremos que sea para tener continuidad.

 

Hace poco habéis vuelto de allí, participasteis en un showroom colectivo que se celebró coincidiendo con la Semana de la moda de esta ciudad. ¿Cómo ha ido?

No ha ido bien, no nos han visitado clientes. Ya lo sabíamos antes de ir, pero no queríamos dejar de probarlo. Sabemos que París es muy duro; entrar en este mercado es como picar piedra. Se tiene que hacer poco a poco. Por tanto, ahora invertiremos todas nuestras fuerzas en aquello que nos está yendo bien y sabemos hacer.

 

¿Crecer no es vuestra prioridad?

Internacionalizarnos sería la bomba, pero el problema es que somos pequeños y no nos podemos permitir hacer acciones durante seis meses y que después no tengan continuidad. Esto es tirar el dinero y malgastar el tiempo. Aunque tenemos claro que nuestro producto se puede vender en Nueva York y Japón.

 

Entonces, ¿cómo tiene que crecer Teresa Helbig?

Cuando pensamos en crecer, no pensamos en vender grandes cantidades. Nuestro modelo de negocio no está enfocado para producir muchísimo. Son vestidos especiales y de ocasión. Las grandes cantidades no me saldrían, ¡ya me gustaría!

 

Una segunda línea, ¿podría ser la fórmula?

Queremos ser fieles a nuestra filosofía basada en la calidad del tejido y el cuidado por todos los diseños. Cuando hacemos un vestido no pensamos en las horas de elaboración que supone. ¡Después nos damos cuenta que son muchas! Pero no queremos recortar de aquí y dejar de ser Teresa Helbig. ¿Una segunda línea? Quizá sí, pero se necesitaría otro planteamiento.

 

Después de desfilar en el 080 Barcelona, este año habéis empezado a hacerlo en Cibeles, en Madrid. La repercusión que os ha dado estar en esta pasarela, con el premio a la mejor colección, ¿se ha notado?

Sí, lo estamos notando.

 

 

¿Y la crisis?

El 2009, sí; sobre todo la hemos notado la segunda parte del año. Pero este año nos va bien y estoy muy contenta porque creo que este es el retorno de la gente que hemos dejado contenta.

 

Además, habéis crecido bastante en la línea de vestidos de novia, ¿verdad?

En el global del mercado somos insignificantes, pero hemos crecido, sí. Además, con un tipo de novias poco convencionales que me gustan mucho.

 

Vestido joya, diseños hiperfemeninos… ¿Cuál de los muchos adjetivos que reciben tus diseños te gusta más?

Me gusta especialmente que sean hiperfemeninos. En cuanto al vestido joya, me da algo de vergüenza que lo llamen así, pero sí que son pequeñas joyas. Para muchos vestidos incluso elaboramos los tejidos con combinaciones propias.

 

Mujer, emprendedora y empresaria. ¿Cómo se combina todo?

Ostras, sí, ¡empresaria suena extraño! Yo tengo un hijo que ahora tiene 18 años y he tenido que combinarlo todo. Recuerdo en muchas ocasiones llevar en un brazo los paquetes de los encargos y en el otro el bebé y viajando. Creo que se puede combinar y supongo que el hecho que a mí me apasione lo que hago, me ha ayudado.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]