Entrevista

«Ahora la información está en Internet»

Isabel de Pedro, diseñadora y empresaria

La diseñadora y empresaria, Isabel de Pedro, nos concede una larga entrevista sobre el estado actual de la moda y un análisis privilegiado de sus cambios más relevantes. Una hora y media de conversación que comparte con los lectores de Barcelona és Moda. De Pedro desvela los detalles más decisivos para entender qué es hoy el sector de la moda y cómo ha cambiado desde que entró en él hace más de 40 años.

 

Las palabras que elige cuando habla de moda, del negocio de la moda hoy, son severas. Con una sonrisa elegante las suaviza cuando confiesa que, a pesar de la dureza de este negocio, ella es una apasionada del mismo. Solo esta dosis de pasión, dice, «permite resistir a los tiempos y las exigencias» de un sector que, en los últimos diez años, ha visto más cambios que en todas las décadas anteriores que la  diseñadora ha vivido.

 

Hablamos con Isabel de Pedro en su única tienda en España, la que tiene en la calle Calvet de Barcelona. Nos espera arreglando los accesorios de uno de los maniquíes de su escaparate. El oficio siempre la mantiene alerta.

 

¿Cómo describe el sector de la moda hoy?

Todos los grandes de la moda se han marchado. Esto es como la música de los años 80 que dio grandes músicos, pero ya han desaparecido.

 

¿Diría que el sector de la moda está en crisis?

Más que una crisis, en la moda hemos sufrido una revolución con los grandes de la distribución que han invadido el mercado y lo seguirán haciendo.

 

¿Cuáles son las grandes diferencias respecto a unos años atrás?

Cada vez se necesitan menos diseñadores, porque las grandes empresas crean utilizando macrodatos. O el diseño ha dejado de ser un trabajo individual, es un trabajo de equipo. La moda es tan diferente de lo que hacíamos antes.

¡En una feria reciente vi a un comercial de una marca española vendiendo los diseños de novia a través de la tableta! No te puedes relajar porque siempre hay alguien listo que sabe diferenciarse. Hacer las colecciones, llevarlas a las ferias, es un mundo del pasado. Quizá dentro de cinco años, solo haremos las prendas para hacer las fotos y venderemos los productos solo a través de imágenes. Las generaciones próximas se gastarán más dinero en fotos y marketing.

 

¿No cree que quede ningún gran diseñador?

Las grandes empresas lo que quieren son diseñadores que hagan lo que ellas les dicen. Gaultier era independiente, McQueen también, hacían lo que querían y lo hacían bien. Ahora, el trabajo de diseñador es, cada vez menos, diseñar. Todo necesita una reflexión, ¡y no puedes estar vomitando constantemente!

 

Vomitar es una palabra muy dura para hablar del proceso de creación de la moda…

No es bueno lo que resulta de este proceso de crear, crear y crear sin parar. No es bueno. Antes, los tiempos de la moda ya eran breves. Ahora, no hay tiempo y lo que sale no es bueno. Por muchos ayudantes que tengas, si tienes que hacer las  colecciones crucero, las de media temporada y lo otro que se inventen… al fin y al cabo es una locura. Y en definitiva porque, como dice Gaultier, no se venda en las tiendas.

 

¿No se vende?

Cuando vas a las tiendas del Soho y las ves vacías te preguntas: «¿por qué se abren estas tiendas, para una estrategia de marketing?»

 

¿El grueso del negocio no está en vender la ropa?

¡Claro! Seguramente, la clave es ahora vender zapatos, complementos, etc. Pero después te preguntas: «todo el esfuerzo que como diseñador he hecho, ¿para qué sirve?».

 

¿Esta situación crea desánimo?

Sí, por supuesto, y yo no acabo de entender el negocio. En las tiendas en línea de las grandes marcas ves una gran cantidad de producto que no encuentras en las tiendas físicas. Allí, lo que ves son muchos bolsos de mano, un complemento muy impersonal.

 

¿Por qué?

Se lo puede comprar cualquiera, independientemente de sus características físicas. Pero la ropa no y los precios de las grandes marcas de moda son demasiado elevados.

 

En este panorama que dibuja, ¿en qué situación deja el negocio de la moda?

Como un negocio bestial.

 

¿Pero es muy esclavo?

Sí, pero también ganas mucho dinero si lo haces bien. Yo soy una gran apasionada de la moda. Miro en todas partes las últimas tendencias. Hoy, la información está en Internet. Navego por todas las webs de los grandes diseñadores para disfrutar. Mi hija, que ha estudiado Integral Design en Parsons, en Nueva York, sabe qué quiere decir estar en el mundo de la moda. Me ha visto a mí y sabe que esto es vocacional. Si no tienes vocación después de diez años, muchos profesionales están amargados.

 

Usted lleva 40 años en el sector…

Sí, pero no me provoca nostalgia mirar atrás.

 

¿Se ha democratizado la moda?

Sí, y lo ha hecho de la mano de Zara, como lo podría haber hecho Uniqlo. Yo que soy una profesional del sector, no veo la diferencia entre un pantalón de ocho euros y otros más caros.

 

Algunos expertos en tendencias de mercado afirman que un segmento del público ya no quiere moda efímera. ¿Está de acuerdo con esta afirmación?

No. A mí me pasa con algunas prendas de ropa que me he comprado. Un abrigo de McQueen, por ejemplo, que no encontraré nunca más. Pero fue una casualidad que fuera de McQueen, podría haber sido de un diseñador desconocido.

 

¿Qué busca el cliente de Isabel de Pedro?

Mi ropa es una buena inversión, te miran por la calle cuando la vistes. Dejas de ser invisible. Mucha gente de 60 años me dice que deja de ser transparente.

 

Fabrican todo el producto aquí. ¿El cliente valora cada vez más la producción local?

El cliente busca precio. Si mi marca valiera un 30% menos, estarían encantados.

Ahora fabrico aquí, pero he fabricado fuera. La fórmula ideal es lo que hace Apple. El  diseño lo tenemos que hacer aquí, pero  donde se fabrique no modificará el resultado.
Hoy el resultado será el mismo.

 

El precio medio de su producto son 100 euros…

…pero tenemos mucho punto. Mis americanas valen 300 euros y lo valen porque están muy bien hechas.

 

¿Cómo consigue mantener su atractivo como firma de moda?

Le diré que si no estás en una gama muy alta, al lujo le va muy bien, es muy difícil. Pero nosotros nos diferenciamos con un producto muy especial y haciendo las cosas muy bien.

 

Exportan el 90% de la producción: esto ayuda.

Mucho, y fuera hay más cultura de la calidad de la ropa, pero también hay muchas tiendas multimarca de gama media sufriendo. La multimarca de lujo está muy bien, pienso en l’Eclaireur, en París, es la mejor multimarca del mundo. A mí me encantan las tiendas multimarca, pero tienen que ser grandes profesionales para saber comprar bien.

 

Tienen una tienda propia desde 2011 y han tenido una segunda tienda en Barcelona durante un año.

Sí, pero la venta directa es otro negocio y nos exige tenerlo todo, desde los zapatos hasta los cinturones. Y esto para las marcas es muy difícil.

 

¿Por qué cerraron la tienda de Rambla Catalunya?

Cuando abrimos la tienda no estaba considerada como establecimiento emblemático. La noche antes de firmar el alquiler, se aprobó una ley que suspendía la licencia en las tiendas emblemáticas. Esto nos permitió abrir, pero sin tocar nada de la fachada y el escaparate que estaban catalogados. Las características del escaparate no permitían lucir el producto del interior. Nosotros queríamos preservar el legado de Sert, queríamos hacer una reforma bien hecha preservando su espíritu. A mí me encanta su pintura. Ahora se han cargado el interior.

 

¿Piensan abrir otra tienda en otra ubicación?

Sí, pero de momento en Barcelona quizá no, porque tenemos la tienda de Calvet.

 

¿En qué ubicaciones alternativas piensa?

En Bilbao o en Madrid. Pero soy refractaria al retail porque, como le digo, es otro negocio. Aquí [en referencia a la tienda] vengo y pongo atención en todos los detalles. Este establecimiento me da información que no tendría de los agentes o de la tienda en línea.

 

Se define como empresaria…

Soy más empresaria… bueno soy las dos cosas, empresaria y diseñadora. En una empresa pequeña lo has de ser.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]