Entrevista

«El estilista debe completar la imagen, nunca anularla»

Rosa Planas, estilista

Imprescindibles, pero silenciosos, los estilistas hacen que la moda luzca sobre la pasarela y también en la televisión y la prensa. Rosa Planas nos desvela algunas de las claves de la profesión.

 

«Hacer mi trabajo y no ser conocida, esto es lo que más me gusta», asegura la estilista Rosa Planas. Siguiendo esta directriz hace quince años que trabaja en el mundo de la moda, la música, el cine y la televisión, y aunque su nombre está detrás de un buen número de personajes mediáticos, el gran público casi no lo conoce.

 

Ahora bien, dentro del sector en el que trabaja, tienen claro el currículo que acompaña esta estilista. La prensa le dio las primeras oportunidades laborales –en concreto, en la revista Pasarelas Internacionales– y quizá por eso, la enamoró. Considera que es sobre el papel donde se puede conseguir el trabajo más creativo. Aunque Rosa Planas no se ha limitado solo a las revistas, hasta el pasado mes de mayo era la directora del estilismo del programa de Televisión Española, ¡Mira quién baila! Se encargaba de preparar los mejores looks para celebridades como Norma Duval, Marina Danko o el ganador de la última edición, Miguel Abellán.

 

Después de «sobrevivir al ritmo frenético que impone la televisión, y disfrutar mucho», Planas ha vuelto, de nuevo, a su trabajo más habitual, preparar los estilismos de cantantes, actrices o empresarios. Estos últimos, cada vez más presentes en su cartera de clientes.

 

Repasando la larga lista de nombres que acompañan su currículo, encontramos los cantantes Manolo García, Manuel Carrasco o Mónica Molina. Y dentro del mundo de la música, también ha trabajado en diferentes galas de Eurovisión y Eurovisión Junior. Figura, además, entre las nominaciones de los premios Gaudí al mejor estilismo para la  película Xtrems, dirigida por Abel Folk y Joan Riedweg en 2009. Y en cuanto a las pasarelas, recuerda que las internacionales han ocupado una buena parte de su trabajo durante años. Allí, trabajó, entre otros, junto a Alexander McQueen preparando los estilismos para modelos como Kate Moss, Elle Macpherson y Naomi Campbell.

 

Se conoce poco el trabajo de un estilista fuera del sector de la moda. ¿Qué destacaría de este trabajo?

El estilista es la persona responsable de elegir un look y unas prendas. Pero es también la responsable de comunicar una idea, una tendencia o un tema de moda. Nosotros trabajamos para garantizar todo esto en las editoriales de moda de las revistas y de los periódicos, en anuncios, en desfiles de moda o como estilistas personales, para clientes sin proyección pública.

 

¿Qué criterios más generales guían su trabajo, cuáles son los márgenes que debe respetar y que siempre tiene presentes?

Debemos completar una imagen, no anularla. Es importante que, como asesores de imagen, aconsejemos y no disfracemos. Hay que ser capaces de crear dentro de estos márgenes. Para hacerlo posible, debemos documentarnos mucho. Según el proyecto en el que nos involucremos, además, nuestro trabajo puede ir más allá y encargarnos también de la dirección artística, las localizaciones o los castings.

 

Repasando su trayectoria, una década y media en la profesión, destacan muchos proyectos y muy diversos. ¿Cómo hay que formarse para llevarlos a cabo?

Yo estudié estilismo para televisión, cine y prensa en el Institut Català de la Moda y asesoría de imagen en el Instituto Técnico Práctico (INTESA). Esta formación la combiné con cursos de historia de la indumentaria, tejidos y teoría del color. El camino no ha sido fácil, pero sí ha sido rico en conocimientos, descubrimientos y errores.

 

Estos cursos le proporcionaron la teoría, y ¿qué dice de la práctica?

Sin duda, la otra parte de mi aprendizaje ha sido posible gracias a mirar y escuchar. Esta es una profesión hecha a mi medida, por mí misma y por todos los profesionales de los que he aprendido y me han aportado mucho en los conocimientos que tengo.

 

¿Qué hace una estilista que no pueda hacer un cantante o un actor por su cuenta?

Para todas estas personas es importante tener una buena imagen. Ahora bien, no todos los clientes buscan lo mismo del estilista. Hay celebridades que ya tienen definido un estilo y necesitan un filtro. Otros, sin embargo, quieren que los ayudemos en este proceso de definición de su personalidad a través de la moda.

 

¿Y cómo lo consigue?

Principalmente, debo conocer la aportación que hacen al mundo de la moda los diseñadores y las firmas. Hay que reconocer sus estilos, tanto en cuanto a las prendas de ropa como a los accesorios. El estilista debe ser un experto en moda.

 

Trabaja frecuentemente con cantantes, por ejemplo Nuria Fergó o el grupo coreano JYJ, para quien ha hecho los estilismos de los conciertos de Barcelona y Berlín. Sin embargo, los actores también forman parte de sus clientes. ¿Qué diferencias hay en asesorar unos y otros?

Los actores, normalmente, solicitan los servicios para presentaciones y eventos. Los cantantes, que dependen mucho de una buena imagen, quieren que creemos sus looks para las promociones de discos, videoclips y conciertos.

 

En la pequeña pantalla ha estado meses al frente de los estilismos del programa ¡Mira quién baila! de Televisión Española. ¿Cómo se preparó para este proyecto?

El primer contacto fue con el director del programa, él me dio la información inicial que necesitaba y que condicionaría mi trabajo –el género, la franja horaria, la duración, las características del atrezo. Después, inicié el trabajo de investigación y preparación del vestuario para los personajes del programa. Finalmente, había que hacer las pruebas de vestuario y, una vez el programa comenzó, había que estar preparado para cualquier problema y para dirigir bien todo el trabajo y garantizar que el vestuario estaba siempre a punto.

 

Hay faenas con menos proyección mediática pero que también forman parte de su trabajo, como es el asesoramiento de mujeres y hombres del ámbito empresarial. ¿Por qué recurren a un estilista estos perfiles?

Me contratan porque han hecho un cambio profesional o porque tienen que renovar su armario y pulir su imagen. Habitualmente, tienen una agenda muy complicada y un armario poco definido. En otros casos, tienen una auténtica fobia a la ropa y muestran inseguridad a la hora de vestirse. Aunque también los hay que simplemente disponen de unos recursos económicos que les permiten contratar a un profesional que controle su imagen.

 

¿Cómo trabaja con estos clientes?

Me reúno con ellos, me cuentan sus necesidades y les hago un cuestionario. Les realizo un análisis con toda la información necesaria para llevar a cabo mi trabajo. Como asesores de imagen personal, debemos saber bien qué es lo que conviene a cada cliente y cómo se debe vestir en función de su estilo de vida, de su profesión.

 

¿Los clientes cambian a menudo de estilista o es más frecuente mantener relaciones largas con ellos?

Un asesoramiento puede ser puntual o continuo, pero si el cliente está satisfecho con nuestro trabajo, no suele cambiar de estilista. Algunos, incluso, solicitan nuestros servicios para su día a día, para informarles de las tendencias y aconsejarles.

 

Toda la ropa con la que trabajáis los estilistas en vuestras producciones, ¿la adquirís?

En la mayoría de casos trabajo con cesiones de ropa de las firmas. Parte de nuestro trabajo es visitar continuamente las salas de exposiciones de las marcas. Aunque en otros casos, se compra la ropa; todo dependerá siempre de la producción que tienes entre manos.

 

Ya para terminar, ¿qué proyecto tiene pendiente de hacer realidad algún día?

Me apasiona mi profesión, así que cualquier proyecto referente al estilismo me atrae. Sin embargo, uno que todavía no he desarrollado y me encantaría hacer sería una producción que requiriera vestuario de época.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]