Entrevista

«La moda te da una nueva oportunidad cada seis meses»

Laia Roca, diseñadora de Who

La diseñadora Laia Roca habla de la necesidad de tener «las ideas claras» en el sector de la moda. La creatividad es muy importante para ella, pero sabe a ciencia cierta que la estrategia comercial incide en todas las decisiones que se toman en la firma. Who tiene catorce años de experiencia y madurez acumulada. Nació al lado de la empresa, también de moda, fundada por sus padres, Jaume Roca y Carme Bonet, propietaria de las marcas Roger.O Jaume Roca. Por tanto, la diseñadora es la tercera generación de una familia dedicada plenamente al sector textil y de la moda. Concede que esta tradición familiar «tiene un gran peso» en su mirada sobre la industria y el negocio del diseño de ropa y también supone una gran ventaja a la hora de planificar y lanzar al mercado nuevas colecciones cada año, desde hace más de una década.

 

Las propuestas de Laia Roca, a través de Who, se dirigen a una mujer que prioriza la comodidad y la versatilidad, que busca prendas que pueda llevar varias temporadas y se despreocupa de las tendencias. Hay una línea fina que separa los diseños de Who de la moda masculina. No es el resultado de ninguna estrategia sino del impulso creativo de esta diseñadora. Se inspira escuchando música electrónica y dibuja propuestas para mujeres que son prácticas a la hora de vestir, sin renunciar a la feminidad.

 

Lleva un mes inmersa en la temporada de ventas. ¿Cómo está funcionando?

Empecé justo después de terminar el desfile en la 080. Estamos vendiendo la colección otoño-invierno 2015 y ¡parece que está gustando mucho!

 

¿En qué consiste este proceso de venta?

En mi caso, se trata de viajar con la colección e ir a las salas de exposiciones que organizamos en diferentes ciudades. Allí citamos los clientes con los que trabajamos. Al final, estamos dos meses arriba y abajo.

 

Dice que la temporada de ventas es el proyecto más importante dentro de Who, ¿por qué?

A lo largo de los años, he aprendido a ir despacio y hacer pasos seguidos y continuados. La moda es un mundo en el que no puedes parar nunca, pero tampoco es adecuado adelantarte a los acontecimientos.

 

Pero ha dicho en alguna ocasión que usted se dedica a vender. Como diseñadora, ¿qué significa?

Si no vendo, los números no salen. Esto es una empresa y lo que más me gusta es ver mis prendas en la calle que las llevan personas anónimas. Esta es la mejor recompensa por el trabajo que hago.

 

¿Hay que imponer la vertiente comercial a la creativa?

No creo que ser creativo tenga que estar ligado con ser comercial en absoluto. Tampoco entiendo la moda como un arte. Hay quien la ve así y cada uno escoge su
identidad. Pero yo considero que la moda debe ser para todos y ¡ojalá el arte también lo fuera!

 

Se crean muchas firmas de moda y no todas sobreviven. ¿Cómo ha conseguido Who hacerse un hueco en un mercado tan competitivo?

Seguramente, la clave está de donde vengo. Mis orígenes han sido un pilar fundamental para que siga activa en el mundo de la moda. Contar con apoyo y conocer este sector de avanzada, ayuda a tener las ideas claras.

 

¿Habla de sus padres?

Sí, ellos han influido en la forma en que planteo las colecciones y cómo trabajo. Hoy todavía trabajamos los tres juntos y compartimos taller. ¡Quiero decir que no estoy
sola!

 

¿Cómo es este día a día conjunto?

Por ejemplo, siempre probamos las nuevas colecciones reuniéndonos los tres. Opinamos todos, ellos sobre la mía y yo sobre la suya. Pienso que tener más puntos de vista enriquece.

 

¿Existiría Who sin Roger.O Jaume Roca, las firmas que lideran sus padres desde 1985?

Probablemente no, ¡pero esto nunca se sabe! Seguramente, habría cogido otros caminos…

 

¿Se imaginaba el sector como es ahora cuando inició los estudios en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda?

Tenía claro desde pequeña qué quería estudiar. Vengo de padres diseñadores, un abuelo sastre y el otro que trabajaba en una empresa textil. ¡Sabía dónde me metía!

 

Procesos rápidos, producto más que arte, acciones de comunicación constantes…

Sí, desde pequeña he visto a mis padres arriba y abajo hacia las ferias, de viaje, en los
desfiles. Los proyectos no salen de la nada, hay que tener constancia y trabajo. ¡Y en este mundo, hay que sumarle una dosis de pasión!

 

¿Qué le gusta más del sector?

Es muy rico y cambia constantemente. Cada seis meses te da una nueva oportunidad.

 

La primera colección de Who tenía ocho piezas, la última sesenta. ¿Cómo le gustaría ver la firma dentro de diez años?

¡Exportando! Pero quisiera tener siempre el control de la marca. ¡No quisiera que fuera muy grande o que perdiera mi y/o su identidad!

 

Toda la producción la realizan en Barcelona, ¿qué supone tener la producción tan cerca?

Nos permite más agilidad y control. Todo lo hacemos aquí, las muestras en nuestra fábrica de Esplugues y la colección en los talleres externos de Barcelona.

 

La internacionalización de la firma es todavía una asignatura pendiente, ¿verdad?

Sí, nuestra presencia es básicamente nacional. Con algunos puntos de venta en Francia, Inglaterra y EUA.

 

¿Tenían pensado impulsar la internacionalización de Who?

Es nuestro próximo propósito.

 

Si hablamos de creatividad, podríamos decir que el color negro es una constante en su trabajo. ¿Qué le aporta?

Trabajar con el negro me hace sentir muy cómoda. Creo que permite centrar la atención en los volúmenes y los patrones sin distracciones.

 

En los países mediterráneos son más habituales las apuestas creativas por el color…

¿Será que soy poco mediterránea?

 

(sonríe)…

 En realidad, Cataluña viste mucho más negro de lo que pensamos. Si viajamos hacia el sur, encontramos más colores, es verdad. Pero no considero el negro un color triste
o decadente sino muy elegante, sobrio y agradecido.

 

ReWorks es la colección que presentó en la última edición de la pasarela 080 Barcelona Fashion, en febrero. ¿Qué propone con este trabajo?

Se trata de una revisión de patrones y estructuras clásicas con nuevos tejidos y dando
importancia a nuevos detalles.

 

Desde el 2012 ha desfilado en seis ediciones de esta pasarela barcelonesa, la conoce bien. ¿Cuáles son sus puntos fuertes?

Se trata de una de las dos plataformas de moda más importantes dentro de España, la otra se celebra en Madrid. Desfilar en ella es un medio más para poder llegar a más
gente y dar a conocer la marca. El casting, la organización y el material gráfico que nos proporciona son sus puntos fuertes, mientras que su visibilidad y la presencia de público profesional son los puntos que habría que mejorar.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]