Entrevista

«Respetamos y cuidamos nuestros talleres»

Beatriz Furest, diseñadora

Nació con un préstamo familiar de siete mil pesetas en 1999. Con este dinero se compró la primera piel y se confeccionaron los prototipos. El año pasado cerró el ejercicio económico con una facturación de un millón de euros. Beatriz Furest es una firma veterana del sector de la moda que huye de la promoción y los logotipos. Le gusta dejar hablar al producto, los bolsos. Así ha conseguido convencer a cientos de consumidoras. Les propone un diseño clásico y contemporáneo al mismo tiempo, que se inspira en la arquitectura catalana y utiliza la piel italiana para transmitir la esencia de Barcelona.

 

Hablamos con la diseñadora Beatriz Furest, quien junto con su hermana, Carlota Furest, son el alma de esta empresa que está en pleno crecimiento y mira al futuro con optimismo.

 

Hace 16 años que fundaste la empresa. ¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza cuando piensas que llevas cerca de dos décadas diseñando bolsos y complementos de moda?

¡Que soy mayor! (Ríe). Y que cuesta mucho hacer crecer un proyecto sin inversores y sin grandes ayudas.

 

Estáis plenamente inmersas en un proyecto de expansión de puntos de venta. ¿Por qué hay que crecer?

Ahora estamos preparadas. Estamos ampliando producto y esto requiere que ampliemos también las tiendas y los puntos de venta. Hemos ido consolidando nuestro
modelo de negocio y queremos dejar huella en otras ciudades.

 

Tenéis tres puntos de venta en Barcelona y pensáis abrir también otros en Madrid, San Sebastián y Bilbao. ¿Qué ofrecen estas ciudades a vuestro producto?

Sí, abriremos estas nuevas tiendas entre este año y el próximo. Y también abriremos más en Barcelona. Todas son ciudades afines a nuestro producto.

 

¿Es compatible crecer en puntos de venta y seguir apostando por tiradas cortas de cada referencia?

Lo es. En realidad se trata de reaccionar rápidamente según la demanda de nuestras clientas.

 

A finales de la década de los noventa, nació Beatriz Furest. Entonces sólo diseñabas bolsos, ahora ya no. ¿Viajáis hacia el total look?

Sí, estamos creando en función de la demanda que tenemos.

 

¿Quizás incluiréis colecciones de ropa?

No es difícil. De hecho, esta temporada acabamos de incorporar camisetas y jerséis. ¡Cuando nos lanzamos con una apuesta, la consolidamos!

 

¿Y qué me dices de los bolsos para hombre?

Siempre nos lo piden y es un tema pendiente. Nuestro estilo es bastante masculino y muchos hombres se sienten identificados con él. Pero primero hay que abarcar toda la
oferta de mujer.

 

Cuando creaste la firma, explicas que el concepto moda no estaba presente en los bolsos. Ahora sí, y hay más competencia. ¿Cómo se diferencian vuestros diseños?

No perseguimos las tendencias y esto nos aleja de las otras marcas. Tenemos un  estilo propio, que aportamos al mercado. Me inspiro mucho en el cine, el diseño de interiores o la pintura. Me fijo en lo que me apetece y en las tendencias en color y conceptos abstractos.

 

Vuestros tíos son los propietarios de la histórica casa de moda Furest, fundada en Barcelona en 1898. En Beatriz Furest ¿se puede palpar este legado de la familia en el mundo de la moda?

No creo que haya ningún vínculo visible. Simplemente me marcó crecer rodeada de sentido estético. Furest y Beatriz Furest son empresas independientes que nacieron
dentro de una familia muy creativa.

 

Hablando de la familia, en 2006 Carlota Furest se incorporó al proyecto que tú fundaste. ¿Qué la convenció a entrar a formar parte de él?

Carlota creyó en mí. Vio que podía crecer con su ayuda. Nos entendemos, conocemos y respetamos y estas son las claves de una buena relación.

 

Ahora sois también una empresa familiar, ¿quién hace qué dentro de Beatriz Furest?

Yo diseño y me encargo de la producción y Carlota de la parte comercial y de los números.

 

En relación con vuestros números, un dato importante es que el 60% de la producción la destináis a los mercados internacionales.

Sí, y además ya estamos en EE. UU. ¡Hemos conseguido entrar en Anthropologie y nos hace mucha ilusión! Las ferias de moda y los agentes comerciales son clave para acceder a nuevos mercados. Ahora mismo tenemos cien puntos de venta fuera y los mercados más importantes para nosotros son Francia, Bélgica e Italia.

 

Precisamente en Italia compráis la piel y siempre subrayáis su procedencia. ¿Por qué?

Porque los italianos son los mejores para dar color a la piel. El color es un sello de identidad de nuestra marca. Ellos sí que saben sobre moda, color y tendencia.

 

La producción, sin embargo, la hacéis principalmente en Barcelona. ¿Está ganando atractivo la producción local?

Nosotros lo hacemos todo aquí. Ahora, además, hay un proceso de relocalización y muchas marcas están volviendo a producir cerca. ¡Es mucho mejor! En nuestro caso,
además, tenemos una relación de equipo con los talleres y controlamos mucho
mejor todo el proceso.

 

Si crecéis en volúmenes de producto, ¿os planteáis fabricar fuera?

Eso no nos preocupa por el momento. Los talleres también tienen capacidad de abarcar más producción cuando es necesario.

 

¿Qué define a los talleres que hacen los bolsos de Beatriz Furest?

Son parte de nuestro equipo, los respetamos mucho y los cuidamos. Son profesionales y cumplidores.

 

Vuestros procesos son muy artesanales. ¿Lo seguirán siendo aunque la firma crezca?

Los bolsos que hacemos son tan artesanales que parece increíble que estos procesos
continúen en un mundo donde la tecnología está tan avanzada.

 

En los últimos siete años, las empresas de moda han tenido que hacer frente a una fuerte crisis económica. ¿Cuál ha sido el impacto para Beatriz Furest?

La realidad es que cuesta mucho iniciar y mantener una empresa, haya crisis o no. Nosotros no nos hemos permitido atribuir la culpa de nada a la crisis. Hemos ido  creciendo en nuestra línea. Poco a poco. Seguramente ahora que la situación es mucho mejor, notaremos los efectos en positivo.

 

Como bien decías al inicio, el tiempo pasa muy rápidamente, si proyectas la firma dentro de diez años, ¿cómo la ves?

Veo un sello de Barcelona y una apuesta clara por el diseño hecho aquí. Veo también un estilo y una trayectoria marcada por una línea recta.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]