Entrevista

“El consumidor que queda hoy es mucho más exigente que antes de la crisis”

Roser Ramos, directora general de Cóndor y presidenta del nuevo clúster Textil Moda de Cataluña

La industria de la moda se reivindica. Después de varios años, en los cuales los planes de promoción del sector de la moda han priorizado el talento emergente, ahora las principales empresas del sector textil y moda catalanas, con conocidas marcas detrás, se han unido para posicionarse en el centro de las nuevas políticas públicas de impulso de este sector.

 

Lo han hecho con la creación del nuevo Clúster Textil Moda de Cataluña que a final de año agrupará ya a unas 60 firmas y que quiere llegar a ser la voz unitaria del sector. En palabras de sus representantes, el sector textil “es uno de los que más peso tuvo en la economía catalana hace más de dos décadas y aún presenta datos muy relevantes para el país”.

 

Desde el nuevo Clúster hablan del binomio sector textil y moda, un conglomerado que agrupa toda la cadena de producción y los subsectores como la belleza, las materias primas, los complementos o la innovación y el desarrollo. Cataluña tiene un total de 3.000 empresas y 40.000 profesionales de este tipo, según las cifras del Clúster Textil Moda de Cataluña, que preside Roser Ramos. Ella es también directora general de Cóndor, firma centenaria de piezas de ropa de género de punto, principalmente calcetines y leotardos, para niños y bebés. Según los datos que Ramos pone sobre la mesa, la facturación agregada del sector que representa es de 5.000 millones de euros, es decir, el 4,5% del PIB industrial y el 1,5% del PIB catalán.

 

La directora de Cóndor se encargará de ser la voz de las necesidades del sector, durante los dos primeros años de vida del nuevo clúster. Después, la presidencia (que se ha fijado como rotatoria) pasará a uno de los otros tres miembros de la ejecutiva de la entidad.

 

¿Qué sentido tiene hoy un nuevo clúster del sector Textil Moda en Cataluña?

Unirnos todos. Hacer una casa común.

 

¿Y por qué ahora?

Nos hicimos mayores como país gracias al textil y ahora parece que no lo recordemos. Desde hace muchos años, y ahora aún más a raíz de la crisis, el textil está desamparado. Principalmente, porque hay muchas asociaciones sectoriales –acabadores, laneros, sederos, confeccionistas y muchos otros–, que antes eran muy grandes y ahora ya no. Es una estructura que responde a otra realidad y queremos adaptarnos a la situación actual.

 

No es la primera experiencia de este tipo y los precedentes a veces no han sido muy exitosos.

Sí, es cierto que el nuestro es un proyecto muy difícil y más ahora, que las empresas pasan por una de las situaciones más complicadas que hayamos visto jamás.

 

¿Cuál será la diferencia del nuevo Clúster?

Que el proyecto lo lideran las empresas.

 

Hasta ahora, ¿qué había pasado?

El sector siempre había quedado al margen de las iniciativas. Se desarrollaban propuestas desde las instituciones o la Administración sin saber realmente nuestras necesidades. Una tendencia demasiado extendida en nuestro país ha sido consultar solo la opinión de una o de dos personas. El clúster es un cambio importante en este sentido: somos las empresas quienes lideramos la iniciativa, para encontrarnos nuevos caminos para la exportación y para resolver nuestras necesidades.

 

¿Cuáles serán las demandas a la Administración?

Sería absurdo pensar que montamos el clúster para pedir. No soy partidaria de hacerlo y, menos aún, pedir donde no hay para dar. Nuestro trabajo es ayudar a las instituciones a hacer aquello que sabemos que nos puede ayudar. Somos nosotras quienes tenemos la experiencia y podemos decir qué y cómo hay que hacerlo. Desde el textil, hemos visto que aquello que se ha hecho hasta ahora no nos ha servido de nada.

 

En este sentido, ¿cómo ha de ser el futuro?

Si se hacen planes de promoción de la moda, la industria tiene que estar ahí. Hay que contar con la gente que da trabajo en este país, a pesar de que no sea un sector tan espectacular.

 

En términos de urgencia, ¿qué es lo primero de la lista?

Necesitamos internacionalizarnos y buscaremos cómo lo podemos hacer a través de las experiencias de unos y otros. Tenemos que ayudar, sobre todo, a las pequeñas empresas porque el coste de salir solo es demasiado elevado. También la formación será capital.

 

¿Habéis salido ya al exterior juntas?

Estamos montando una plataforma de empresas para ir a Brasil, a ver las oportunidades de este mercado. También muchas de las empresas del clúster ya estamos en Rusia y conocemos el mercado para abrirnos paso.

 

¿Y en el ámbito de la formación?

El sector textil ha sido tan dañado durante muchos años que sufriremos la falta de personal formado. Ahora no, porque las ventas han caído, pero tenemos que pensar a largo plazo. En el Clúster ya tenemos una comisión de formación que está trabajando.

 

¿En qué en concreto?

Estamos en contacto con algunos landers alemanes para implantar aquí sus sistemas de formación de mano de obra especializada. Hay que incentivar que la gente joven quiera formarse en nuestros sectores. Si esto lo podemos hacer junto con la Administración, cuanto antes empecemos antes encontraremos la solución y quizá cuando acabe la crisis tendremos ya el personal formado que necesitaremos.

 

¿La crisis devolverá el protagonismo a la industria?

Personalmente, pienso que tenemos que pensar seriamente en reindustrializar Cataluña. No se puede crear ocupación sin industrialización. En lo que respecta al Clúster, cabemos todos, desde los que producimos y vendemos en casa, hasta los que lo hacen todo o parte del proceso fuera. Las empresas que quedamos tenemos que aguantar como sea.

 

Cóndor lleva aguantando desde 1898. ¿Cómo lo estáis haciendo actualmente?

El consumidor que queda es mucho más exigente que el de antes de la crisis y hoy en día a todos nos han bajado las ventas. Pero creo que quien tiene una marca de referencia, quien tiene el producto adecuado, en el momento adecuado y lo sirve entre 24 y 48 horas, puede fidelizar a sus clientes. Las empresas industriales jamás hemos trabajado con grandes márgenes de precio y los escandallos han sido muy ajustados porque de otro modo no puedes competir.

 

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]