Entrevista

“Quería que esa artesanía de tantos años tuviera un reconocimiento como marca”

Ariana Jiménez, creadora de VulèVulà

Ariana Jiménez ha crecido entre pieles, olor a pega y el ruido de las máquinas de fondo. Su madre, Carmen González, hace casi 40 años que trabaja la piel para otras marcas. Una larga trayectoria avalada por sus 15.000 diseños, pero siempre desde el anonimato. Desde hace cuatro años trabajan juntas y han creado su propia marca, VulèVulà (@VuleVula). Un símil con las palabras “voler volar” que  expresan todos los sueños que están todavía por llegar.

 

¿Cómo nace esta afición por diseñar bolsos?

He crecido entre pieles, olor a pega y oyendo el ruido de las máquinas. Mi madre lleva 37 años trabajando para otras marcas y nunca quise trabajar con ella por lo que conlleva trabajar con un familiar. Pero me apasiona crear y aunque trabajaba en otros temas, iba haciendo mis diseños en paralelo. Hasta que un día me propusieron hacer un market con esos diseños y funcionó muy bien.

 

¿Fue el detonante para dedicarte?

Fue un cúmulo de cosas. Tuve mi propia crisis, porque soy mamá de tres hijos y me encontraba con una pareja tocada por la coyuntura económica y yo sin trabajo, seguido después de una mala experiencia laboral. En ese momento le planteé a mi madre cómo podíamos trabajar juntas, cada una con su espacio.

 

Con nuevas reglas

Sí porque mi madre siempre había diseñado para otras marcas como Rosa Pla, Massimo Dutti, Munich, El Corte Inglés etc y yo tenía ganas de crear mi propia marca.

 

Y nació VulèVulà

Tenía la necesidad de ponerle nombre a nuestros diseños y trabajar el producto tal y como lo concebimos. Queríamos que todo ese trabajo, esa artesanía de tantos años tuviera un reconocimiento como marca porque siempre han estado encubiertos. Y estábamos un poco cansadas de trabajar para grandes marcas que te dejan pocos márgenes.

 

Trabajar con piel no permite hacer un producto barato

Intento hacer un producto ajustado en el precio, no creo que abusar del precio sea bueno y en el mundo de la piel se abusa mucho. Yo sabiendo los costes reales de la piel, pienso que hay marcas de renombre que abusan mucho y ofrecen una piel de muy mala calidad.

 

¿Habéis dejado de trabajar para otras marcas?

Lo compaginamos, yo llevo la línea de particulares con VulèVulà como marca, que tiene líneas más rectas, más urbanas, sin pinzas, sin fornituras…. Porque yo no soy de bolsos armados, me gusta dar más protagonismo a la piel.

Y ella lleva más la línea de clientes, de marcas que tienen la idea pero necesitan diseñadores, patrones, prototipos, etc.  Nos complementamos, ella da el toque de artesanía y tradición, y yo de modernidad.

 

¿Elaboráis todo el producto?

Todo, el diseño, el patronaje, el tablero, la costura… todo el proceso. Sólo derivamos a otros talleres cuando es estrictamente necesario por un acabado concreto si no contamos con una máquina específica para ello.

 

¿En qué estás trabajando ahora?

En la línea de hombre. Es un mercado que no está todo lo desarrollado que debería estar.

También le quiero dar un impulso a la marca y estoy trabajando con The Bold Strategic Design Studio, que son diseñadores de branding, que creen en el proyecto y en el producto y están haciendo el estudio de la marca.

 

¿Cómo distribuyes el producto?

Los markets funcionan muy bien porque el producto gusta mucho y tienes el contacto con la gente. Por ejemplo el de la Sala Mezanina, en Gracia (Barcelona), que era una antigua vaquería y es un market de artesanos, cercano y de quilómetro 0.

No creo en los grandes mercados, donde desde mi punto de vista todo es postureo y los organizadores se aprovechan de los pequeños.

 

¿Qué aporta VulèVulà que no aporte otra marca?

La calidad de la piel y la personalización. Mi piel la compro en Igualada y todos mis proveedores son nacionales. Yo sé que las pieles italianas son más baratas, pero también la calidad de la piel que yo compro no la veo en otras marcas.

Sin desmerecer a nadie, yo vendo un bolso con una piel de primera calidad, con un estilo clásico dentro de la modernidad y que te va a durar porque no sigo las tendencias de moda y me encantan los colores y llevarlos todo el año sin seguir los tonos de temporada.

Y en segundo lugar la personalización, que adopto las ideas y lo personalizo hasta el mínimo detalle. Tengo diseños y patrones, pero es un producto que estoy haciendo para ti y tú decides cómo lo quieres.

 

¿En qué mercados te fijas?

Me gusta mirar lo que se hace en Estados Unidos. Francia e Italia tienen colapsado el mercado de diseño de moda y bolsos. Aquí por suerte tenemos mucha tradición, del Levante y de Andalucía y está provocando que marcas de fuera estén viniendo a producir aquí donde hay muy buenos artesanos que hacen virguerías. A pesar de eso, en el Mediterráneo hay más “veganos”, como les llamo yo, que prefieren bolsos con otros materiales como la lana. En otras zonas de España como Madrid y el País Vasco se aprecia más la piel.

 

¿Abrir una tienda está en tus planes inmediatos?

No, en todo caso darlo a comercializar a otras tiendas. Mi planteamiento es el de tienda online para poder compaginar mi vida laboral y familiar. Que luego ya se sabe que se trabajan muchas horas, pero me las organizo como quiero.

 

Te espera un 2017 interesante

Mucho, en medio año espero ya estar vendiendo online. El único problema es que me gusta mucho crear de forma espontánea, piezas únicas a partir de retales y eso en una web no se puede vender porque necesitas reproducir una serie de prototipos y diseños.

 

De momento te das a conocer a través de las redes sociales

Sí y me funciona muy bien, especialmente Linkedin desde donde me llegan muchos clientes. Gente que diseña y necesita talleres de pequeño formato, producciones limitadas.

 

¿Cuál es el producto que tiene más salida?

Las carteras, pero no las de mano, las de media medida.

 

¿Cómo te imaginas en 20 años?

Con VulèVulà ya del todo en marcha, pero no sólo con esta marca. VulèVulà es parte de un proyecto. La intención es crear una empresa con diferentes líneas comerciales, entre ellas una línea infantil y una tienda de mascotas. Todo con la piel como protagonista. Pero paso a paso, primero que se asiente la línea de mujer.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]