Entrevista

“Ika es una fusión de ideales de consumo responsable, diseño de moda y arte”

Dominika Niczyporuk, diseñadora y directora creativa de Ika

Ika refleja la personalidad y los valores de Dominika Niczyporuk, diseñadora polaca afincada en España desde hace 15 años. Desde muy joven, Dominika se sintió atraída por el diseño, pero fue la inspiración que encontró cerca del Mediterráneo la que le hizo dar forma a su proyecto de moda.

 

 

¿Cómo fueron sus inicios en el mundo de la moda?

Comencé mi trayectoria como anticuaria textil, seleccionando prendas especiales que encontraba en mercados de pulgas y colecciones privadas. La calidad de los tejidos y la confección detallada de las prendas antiguas me llevó a aplicar estas cualidades y acabados a diseños contemporáneos.

 

¿Qué la motivó a empezar a diseñar y a crear sus primeras colecciones?

Mi primera motivación fue construir un armario de prendas esenciales, prácticas y elegantes. Y de manera intuitiva y alineada con valores como la sostenibilidad, la producción local y la atención a los detalles, en 2015 creé mi primera colección cápsula.

 

¿Qué busca con Ika?

Al crear la firma mi intención fue aunar los valores del slow fashion y del diseño contemporáneo. Desde entonces, he lanzado, al margen de las temporadas, diferentes ediciones, colecciones cápsula de producción limitada. Estas “Ika editions” han sido diseñadas para convertirse en prendas esenciales y perennes.

 

 

¿Cómo concibe su marca?

Se trata de un proyecto de arte multidisciplinar que aúna varias disciplinas creativas, un punto de encuentro donde conviven la moda, el arte, la fotografía y la creación audiovisual. Siempre me ha interesado colaborar con otros artistas, ya que Ika es un proyecto en constante evolución.

 

¿Cómo define sus creaciones?

Como ropa contemporánea, funcional y de producción local. Mi objetivo es ofrecer prendas elegantes que transciendan y perduren. Ika es una fusión de ideales de consumo responsable, diseño de moda y arte.

 

¿A qué público se dirige?

Mis diseños están dirigidos a una mujer elegante, dueña de su propio estilo, una mujer minimalista, cosmopolita y segura de sí misma que compra de forma consciente y que sabe apreciar la belleza de lo bien hecho. Muchos de los diseños son unisex; los patrones fluidos, cómodos y limpios hacen que muchas de las prendas puedan ser idóneas tanto para un hombre como para una mujer.

 

¿Qué más predomina en sus diseños?

Combino los volúmenes, el color y las texturas. Los patrones son limpios y de construcción arquitectónica y están estudiados para adaptarse a los movimientos y resultar cómodos y funcionales. La paleta de color básica está formada por cuatro tonos neutros que se combinan con otros más vivos.

 

 

¿Qué materiales suele utilizar en sus producciones?

Los tejidos son fundamentales en el proceso de creación. Elijo tejidos de alta calidad de fibras orgánicas como la seda, la lana, el lino y el algodón. La textura de estos materiales aporta detalles sutiles a cada diseño.

 

Ika se caracteriza por apostar por la moda sostenible, responsable y ética.

Sí, al crear prendas al margen de las tendencias y de las modas pasajeras, apuesto por un modelo de compra consciente que conduzca a crear un estilo, no una moda. Para ello, busco que mis diseños perduren y los confecciono con tejidos orgánicos de producción nacional y europea que resistan el paso del tiempo.

 

El reciclaje también forma parte de su filosofía.

Sí, y utilizo para mis series limitadas stocks de tejidos antiguos nunca utilizados en algunas de mis prendas más exclusivas. Un ejemplo de reutilización de materiales son los maxi bolsos, un icono de la firma, que están hechos a partir de piel reciclada. Pasado y presente se alían en diseños contemporáneos que mantienen a la vez la calidad y el detalle de lo hecho artesanalmente. Ika es un estilo de vida de consumo consciente, una apuesta por las prendas bien hechas que duran y que forman parte de nuestros armarios durante años.

 

¿Dónde lleva a cabo la fabricación de sus diseños?

En talleres locales, que trabajan con altos estándares de calidad, y es en esta parte de la manufacturación cuando se añaden detalles artesanales y acabados a mano. Creo en la confección local, en cuidar los detalles, en el uso de tejidos de calidad. Por ello confecciono de forma responsable y local generando menos impacto medioambiental y siendo conscientes del uso de recursos naturales.

 

 

¿Por qué decide apostar por la producción local?

Para mi es importante formar parte de todo el proceso, y seguirlo en todo momento, desde el diseño hasta la producción. Trabajo con las confeccionistas para conseguir los mejores resultados supervisándolo todo. Cuidar la producción de esta manera sería impensable si produjera en otros países ya que yo no podría supervisar tan de cerca todo el proceso. Por otra parte, mi marca está construida sobre los pilares de una ética, me gusta saber que apoyo la producción local, que pago un sueldo justo a mis colaboradores y que estoy alimentando así la economía de proximidad.

 

¿Le es fácil comercializar sus diseños?

Primero los distribuí en diferentes puntos de venta multimarca, pero en 2017 decidí abrir en el barrio de Gràcia, en Barcelona, mi primera boutique plasmando así todo mi universo creativo.

 

¿Comercializa sus producciones online?

Sí; la tienda online es un paso lógico para la marca después de abrir la tienda física. Supone una contribución a la expansión hacia nuevos mercados y me permite dar a conocer la filosofía Ika y sus productos.

 

¿En qué nuevos proyectos está inmersa?

Ika es un proyecto en constante evolución. A corto plazo sería conveniente la expansión de puntos de venta propios tanto en el mercado español como en el extranjero. Abrir tiendas supone una manera de difundir el mensaje del consumo responsable y de la ropa bien hecha.

 

¿Barcelona es una ciudad atractiva para los diseñadores de moda?

Barcelona es una ciudad atractiva para mí, no puedo hablar por el resto de diseñadores. Tengo una buena relación con la ciudad, me inspira y probablemente Ika no hubiese existido, o hubiese sido de otra forma, si yo viviese en otro lado. El espíritu de la ciudad está muy presente en mis diseños y aquí he encontrado los medios para poder hacer crecer el proyecto.

 

 

 

 

 

Aquest contingut s’ha elaborat en el marc del Programa de Comerç Minorista 2019, cofinançat per la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo i el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea.

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]