Entrevista

¿Por qué no hacer vestidos para invitadas a un precio asequible?

Samanta Rabassa y Noemí Martín, creadoras de La Croixé

La Croixé nació el año 2013 fruto de la combinación entre la necesidad y la oportunidad de un mercado, el de los vestidos de ceremonia, que en los últimos años está creciendo con fuerza. Detrás se encuentran Samanta Rabassa y Noemí Martín, dos emprendedoras que quieren que la calidad y el diseño sea compatible con el precio, para hacer más fácil a las mujeres vestirse para las bodas, fiestas y actos importantes. Nos lo explica Samanta.

 

¿Cómo surge la idea?
El año 2013 coincidió que tenía muchas bodas y no quería repetir vestido, pero todos los de ceremonia eran muy caros y era imposible comprarme uno cada vez. Y me surgió la idea, ¿por qué no hacer vestidos para invitadas a un precio asequible y para un público joven?

 

¿Cómo lo ponéis en marcha?
Empecé a hacer pequeñas ventas esporádicas a locales y tiendas que tuvieron muy buena acogida, pero no podía combinar el trabajo con el proyecto y lo dejé parado durante un año. A finales de 2017 conocí a mi socia, trabajábamos en una empresa de moda y encajamos muy bien, así que decidí asociarme con ella para poder tirar adelante el proyecto.

 

¿Cuál es vuestro valor diferencial?
Vestidos con un diseño diferente, un precio muy competitivo y una calidad extrema.
Hay mucha competencia en vestidos de ceremonia, ¿cómo le hacéis frente?
Con nuestra imagen, calidad, precio competitivo y trato al cliente. Hemos crecido gracias a las redes sociales, especialmente Instagram.

 

¿Tenéis fabricación propia?
Toda la fabricación la hacemos en Barcelona y sus alrededores. Trabajamos con un pequeño taller propio y con otro externo.

 

¿Cómo es la cliente de La Croixé?
Es una chica joven, sencilla, pero a la vez elegante, que le encanta ir a la moda y llevar un look perfecto en cada ceremonia para ser la invitada perfecta. Nuestro target principal va desde los 16 años hasta los 40.

 

¿Qué volumen de ventas tenéis?
Fabricamos unas 3.000 piezas al año.

 

¿Cómo hacéis la comercialización?
Contamos con una tienda propia ubicada en la calle Madrazo 119 de Barcelona, también tenemos tienda online, que está creciendo muy rápido, y una tercera vía es nuestra expansión en multimarca.

 

¿Queréis explotar la línea de novia?
Es un mercado muy interesante y actualmente en expansión. Nuestras novias son sencillas pero elegantes y ofrecemos vestidos accesibles a todo tipo de bolsillos. A pesar de ello, no hacemos más de cinco o seis al año porque es un tipo de clienta que se ha de cuidar mucho y ahora mismo no podemos asumir un gran número de clientas novias. Nuestro punto fuerte es vestir a las invitadas.

 

¿Hacéis vestidos a medida o personalizados?
Hacemos alguno, pero para pocas clientas.

 

Estáis empezando también a hacer vestidos a embarazadas, ¿hay mercado?
Sí, este verano sacamos la primera colección para embarazadas ya que también asisten a bodas y siempre es muy difícil encontrar un conjunto bonito y sobre todo cómodo.

 

¿Cómo queréis crecer?
Estamos empezando nuestra expansión por España y a vender a través de algunos puntos de Europa como Italia, Francia y Portugal. Queremos estar presentes en tiendas multimarca y la previsión es que en verano más de 30 tiendas tengan nuestra marca. Pero sobre todo queremos potenciar el canal online, que es el futuro.

 

¿Y tiendas propias?
Queremos tener dos o tres de momento. A finales de año o principios del que viene queremos tener abierta tienda propia en Madrid.

 

Servicios de Barcelona és moda

Tienda en Internet

Una solución para crear y gestionar de forma ágil y flexible tu tienda online.

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]