Premios Barcelona és moda 2011

Desigual


Con solo 20 años, el suizo Thomas Meyer se imaginó un futuro en que las personas pudieran vestir de forma distinta, con piezas de ropa que provocaran emociones positivas. Así nacía la marca Desigual en 1984. Un concepto al que se uniría 20 años después Manel Adell como director general, para tirar adelante la expansión internacional de la compañía. Una inversión exterior que les ha dado sus frutos, con la presencia en más de 70 países, 7.000 tiendas multimarca, más de 200 tiendas Desigual y 1.700 corners en grandes almacenes.

Entusiasmo, compromiso, tolerancia, singularidad y diversión son los valores que la empresa desea transmitir en cada uno de sus diseños, y que están presentes en la
primera parte del binomio que han denominado Fun&Profit. En el segundo vértice sitúan el control del coste de la inversión, el rigor y la innovación. Unos conceptos que se han traducido en un crecimiento sostenido superior al 50% anual y un cierre del ejercicio 2010 de 440 millones de euros y esperan llegar a los 8.000 puntos de
distribución.

El deber continúa y la empresa se ha marcado crecer un 20% este año, con una previsión de ventas internacionales que representarían el 70% del total. Una
internacionalización que no supondría una deslocalización, ya que la cadena de
moda, que cuenta con una plantilla de más de 2.900 personas de 72 nacionalidades diferentes, continuará apostando por el mercado catalán con una sede corporativa nueva de 20.000 m2, situada delante del Hotel Vela de Barcelona. Por esta inversión y por su estrategia internacional, el jurado del premio “Barcelona es moda” concede a Desigual el galardón a la empresa con dimensión y expansión internacional.

www.desigual.com

yporqué



¿Y por qué crear una empresa de moda infantil? Porque la pasión por el diseño y las posibilidades creativas del universo infantil son los puntos fuertes de Andrea Miró, Beth Gilberga y Elisenda Herrera. Tres emprendedoras en 2006 y empresarias en 2011 que han conseguido posicionar su firma de ropa para niños y niñas en 25 países del mundo.

yporqué sella todas sus líneas con la innovación y la creatividad. El resultado son piezas divertidas, estimulantes y cómodas que fusionan la imaginación de tres profesionales del mundo de la publicidad, el diseño y la psicología: tres ámbitos académicos que encuentran un punto de confluencia en los diseños de ropa para niños, especialmente en las camisetas. Son piezas pensadas para estimular los sentidos de los más pequeños que incorporan sonidos, olores, texturas y juegos.

Después de presentar sus colecciones en diferentes showrooms y ferias internacionales del sector como Playtime (París), Kleine Fabriek (Amsterdam) y Pitti Imaginne Bimbo (Florencia), yporqué ha ampliado su colección con complementos y ropa para bebés. Eso sí, el concepto se refuerza y todos los diseños persiguen, además, acercar al máximo los conceptos de juego y moda en una pieza de ropa. Para
conseguirlo, reformulan patrones y potencian sus valores añadidos, de manera que se pueda diferenciar a los niños que visten de yporqué.

Esta casa de moda infantil no dudó del nombre que la identificaría. Tomando como referencia la constante inquietud de los más pequeños por aprender, recurrieron a la pregunta “¿Y por qué?”. Una fórmula con la que quieren dar respuesta a su curiosidad experimentando a través de las piezas de ropa que diseñan.

Por el concepto de empresa multidisciplinar, por la presencia en las principales ferias internacionales del sector infantil y, claro está, por la capacidad de innovación, yporqué ha sido galardonada con el premio “Barcelona es Moda” a la empresa creativa.

www.yporque.com

Isabel Castañer



Existen firmas que constituyen una parte de la historia de la moda y otras que son la misma historia. Este último caso es el de Castañer y su protagonista, Isabel Castañer. En 1968, París esperaba a los propietarios de una empresa familiar situada en Banyoles y con más de dos siglos de historia que buscaban en la capital de la moda por excelencia una salida a la crisis que vivía su firma. Era el primer viaje del matrimonio formado por Llorenç Castañer, el heredero de la casa de alpargatas, y su esposa en busca del mercado internacional. Perseguían el sueño de convertir la alpargata payesa en un artículo de moda, un nuevo calzado capaz de capear la feroz competencia que vivían en los 50.

El resumen de esta historia es que lo consiguieron y los detalles se concentran en valores como el trabajo, la valentía, la innovación y una cierta dosis de intuición. Un combinado que Isabel Castañer puso al servicio de la empresa familiar y que conoció en primera persona Yves Saint Laurent. Este fue el imponente nombre de la moda que ofreció al matrimonio Castañer la primera oportunidad de hacer realidad su sueño. El diseñador francés encargó a la casa Castañer, durante aquella feria parisina, el diseño de una singular alpargata, con cuña, para una de sus colecciones de moda.

Aquel primer encargo por parte de una firma de alta costura se tradujo, con el paso de los años, en muchos más pedidos de grandes casas de moda; todas ellas fascinadas por la capacidad de Castañer y su alma más visible, Isabel Castañer, de combinar la tradición con la tendencia, la artesanía con la exclusividad y el amor por las raíces con el lujo. Tanto es así que hoy día Castañer tiene presencia en 35 países de Europa, Asia y América, y la exportación significa el 80% de la facturación, en la que Italia es el principal mercado exterior. Por todo lo anterior, y por hacer posible la transformación del antiguo negocio familiar de alpargatas en un modelo de empresa exportadora posicionada en el sector de la moda y el lujo, Isabel Castañer ha sido galardonada con el premio “Barcelona es Moda” al profesional.

www.castaner.com

Santa Eulalia


El año 1843 nació una de las boutiques de lujo que con el paso de los años se ha convertido en una de las más emblemáticas de Barcelona y símbolo de la ciudad. Transgresora, e incluso se podría definir como camaleónica, fue la primera en organizar desfiles de moda en sus salones, marcando una tendencia que sería imitada por muchas otras tiendas. A principios del siglo XX, las creaciones de Santa Eulalia se convirtieron en un símbolo de modernidad para la sociedad del país y en referencia de las revistas de moda de la época.

 

Tras cuatro generaciones, Lluís Sans capitanea un negocio al que parece que nada se le resiste y en el que parece que las dificultades sean retos asumibles. Y lo vuelve a demostrar con la inauguración de la tienda en el mismo emplazamiento en el Paseo de Gracia que abrieron en el año 1944 y que entonces sólo se dedicaba a la moda de hombre. Desafiando a la crisis económica, la nueva tienda integra en sus casi 2.000 m2 la oferta de hombre, mujer, una cafetería con terraza y un pop-up store, que cada mes irá cambiando su oferta, tanto en productos como en diseñador. El artífice que ha
sabido conjugar piezas de la historia de Santa Eulalia con la modernidad que el
tiempo actual requiere es el arquitecto William Sofield, que cuenta en su currículum con el diseño de tiendas para firmas como Gucci, Bottega Veneta, Yves Saint Laurent o Tom Ford. Con Lluís Sans repasamos este nuevo proyecto.

 

Con este proyecto tan ambicioso, que ha representado una inversión de casi 6 millones de euros, se quieren mostrar al mundo desde una de las mejores ventanas de la ciudad de Barcelona. Esta apuesta de futuro ha llevado al jurado del Premio "Barcelona es
Moda" a galardonarles como la mejor iniciativa empresarial de esta edición.

www.santaeulalia.com

Servicios de Barcelona és moda

eCommerce

Abre tu negocio en la red   Tu tienda online las 24 horas del día. Permite que tus clientes accedan fácilmente a tus productos con un catálogo online actualizado

[leer más...]

Apoyo al emprendimiento

¿Eres una persona emprendedora? ¿Estás pensando en crear tu empresa?

[leer más...]

Cliente Misterioso

Evalúa el nivel de atención, trato y presencia que ofrece el personal de venta de tu establecimiento a los clientes

Utilizado por empresas y compañías líderes

[leer más...]